Delegaciones Contacto
Opinión

¿Qué mundo queremos al final del túnel?

La crisis que ha traído consigo el coronavirus lo ha alterado todo. Hasta aquello que creíamos más obvio. Como que el ruido no siempre se mide en decibelios: que levante la mano quien no haya experimentado, con especial intensidad estos días, el bullicio digital y esa fatiga informativa (o desinformativa) que tan acertadamente describe Byung Chul Han. O que el desarrollo de un país es algo más que su PIB: no hace falta recurrir a propuestas cuasi metafísicas como el índice de Felicidad Interior Bruta de Bután para afirmar que el verdadero progreso debe integrar las variables ambiental y social y que, sin una biosfera sana y un estado de bienestar robusto, no hay economía posible. O que la cercanía, ya sea entre familiares o amigos, o entre tus empleados y colaboradores, no la determinan los kilómetros, ni siquiera los planes de digitalización, sino los valores y la cultura corporativa. Por algo nos gusta tanto el nombre elegido para este espacio de encuentro digital impulsado por la APD, «A menos de un metro de ti».

Tenemos el deber moral, y la oportunidad única, de proyectarnos en esa salida y diseñar el futuro que queremos

Unidades de medida aparte, otro de los grandes aprendizajes que nos deja este trance, cuyos coletazos no aplacará ni la llamada desescalada ni las fases spielbergianas, es que el liderazgo del siglo XXI debe ser coparticipado, inclusivo, horizontal, valiente y facilitador.

Lo recordábamos en nuestro III Estudio Marcas con Valores, en un capítulo dedicado precisamente al «nuevo liderazgo» que exigen los grandes megadesafíos de la década 20/30: las brechas sociales, la emergencia climática, la disrupción tecnológica y la salud y la seguridad, que aparecían de forma tácita y transversal y que ahora se han repriorizado.

No hace falta recurrir a propuestas cuasi metafísicas como el índice de Felicidad Interior Bruta de Bután para afirmar que el verdadero progreso debe integrar las variables ambiental y social

En el Estudio, definimos la Política, en mayúscula, como ese arte virtuoso de organizar el entorno en el que nos ha tocado vivir; aquella que no se encasilla en ideologías, sino que se centra en el bienestar de las personas; aquella que en ningún caso es territorio exclusivo de los políticos, sino que se ejerce desde todas las esferas públicas o privadas, individuales o colectivas.

Las organizaciones tienen el reto de comprender aquellas cuestiones que impactan en el día a día y en el bienestar de sus empleados y de sus clientes, que antes de eso son ciudadanos y, por encima de todo, personas. A ellos y a nosotros como organizaciones nos envuelve la misma realidad social, una realidad líquida, glocal y humano-digital a la que debemos responder.

En un momento en el que la incertidumbre se apodera del paisaje, no podemos quedarnos de brazos cruzados hasta divisar la luz al final del túnel, sino que tenemos el deber moral, y la oportunidad única, de proyectarnos en esa salida y diseñar el futuro que queremos.

La salud y la seguridad ahora se han repriorizado y se suman a otros desafíos urgentes como la desigualdad, la emergencia climática y la disrupción tecnológica

El revés económico será duro, independientemente de que la recuperación finalmente adopte forma de V, de W o de raíz cuadrada, como nos decía recientemente el economista Antón Costas. Pero no olvidemos que los mimbres están creados: el Green Deal, los Fridays For Future, el auge del consumo consciente, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el colosal avance de la ciencia…

Parece que hemos entendido que vivimos en un hábitat común de riesgos compartidos. Es el momento de priorizar el «nosotros» frente al «yo» individualista y de encontrar espacios de consenso y de corresponsabilidad. El reto es de y para todos.

Marta González-Moro
CEO de 21gramos e impulsora de Marcas con Valores.
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica