jueves, 17 de abril de 2014 23:26
SANTIAGO VAZQUEZ BLANCO:
Director de Personas R
¡Bienvenido Mr. Seligman!
De la era del cambio al cambio de era. ¿'Empresaurios' o empresas emergentes orientadas al desarrollo del potencial de las personas? Martin Seligman, considerado padre de la Psicología Positiva, nos descubre un planteamiento absolutamente innovador en el que el trabajo es una fuente de realización e incluso de felicidad. Vamos a compartir reflexiones sobre cómo aplicar la visión positiva y el optimismo realista a la gestión de personas en nuestras organizaciones; AHORA!
jueves, 20 de marzo de 2014

De acuerdo con la resolución de la Asamblea General del la Organización de Naciones Unidas hoy, día 20 de marzo, es el Día Internacional de la Felicidad; un día inmejorable para recordar que el hombre más feliz es aquel que contribuye a la felicidad del mayor número de sus semejantes, un gran día para recordar que para contribuir a la felicidad de los demás la amabilidad, la generosidad, el altruismo y la solidaridad son herramientas fundamentales.          

http://www.un.org/es/events/happinessday/          

        

Esta semana tuve la oportunidad de compartir experiencias de gestión con el Director General de una empresa multinacional y su Directora de Recursos Humanos y hablamos de lo atrevido que sigue siendo utilizar el término de felicidad en el trabajo, aunque empiecen a verse claramente los resultados y que las investigaciones y la ciencia en general corroboren lo oportuno del enfoque. Parece claro que ante el mensaje negativo generalizado, a veces apocalíptico, se impone la necesidad de desarrollar puntos de vista y actitudes positivas.

        

Seguiremos - Hospital Sant Joan de Déu y Macaco from Hospital Sant Joan de Déu BCN on Vimeo.

Como dice la canción de Macaco:

Si dicen perdido, yo digo buscando.

Si dicen caíste, yo digo me levanto.

Si dicen dormidos, mejor soñando.

          

¡Feliz día de la felicidad, especialmente a aquellos que atraviesan circunstancias difíciles!          

Gracias, Jose Vicente, gracias Laly.



Comentar este post (1)
viernes, 28 de febrero de 2014

Matthieu Ricard es un monje budista francés, que tenía una prometedora carrera en el Instituto Pasteur como biólogo especialista en genética molecular y que dejó su posición para estudiar budismo en el Himalaya; decidió dar un giro radical a su vida y dedicarla al estudio de la felicidad y sobre todo al impacto que sobre ella tiene la práctica de la concentración y el control mental.                    

    

Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría de la Universidad de Wisconsin, y su equipo de colaboradores observaron, a través de un sistema de electrodos conectados al cerebro de Ricard, el nivel de actividad eléctrica en su cerebro mientras llevaba a cabo ejercicios de meditación y practicaba la compasión. La activación de los equipos de medida fue tan grande que los investigadores pensaron en un primer momento que se habían estropeado y repitieron el estudio. El nivel de activación eléctrica equivalía a 30 veces la del grupo de control, especialmente en las áreas más vinculadas a las emociones positivas como el córtex prefrontal izquierdo.

http://www.apd.es/Inicio/Entrada.aspx?i=07d30bae-bd8e-42ca-bffb-7e1e624b4964

Diferentes medios de comunicación, entre ellos The Independent, le calificaron como “el hombre más feliz de la Tierra”.

                             

La semana pasada disfruté mucho releyendo su libro: Happiness. A guide to developing life’s most important skill. En el que incluye varias citas y reflexiones que vale la pena compartir:  

             

Todos los hombres y mujeres quieren ser felices pero para conseguirlo necesitamos en primer lugar entender en qué consiste la felicidad. Jean-Jacques Rousseau.

           

Debemos poner en práctica las cosas que generan felicidad, tanto si tenemos todo, como si tenemos ausencia de todo para llegar a tener algo. Epicuro.        

               

La búsqueda de la felicidad es un elemento esencial en el ser humano. Es la motivación de todos sus actos. La naturaleza del ser humano persigue la felicidad. San Agustín.           

                                 

Buscar la felicidad fuera de nosotros mismos es como esperar que el sol salga en una cueva orientada al norte. Proverbio tibetano.          

           

Aquellos que persiguen la felicidad en el placer, el éxito, la gloria o el poder son como los niños que intentan agarrar un arco iris y utilizarlo de abrigo. Dilgo Khyentse Rinpoche.

                        

Si existe un modo de liberarnos del sufrimiento deberíamos tratar de encontrarlo en cada momento. Sólo un tonto quiere permanecer en el sufrimiento. Kelzang Gyatso, 7º Dalai Lama.

                      

Es muy difícil que la felicidad aparezca sólo por la intención de invocarla. Marcel Proust.

                

Que cobardía desmayarte por la felicidad de los demás y sufrir por su buena fortuna. Montesquieu.        

          

No hay ninguna tarea que sea tan difícil que no pueda ser dividida en pequeñas tareas asequibles. Proverbio budista.

              

Cada uno de nosotros debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo. Mahatma Gandhi.        

                    

En opinión de Matthieu Ricard, la felicidad consiste en una profunda sensación de armonía contigo mismo y con el entorno. La capacidad de ser feliz es una cualidad, una forma de ser pero como toda cualidad debe ser entrenada. La felicidad se construye, requiere tiempo y esfuerzo y para llegar a ser feliz debemos aprender a gestionarnos a nosotros mismos.           

   

Sin duda, todo un ejemplo de humildad y sabiduría.

        



Comentar este post (1)
jueves, 30 de enero de 2014

¿Cuántas veces siendo niños nos han hecho esta pregunta y cuántas veces la hemos hecho nosotros? Bastantes, ¿verdad? Logan LaPlante un niño de 13 años nos habla en TED de su experiencia y nos explica que él de mayor quiere ser feliz.


Siempre he pensado que es muy difícil ser feliz en la vida si no lo eres en el trabajo y para serlo en el trabajo, una buena formación se convierte en un elemento determinante, por lo que hacer un esfuerzo en la etapa educativa para poder dedicarnos "de mayores" a hacer aquello para lo que somos competentes y nos gusta, será fundamental.


El pasado 1 de julio, el periódico USA Today, publicaba en portada un interesante artículo sobre el endeudamiento de los estudiantes americanos para financiar sus estudios. Las cifras son impactantes: 

                                                                                              

• El 65% de los estudiantes universitarios se endeudan para poder estudiar.

• El porcentaje se ha incrementado un 31% entre 2007 y 2012.

• El valor total de la deuda alcanza 1.1 trillón americano de dólares

• La media del capital solicitado fue de 27.547 $ en 2011.

• En uno de cada ocho casos la deuda supera los 50.000 $.

                                                                                                  

Observando estos datos, parece clara la orientación de la sociedad americana hacia los valores intangibles frente a otras sociedades como la nuestra en la que es frecuente endeudarse en el ámbito de lo tangible, (coches, vivienda) pero excepcional apostar por el crecimiento personal y profesional invirtiendo en formación.

                                                                                                     

Según el Informe sobre el panorama de la educación de la OCDE 2013, la población entre 25 y 64 años con un mayor nivel de formación presenta tasas de ocupación sensiblemente mayores, tasas de desempleo sensiblemente menores, así como un nivel salarial más elevado, tanto en España, como en la OCDE y en la UE21.

                                                                                               

Por eso doy la bienvenida a iniciativas como www.quotanda.com , dedicada a créditos para estudiantes internacionales y planteo la necesidad de nuevas y mayores iniciativas de las entidades bancarias en productos financieros para estudiantes.

        

En definitiva, estamos hablando de nuestro futuro individual y colectivo.

        

        

        

        

¡Gracias John!



Comentar este post (0)
lunes, 30 de diciembre de 2013

En estas fechas surgen múltiples propuestas para enfocar los objetivos del nuevo año que está a punto de comenzar. Me parece una buena idea hacer balance y a continuación plantearse nuevos planes de acción, por eso comparto la propuesta que ya en 1930 planteó Bertrand Russell, en su obra La conquista de la felicidad, que está magníficamente resumida en el libro Optimismo inteligente escrito por mi admirado Carmelo Vázquez junto con María Dolores Avia.


Según Russell, considerado como uno de los precursores de la filosofía analítica moderna, “muchas personas que son desdichadas podrían llegar a ser felices si hacen un esfuerzo bien dirigido”, para él, el ser humano tiene en sus manos la capacidad para aumentar sus niveles de felicidad aprendiendo a ser optimista a través de algunas acciones:


1. Abrirse al exterior y olvidarse de uno mismo.

2. Atreverse a ser valientes.

3. Aceptar la propia realidad.

4. Educar y perfeccionar la capacidad de goce.

5. Desarrollar el gusto por el juego.

6. Potenciar el amor y la cordialidad.

7. Ponerse metas alcanzables y con sentido.

        

En definitiva, las verdaderas claves de la sabiduría: flexibilidad, altruismo, coraje, autoaceptación, saboreo, disfrute, amabilidad y significado.

        

En su opinión, “el éxito únicamente puede ser un ingrediente de la felicidad, y saldrá muy caro si para obtenerlo se sacrifican todos los demás ingredientes”.

 

Y como dice la canción de Jorge Drexler:

Cada uno da lo que recibe
y luego
recibe lo que da,
nada es más simple,
no hay otra norma:
nada se pierde,
todo se transforma.

¡Gracias Carlos!




¡Feliz 2014!



Comentar este post (0)
jueves, 21 de noviembre de 2013

Creo firmemente que invertir en educación es invertir en futuro. Sin embargo, me gustaría ir un poco más allá del debate económico sobre la educación porque, en mi opinión, no es ni mucho menos el único ámbito en el que podemos y debemos mejorar; aunque sea importante. Y qué mejor que referirme a Marva Collins para hacerlo.

Marva Collins nació en Alabama en tiempos de la segregación racial, cuando la gente negra de EE.UU. no tenía acceso al uso de las bibliotecas públicas. Como consecuencia de una profunda insatisfacción con la calidad de la educación (tras 16 años como profesora en el sistema público americano en Atlanta y Chicago) decidió abrir su propia escuela en el segundo piso de su casa aprovechando la liquidación recibida que alcanzaba la cantidad de 5000$.

Los niveles de lectura de los estudiantes americanos en 1963 se habían degradado hasta el punto de que cerca de 20 millones de jóvenes de 18 años no podía leer correctamente, 30 millones de adultos eran analfabetos funcionales y el índice nacional de analfabetismo era tres veces más alto que en la Unión Soviética.

Westside Preparatory School fue fundada en 1975 en Garfield Park, un barrio de Chicago. Ya desde el primer año, Marva Collins consiguió que los resultados de sus alumnos (que en muchos casos habían sido evaluados previamente como alumnos de bajas capacidades y que incluso habían sido expulsados de otros colegios) superasen cinco niveles las evaluaciones oficiales de partida.


Su modelo alcanzó una gran trascendencia a finales de los 90 y hoy es considerada una de las principales referencias en innovación en materia de educación. Su vida ha sido llevada al cine con la película The Marva Collins Story (protagonizada por Cicely Tyson y Morgan Freeman), ha rechazado la oferta de dos presidentes de los Estados Unidos (Ronald Reagan y George Bush padre), para hacerse cargo de la Secretaría de Estado de Educación en sus gabinetes, además de haber sido invitada como conferenciante de honor del presidente Carter en la Casa Blanca.

¿Cuáles son las claves principales de su modelo de enseñanza? En su opinión, sobre todo una: aumentar el nivel de autoeficacia de los profesores y de los propios alumnos.

La autoeficacia consiste en la percepción que una persona tiene de sentirse capaz, de tener las competencias necesarias para alcanzar los objetivos o metas que se marca. Es el sentimiento de nuestra capacidad personal. No basta con ser capaz, es preciso creerse capaz.

Según Marva Collins, los mejores profesores tienen en común que confían en sus alumnos, tienen grandes expectativas sobre los resultados que pueden alcanzar y consideran que enseñar no es sólo un trabajo, sino un servicio a la sociedad (orgullo y significado en el trabajo).


En esa línea, Rosenthal y Jacobson desarrollaron una importante investigación donde demostraron que las expectativas y previsiones de unos profesores sobre el rendimiento de sus alumnos, determinaban precisamente las conductas que los profesores esperaban.

La investigación consistió en establecer una serie de equipos aleatorios de profesores y alumnos, salvo uno de los grupos en el que los alumnos eran, supuestamente brillantes. A los profesores de ese grupo, se les indicó que también ellos habían sido elegidos entre los mejores. Ninguna de las dos cosas era cierta ya que tanto los alumnos como los profesores habían sido elegidos al azar. Al finalizar el curso el resultado del grupo “especial” fue notablemente superior a la media obtenida por los otros grupos. La creencia de que eran mejores se autocumplió.

Este “fenómeno” se denomina 'efecto pigmalión' y se basa en la profecía autocumplida, es decir, es una expectativa que incita a las personas a actuar de tal forma que la expectativa se vuelva cierta.

El propio Tal Ben-Shahar (profesor del curso con mayor número de alumnos de la Universidad de Harvard) considera a Marva Collins su role model.

De ella me cautivó su elegancia, su mirada franca y directa, su generosidad. Sin duda, todo un modelo de quien sacar referencias de las que aprender, todo un ejemplo de amor.




Comentar este post (0)
 
BÚSQUEDA DE ASOCIADOS
Nombre:
Zona:
Sector:
Volumen Facturación:
Nº de Empleados:
APD ©2010. Todos los derechos reservados    Politica de Privacidad    Términos de Uso    Publicidad                     Desarrollado por Think & Go !