Delegaciones Contacto
Artículo

Ventajas y desventajas de trabajar en casa para trabajadores

Desde hace décadas son muchas las multinacionales que permiten a sus empleados disfrutar de las ventajas de trabajar desde casa. Y más en casos como la situación generada por el coronavirus, que obligan a adaptarse a ello.

Según un estudio de Randstad, el 70% de los trabajadores querrían hacer teletrabajo pero sus empresas no les dejan. Aún así y con los datos en la mano, otro estudio de Adecco cifra en 1,43 millones las personas que en 2018 teletrabajaron. A día de hoy, el porcentaje es muy superior ya que grandes y pequeñas empresas han optado por esta modalidad tras la situación sobrevenida.

En cualquier caso, los expertos no dejan de recordar que teletrabajar no es ningún ‘premio’. Pocos empresarios conocen realmente las ventajas de trabajar desde casa. Y no solo para sus empleados. Claro que también, aunque no lo parezca, tiene sus desventajas. ¿Hacia dónde se inclinará la balanza?

5 ventajas de trabajar desde casa (que las hay) para el trabajador

El teletrabajo no es una opción perfecta, pero permite a algunas personas conciliara mejor su vida personal y profesional. Sobre todo en grandes urbes donde los desplazamientos consumen gran tiempo. Pero también es una opción para aquellas empresas con varias ubicaciones ya que pueden comunicarse con mayor facilidad.

Conciliación laboral

Trabajar desde casa nos permite compaginar mejor la vida laboral y la personal debido a una cuestión de ahorro del tiempo en el desplazamiento y una mayor flexibilidad horaria.

Cuando salimos del entorno laboral, en ocasiones contaminado con excesivas e innecesarias reuniones y tareas multitasking, somos más eficientes y rendimos mejor

No todas las empresas que permiten el teletrabajo tienen un horario fijo, muchas de ellas marcan objetivos semanales o diarios para que la persona se distribuya el tiempo según su criterio y por ende sea más productiva. Consecuencia que se convierte en una ventaja.

Mayor productividad

Está demostrado que cuando salimos del entorno laboral, en ocasiones contaminado con excesivas e innecesarias reuniones y tareas multitasking, somos más eficientes y rendimos mejor. El incremento de la productividad laboral se ve auspiciado por una mayor autonomía para desempeñar las diferentes tareas y procesos que requieren nuestro trabajo.

Ahorro de tiempo y dinero

Depende de donde vivamos y donde trabajemos podemos llegar a ahorrarnos en desplazamientos entre el 5 y el 15% de nuestro salario mensual.

Mayor autonomía y menor estrés

Estar en casa nos da acceso a un entorno menos rígido, con menos tensión y más amigable ya que es nuestro entorno, lo que indudablemente nos lleva a una disminución del estrés laboral. Al tener más autonomía reducimos nuestro estrés.

Los principales inconvenientes de trabajar desde casa también existen

Espacio físico

Al trabajar en casa no llegamos a distinguir muy bien nuestra vida laboral de la personal, lo que puede ocasionar que acabemos trabajando más horas.

Las relaciones laborales fomentan nuestra creatividad, mejoran la comunicación y podemos llegar a estrechar grandes y duraderos lazos de amistad

En el caso de no tener un horario fijo de teletrabajo la situación empeora, ya que la distribución del tiempo puede “mezclarse” y llegar a trabajar hasta en días festivos. La distracción es un aspecto a tener en cuenta ya que cuando no se está solo en casa es fácil distraerse y acabar dejando tareas pendientes de nuestro trabajo.

Relaciones laborales a distancia

Está claro que quizá sea uno de los puntos menos atractivos del teletrabajo, pues aunque pensemos que no son necesarias, las relaciones laborales fomentan nuestra creatividad, mejoran la comunicación y podemos llegar a estrechar grandes y duraderos lazos de amistad.

Riesgo de sedentarismo

Hay personas poco activas que con el teletrabajo pueden ver agravada su situación, pues si ya les cuesta salir de casa y socializarse, esto puede llegar a ser una razón más para aislarse. Cuando trabajamos desde casa es más complicado establecer límites.

Ventajas y desventajas de trabajar desde casa

Consejos para que trabajar desde casa sea más productivo

Para conseguir con éxito una adecuada productividad y eficiencia en el trabajo que realizamos desde casa, es necesario establecer una disciplina y una serie de rutinas que nos alejen de distracciones habituales.

  1. Fijar un horario de inicio y fin: es la manera que tenemos de controlar el tiempo y de desconectar cuando hemos acabado la jornada.
  2. Habilitar una estancia de la casa dedicada al trabajo que no sea un espacio común. El objetivo es relacionar ese espacio específico al trabajo y evitar que se sea usado por otros miembros de la casa. Los muebles determinan nuestra manera de trabajar y es importante cuidar cada detalle de nuestro espacio de trabajo: mesa lo suficientemente amplia, silla adecuada y confortable, iluminación correcta (a poder ser natural)…etc.
  3. Tiempos para descanso off line: el agotamiento hace que no podamos pensar con claridad y resolver situaciones. Es bueno concederse tiempos para desconectar y desviar la atención del trabajo. Volvemos con más energía y foco en la tarea.
  4. Hacer ejercicio y mantenerse activo: evitar a toda costa el sedentarismo. Estar en casa supone que cuando terminamos de trabajar no tenemos que desplazarnos, por lo que nuestra actividad física se ve reducida al máximo. Salir a hacer ejercicio, practicar nuestro deporte favorito…la actividad física nos mantiene vivos y contribuye a nuestra salud física y mental.
  5. Vestimenta y apariencia: resulta lógico que si no tenemos que salir de casa ni ver a ningún cliente o compañero no vamos a vestirnos y peinarnos como si tuviéramos una reunión, pero es bueno mantener siempre una adecuada apariencia física. Mantener las rutinas de higiene y códigos de vestimenta propios para la situación.
  6. Establecer la comunicación y no perder el contacto: mantener la relación con compañeros, jefes y colaboradores es esencial para trabajar, no solo por razones sociales, sino porque necesitamos conocer otros puntos de vista y recibir ayuda desde fuera. La comunicación es vital para trabajar en casa, nutrirnos de otras opiniones.

En resumen, el teletrabajo tiene muchas ventajas pero también inconvenientes. Ahora bien, cada uno sopesa según su situación profesional y personal.

Cada vez más las empresas están modificando sus metodologías y sistemas de trabajo, pero hay una cuestión que debe recibir especial atención y tratarse bilateralmente: la confianza empresa-empleado.

Ahí reside la esencia del trabajo a distancia.

Aurora Laporta
Responsable Digital para APD Centro.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica