Delegaciones Contacto
Artículo

Principales diferencias entre Big Data y Business Intelligence

A pesar de las notables diferencias entre Big Data y Business Intelligence, su aplicación conjunta dentro de las organizaciones hace que sea difícil, en ocasiones, discernir un concepto de otro. En todo caso, existe una complementariedad que induce este error de enfoque tan común. El tratamiento masivo de datos es imprescindible para depurar y seleccionar los datos que son realmente significativos para una empresa.

Estos pueden ser usados por las herramientas dedicadas al BI para tomar las decisiones acertadas que permitan sellar negocios de forma inteligente y aumentar el rendimiento de cualquier iniciativa.

Big Data y Business Intelligence​: qué son

Para comprender las diferencias entre Big Data y Business Intelligence, hay que conocer ambos conceptos.

¿Qué es Big Data?

El Big Data permite gestionar y procesar, a través de algoritmos innovadores y a alta velocidad, grandes volúmenes de datos, ya sean estructurados, semiestructurados o no estructurados. Esta información se obtiene mediante diversas fuentes, como por ejemplo: teléfonos inteligentes, sensores, GPS, redes sociales, Internet, encuestadoras o empresas especializadas. De este modo, ofrece a las empresas la posibilidad de identificar los que son útiles y beneficiosos para su correcto funcionamiento.

¿Qué se entiende por Business Intelligence?

Para entender qué es Business Intelligence, o inteligencia de negocio en español, hay que partir de la base de que es una secuencia léxica que se emplea para hacer alusión a las aplicaciones informáticas, la infraestructura necesaria y las prácticas que posibilitan acceder y analizar la información recopilada por las empresas. La misma se usa para mejorar la toma de decisiones.

Esta especialidad analítica crea las condiciones óptimas y aporta las herramientas imprescindibles para realizar un análisis de calidad de los datos que se obtienen con el Big Data.

Por lo tanto, esta tecnología contribuye a que las empresas gestionen y clasifiquen eficientemente la información que pueden obtener a través de diferentes medios para predecir posibles áreas conflictivas o problemáticas. Así como los mejores métodos de solución y optimizar la toma de decisiones o sugerir nuevos productos a los clientes.

diferencias entre Big Data y Business Intelligence

Diferencias entre Big Data y Business Intelligence

Ambos recursos brindan un valor añadido para trazar adecuadas estrategias de negocio. Sin embargo, difieren en los siguientes aspectos.

Funcionamiento

Las soluciones pertenecientes al Big Data ejecutan funciones de proceso a los datos, lo cual permite gestionar un mayor volumen de información. En cambio, el business intelligence lleva los datos a las funciones.

Las soluciones basadas en Business Intelligence trabajan con datos estructurados, que son previamente guardados en un servidor de base de datos central o un entorno denominado data warehouse. De esta manera, operan con los datos de forma offline. En cambio, con el Big Data se manejan, en poco tiempo, grandes cantidades de datos independientemente del formato que tengan o de su fuente.

Procesamiento

La tecnología del tratamiento masivo de datos se apoya en las concepciones del procesamiento paralelo masivo para optimizar la velocidad del manejo de datos. Para ello, ejecuta diversas instrucciones a la vez, cuyos resultados se comparan, se agrupan y se analizan antes de presentarle la solución final al usuario. Por su parte, con BI se opera a través de consultas a su base de datos.

Almacenamiento de datos

Con el Big Data, los datos se agrupan en varios servidores, ubicados en diferentes espacios. Así, tienen varias direcciones físicas. Con el empleo de los sistemas de ficheros distribuidos para guardar la información se garantiza, entre otros aspectos, que los entornos sean más flexibles y más seguros. Sin embargo, con el Business Intelligence los datos tienen que almacenarse con anterioridad en un servidor, para que, posteriormente, sea efectuado su procesamiento y el análisis correspondiente.

Análisis de datos

Con el Big Data es posible analizar datos útiles para las empresas, aunque tengan diferentes formatos, esto es una gran ventaja si se tiene en cuenta que la mayor parte de la información disponible en Internet, se clasifica como semi-estructurada o no estructurada. De hecho, se calcula que solamente el 20 % de esta es estructurada.

Además, los datos que se gestionan usando el Big Data pueden ser del pasado u operados en tiempo real. No obstante, con el Business Intelligence solamente se podrá tener acceso a los datos que han sido clasificados, convertidos y almacenados previamente.

Perfiles profesionales

Ambas tecnologías son operadas por perfiles diferentes. Por norma, las posiciones vinculadas al BD son usuarios con una fuerte formación técnica: ingenieros, expertos en estadística o matemáticos, por ejemplo. Contrariamente, los equipos centrados en BI, tienen carreras como ADE, Ciencias Económicas, mercadotecnia, etc. Desde el punto de vista departamental, los primeros responden ante el CTO mientras que los segundos lo hacen ante el CSO o el CEO, si este está involucrado en el análisis de datos.

A pesar de las diferencias entre Big Data y Business Intelligence, estas tecnologías permiten realizar una correcta gestión de la información y llevar a cabo la automatización y la predicción de numerosos acciones. Tales actuaciones favorecen un aumento de la rentabilidad en las empresas.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica