Costa Rica. Un cambio para que todo siga igual

LLORENTE Y CUENCA 16-06-2017 (0)

En Il Gattopardo, el personaje de Tancredi le dice a su tío Fabrizio: "Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi" (“si queremos que las cosas se queden como están, todo debe cambiar”). Parece que Costa Rica siente afinidad por la lógica lampedusiana si atendemos a su extraordinaria capacidad de gestionar los cambios, sin generar rupturas importantes ni en lo político, ni en lo económico, ni en lo social.

La administración del presidente Solís Rivera inició funciones en mayo del 2014 rodeada de una alta popularidad y ambiciosas expectativas propias de un contexto donde, el Partido Acción Ciudadana, que nunca antes había gobernado, se hizo con el Poder Ejecutivo. La institucionalidad costarricense es rígida, lo cual es positivo ya que da estabilidad a largo plazo, pero también imposibilita transformaciones que en muchas ocasiones son necesarias. En ese sentido, el Gobierno se centró en realizar una gestión eficiente y abandonó, desde el principio, la posibilidad de realizar la necesaria reforma del Estado o una modificación amplia y estructural de políticas públicas.

El siguiente artículo elaborado por Desarrollando Ideas, el Centro de Liderazgo a través del Conocimiento de LLORENTE & CUENCA, se presenta una breve reseña de la situación política interna de Costa Rica, a partir de la entrada en funciones de la administración Solís Rivera.

Puedes acceder al informe completo en español.

Puedes acceder a otras publicaciones elaboradas por Desarrollando Ideas en el siguiente link. También puedes acceder al contenido en inglés aquí.