Sólo necesitas 4 pasos para hacer un folleto atractivo

Mediapost Group Spain 12-09-2017 (0)

Entre el hecho de guardar algo y el de tirarlo hay un mundo. Y todos hemos vivido, en nuestras propias carnes, la diferencia entre recibir un folleto atractivo y un folleto con un diseño poco cuidado: el primero acabará en nuestra mesa del café, listo para ser consultado, y el segundo probablemente en la basura.

Para que la publicidad sea 100% efectiva, según recomiendan desde Geobuzón, hay que invertir tiempo en entender al cliente y descubrir cómo atraerlo. En este ámbito, el poder del papel es innegable: ¿quién no ha pedido, por poner un ejemplo, una pizza tras recibir un folleto atractivo en su buzón? El diseño de la pieza juega un papel muy importante y no debe ser relegado a un segundo plano.

A continuación, os mencionamos 4 sencillos pasos para conseguir un folleto atractivo:

Paso 1: Presta atención a la tipografía

La tipografía que escojamos para nuestro folleto es fundamental, puesto que influirá de manera notable en la primera impresión que transmitamos a nuestro cliente potencial. Te aconsejamos que revises las tendencias en tipografías antes de tomar una decisión: tendrás que decidir si quieres transmitir modernidad, efectividad, variedad, sencillez, etc.

Paso 2: Elige la fotografía adecuada

Seguro que en más de una ocasión hemos oído la frase “una imagen vale más que mil palabras”, y es totalmente cierto. Las fotografías deben escogerse con cuidado, es crucial que la calidad visual sea alta y que estén relacionadas con la propuesta publicitaria.

Paso 3: Incorpora infografías para impactar visualmente

Utilizar infografías es el método perfecto a la hora de simplificar contenido complejo. Los folletos con grandes cantidades de texto no atraen la atención del cliente y tienden a generar rechazo. Considera las infografías como una buena manera de llegar a tu público potencial sin aburrirle.

Paso 4: Crea tus propias ilustraciones

Las ilustraciones son un recurso excelente para dejar volar tu imaginación, siempre teniendo en cuenta que deben ser coherentes con el mensaje que quieres transmitir. Si las ilustraciones que incluimos en nuestro folleto son muy genéricas, existe la posibilidad de que el mensaje transmitido no sea el adecuado.

Los folletos representan a tu empresa ante el cliente, por lo que el diseño general del folleto debe corresponder con la imagen corporativa que quieras transmitir. Y vosotros, ¿habéis utilizado alguno de estos recursos en vuestros folletos publicitarios?