Anticipando el futuro. El mundo del trabajo después del Covid-19

Martes 23 de junio, de 10:00h a 11:00h

Visualiza el encuentro digital, ¡ya disponible!

Preguntas a los ponentes

Maria Parames

 

 

María Parames

Directora de Personas y Comunicación de Bankinter

 

¿Cómo será el mundo del trabajo después del COVID y que implicación tendrá en las empresas?

Qué duda cabe que la pandemia marca un antes y un después en el ámbito laboral, ya que ha provocado una situación de vulnerabilidad sanitaria hasta ahora desconocida. Ello ha hecho virar drásticamente el objetivo de las empresas hacia la prioridad de preservar la salud de sus empleados y de sus clientes, con el consiguiente foco en áreas que han pasado a primera línea, como la de prevención de riesgos laborales.

Si intentamos vislumbrar cómo será la etapa siguiente, una vez hayamos doblegado este enorme reto sanitario, puedo apuntar algo que ya vemos: que el mundo del trabajo será mucho más digital que en los meses previos a esta situación. Esta mayor digitalización en el día a día es una característica que permanecerá y la considero, además, altamente positiva. En Bankinter, un banco innovador desde sus inicios, la digitalización es parte habitual del desarrollo de nuestra actividad pero que se ha intensificado durante la pandemia. Durante esta situación, hemos demostrado que nuestro banco puede seguir dando un servicio de alta calidad a los clientes con más del 90% de la plantilla de servicios centrales trabajando en remoto y solo la mitad de las oficinas abiertas, con aproximadamente un tercio de los empleados atendiendo físicamente en ellas. Por tanto, será esencial facilitar que los empleados refuercen sus habilidades digitales, algo en lo que ya estábamos trabajando en Bankinter antes de la pandemia. Asimismo, desde la empresa deberemos facilitar esos espacios de cocreación que son necesarios para que sigamos avanzando, y más aún en momentos de debilidad económica.

Por otro lado, otra de las características que se incorporará con fuerza en el entorno laboral es el teletrabajo, algo que en Bankinter ya teníamos implantado como opción de flexibilidad pero de forma más parcial. Pero me gustaría resaltar que el contacto físico entre los equipos y en la relación con el cliente seguirá siendo esencial puesto que generar confianza será más importante que nunca.

Ante este escenario, las empresas tendrán que propiciar el nacimiento y el desarrollo de líderes que sepan desplegar sus competencias en entornos no solo digitales sino tan absolutamente cambiantes como los generados por la experiencia que hemos vivido en los últimos meses.

¿El teletrabajo ha venido para quedarse o ha sido sólo una medida pasajera?

Sin duda, es un formato que ha irrumpido con fuerza para quedarse. Nuestra experiencia reciente ha sido muy positiva. Pero es importante decidir un modelo global perdurable, puesto que el teletrabajo implantado ha sido una opción forzosa. Ahora, es momento de analizar y pensar en la mejor manera de adaptarlo a cada empresa, en cada sector, ya que no todos pueden incorporarlo. En Bankinter, estamos organizando varios proyectos piloto para probar distintos

modelos que incluyen el teletrabajo con el fin de definir el más adecuado a nuestra cultura de compromiso y a nuestra actividad.

Ahora bien, el teletrabajo no es la panacea: la presencia física, la convivencia en la oficina, las posibilidades de cocreación, la facilidad para dar feedback son aspectos difíciles de transportar a este nueva modalidad de trabajo.

¿Qué opina respecto de cómo influye el nivel educativo de los trabajadores en el acceso a las distintas formas de trabajo flexible?

El nivel educativo y de formación de un empleado siempre es un valor en sí mismo y lo seguirá siendo en un futuro. Un empleado altamente formado siempre estará más capacitado para afrontar con éxito cualquier reto laboral que se le presente y para asumir nuevos proyectos o nuevas formas de trabajar. No obstante, más allá de ese nivel formativo, la habilidad más demandada en las empresas en un mundo tan aceleradamente cambiante como el actual es la capacidad de aprender, así como la de trabajar en equipo con un alto nivel de exigencia, cualidades ambas que tienen un efecto multiplicador si además vienen acompañadas de ese nivel formativo antes comentado.

Dentro de ese ámbito formativo, los perfiles más demandados hoy día son los analíticos y expertos en STEM, si bien la diversidad de perfiles dentro de una empresa seguirá siendo imprescindible.

Remedios Orrantia

 

 

Remedios Orrantia

Directora de RRHH e Inmuebles de Vodafone

 

¿Cree que se verá impactado el modelo de ‘Hot Desking’ ante determinados handicaps como los protocolos, el uso individual de materiales o el distanciamiento entre personas?

Creo que los espacios a los que vamos a ir van a ser compartidos donde se deberán mantener las medidas de higiene necesarias para evitar contagios hasta que salga la vacuna. El nuevo concepto de oficina será completamente diferente donde los empleados tendrán sitios abiertos y compartidos para determinadas actividades dado que los porcentajes de smartoworking se introducirán con mayor intensidad en las empresas.

¿Qué puede suponer el hecho de dotar de tecnología y conectividad a los puestos de trabajo en un contexto como el actual?

La digitalización del puesto de trabajo y la tecnología para determinados puestos de trabajo sin lugar a dudas tiene beneficios de productividad se optimizarán tiempos de traslados, se ganarán en flexibilidad y conciliación, tendrá un impacto importante para el planeta , se podrán reactivar determinadas áreas geográficas dado que el talento podrán estar trabajando desde se considere más productivo. Tenemos que tener en cuenta que tb nuestros clientes se han vueltos más digitales con lo que no solo en entorno laboral va a ser más tecnológico sino que nuestros procesos de negocio también lo deberán ser. La experiencia del covid 19 nos ha hecho a todos ver la importancia de la tecnología y la conectividad , ello abrirá un nuevo abanico de posibilidades que deberemos saber aprovechar


Sobre el encuentro

Nunca nadie pudo predecir la situación que estamos viviendo ni cómo una crisis sanitaria podía afectar de tal manera a la forma en la que vivimos y nos relacionamos. La irrupción global del virus COVID-19 se sentirá por mucho tiempo ya que afecta a las vidas de nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo, socios y clientes.

Hay que pensar, por lo tanto, en qué medidas de acción pueden llevar a cabo las organizaciónes para fomentar una cultura resiliente que repercuta de manera positiva en la productividad tanto de los empleados como de la propia compañía. Porque en esta nueva realidad, más que nunca, un entorno productivo se basa en asegurar el bienestar físico, psicológico y cognitivo de las personas. Cuando los equipos empiecen a regresar a la oficina las empresas van a tener que tomar algunas medidas para conseguir que sus trabajadores puedan aportar todo su potencial creativo y de innovación de manera que repercuta positivamente en la productividad de la compañía.

Te interesa acceder si:


Quieres conocer cómo será el mundo del trabajo después del COVID y que implicación tendrá en las empresas

A quién va dirigido:


A todos los profesionales que piensen que su trabajo ha quedado impactado por el COVID19.

Expertos

¿Quieres más información?

Para cualquier consulta estamos a tu disposición:
607 506 285
Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica