Delegaciones Contacto
Artículo

¿Qué es la firma electrónica avanzada y cuándo utilizarla?

Los sistemas de firma electrónica son fundamentales para realizar todo tipo de trámites. Si bien la regulación en España data desde 2003, el actual Reglamento Europeo es de 2014 y los últimos años se han introducido nuevas modalidades y exigencias. Entender qué es la firma electrónica avanzada, su nivel de seguridad y los contextos en los que se puede utilizar, es fundamental para cumplir con la normativa y evitar ponernos en riesgo.

¿Qué es la firma electrónica avanzada?

La firma electrónica avanzada son una serie de datos cifrados que se adjuntan en un mensaje electrónico con el objeto de identificar a la persona que la envía. De esta manera, se consigue asegurar que el mensaje se envía de manera original sin ningún tipo de modificación, lo que se denomina integridad.

En los últimos años han aumentado el número de operaciones que se realizan mediante este sistema y paralelamente ha crecido la demanda de seguridad

Uno de los principales objetivos de este tipo de firma es redoblar las garantías legales. En los últimos años han aumentado el número de operaciones que se realizan mediante este sistema y paralelamente ha crecido la demanda de seguridad.

La firma electrónica avanzada cumpliría con esta condición porque, a priori, los datos los crearía el propio usuario, de manera que se redoblan las garantías.

¿Todas las firmas electrónicas valen igual?

Es importante indicar que las firmas electrónicas se pueden utilizar en diversos contextos pero que, en función del nivel de identificación y de la seguridad, tendrán o no validez legal. Este es el motivo por el que se da una importancia creciente a los sistemas que garanticen la identificación e integridad del documento.

Hay una diferencia cualitativa entre la firma electrónica simple y la avanzada: la identificación del firmante, que en el primer caso no se da pero en el segundo sí. Así, se redoblará la seguridad en estos casos y se permitirá firmar determinados documentos importantes.

¿Cuándo utilizar la firma electrónica avanzada?

¿Qué es la firma electrónica avanzada y cuándo se utiliza? La firma electrónica avanzada se puede utilizar en contextos formales. La regulación práctica figura en el Reglamento Europeo Nº 910/2014. No obstante, hay que indicar que la Ley 59/2003 de Firma Electrónica ya establecía en su artículo 3.2 que la firma electrónica avanzada es aquella que permite identificar de modo unívoco al firmante en cuestión.

Tendencia de uso de este mecanismo

De alguna forma, la tendencia de la legislación ha sido complementar las garantías introduciendo nuevos elementos o acotando las posibilidades existentes.

Por esta razón, la firma electrónica avanzada es, hoy por hoy, un sistema que valdrá para distintos casos formales y la firma electrónica simple valdría para contextos más informales o en los que el nivel de exigencia es menor.

La firma electrónica avanzada cumpliría con esta condición porque, a priori, los datos los crearía el propio usuario, de manera que se redoblan las garantías

Simplificando, se puede decir que la firma electrónica simple sirve solo para determinados casos, mientras que la firma electrónica avanzada serviría siempre. Por lo tanto, se trata de una modalidad que, a priori, ofrece más garantías y versatilidad para el usuario medio.

¿En qué tipo de documentos se utiliza esta firma?

Hay que señalar que este tipo de firma se puede utilizar en cualquier documento firmado de esta forma ante un tribunal o Administración.

Precisamente, el principal valor añadido de la firma electrónica avanzada es la capacidad de llegar donde no llega la firma simple. De hecho, se adjuntan los siguientes casos paradigmáticos en los que se puede utilizar la firma electrónica avanzada.

1. Contratos

Cuando un contrato no se puede firmar de puño y letra, la firma electrónica avanzada es la mejor alternativa que existe porque garantiza la identificación del usuario. Así se puede firmar desde lugares muy distantes entre sí con toda la seguridad, de manera que se facilitan los acuerdos y transacciones económicas en mundo globalizado, porque ya no es obligatorio estar en el mismo lugar.

Es importante decir que este tipo de firma se podría utilizar en un contrato público o privado. Un notario está obligado a aceptarla si se cumple el protocolo, de manera que se flexibilizan las condiciones.

2. Documentos oficiales

Si se trata de firmar documentos oficiales, la ventaja de esta firma es que ofrece la seguridad del cifrado, que no permite intrusiones de extraños ni hacking. Este es el motivo por el que las leyes se podrían firmar con este tipo de herramienta, puesto que los últimos años se han reclamado mayores garantías.

Por otra parte, hay que recordar que este tipo de firma facilita el trabajo del día a día porque se podrán realizar gestiones ordinarias ante la Agencia Tributaria, la Seguridad Social o Sanidad. Huelga decir que este tipo de firma vale para las administraciones estatal, autonómica o local.

Conclusión

Cuando los usuarios se preguntan qué es la firma electrónica avanzada, han de saber que es el mecanismo que permite que el usuario se identifique al firmar un documento. Esta modalidad permite firmar contratos mercantiles, pero también documentos oficiales y es válida ante un tribunal de justicia. Por lo tanto, es conveniente conocer su funcionamiento porque a veces será necesario utilizarla.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica