Delegaciones Contacto
Opinión

«Tenemos una misión»

“Everyone gets everything he wants. I wanted a mission, and for my sins, they gave me one”

Captain Benjamin Willard, Apocalypse Now.

 

¿Cómo conseguir el impacto perseguido con las políticas públicas de innovación? Durante años, Europa se ha hecho esta pregunta, contemplando como sus inversiones públicas en ciencia, tecnología e innovación, aunque conseguían situar la producción científica europea muy alta en el ranking internacional, no se traducían en el pretendido desarrollo industrial y económico en términos comparativas con otras geografías, la norteamericana en particular.

La profesora Mariana Mazzucato, bajo el paraguas de su “Estado Emprendedor”, situó al concepto de las misiones en el centro de un nuevo paradigma innovador que ha encontrado su encaje en el futuro programa Horizonte Europa, incluso en iniciativas nacionales. La idea es poner a trabajar a todo el ecosistema innovador en la resolución de un problema, sin prejuzgar el camino ni los actores, centrándose en los resultados perseguidos. Situar un hombre en la Luna, como se hizo en los 60, es el ejemplo inspirador de esta forma de innovar.

Mientras se discutía a escala europea, y nacional, el marco conceptual y las misiones que deberían ser priorizadas, los acontecimientos nos han puesto delante una misión ineludible: vencer a la pandemia del COVID-19.

Si nos ceñimos al ámbito puramente sanitario, esta “guerra” se ha desplegado en múltiples frentes, en una lista aún inacabada: desarrollo de test de diagnóstico, tratamientos farmacológicos, equipamiento médico como los respiradores, productos de higiene y protección, la ansiada vacuna, herramientas digitales para la gestión del comportamiento de la población, asistencia médica no presencial… con un plazo muy definido: hoy mejor que mañana. Aunque el objetivo ideal es la erradicación del COVID-19 a escala global, en el medio plazo quizá debamos conformarnos con conseguir llevar su impacto a niveles tolerables como se ha hecho con otras enfermedades que fueron letales.

España y Europa deben revisar su estrategia industrial a la luz de esta crisis y la obligada recuperación que necesitamos empezar a diseñar desde este momento

Esta lucha global contra la pandemia ha magnificado ante la opinión pública al menos dos ámbitos: el papel central de la ciencia y la tecnología en la resolución de los problemas de la humanidad, y la importancia del acceso a las capacidades industriales y servicios esenciales. Lecciones aprendidas a tan alto coste no deben olvidarse.

En el terreno de la ciencia y la innovación hay enseñanzas y experiencias que sobresalen. El papel de los datos para el desarrollo de la ciencia, y los beneficios de los intercambios internacionales de información. La relevancia de los equipos multidisciplinares. Asimismo, ha quedado patente la importancia de invertir en conocimientos e infraestructuras que permitan acelerar la respuesta ante este tipo de desafíos, y que no se improvisan. La colaboración público-privada ha sobresalido, frecuentemente a través de experiencias de innovación abierta, en ecosistemas surgidos ad-hoc desde la urgencia y el voluntariado personal, empresarial e institucional.

La necesidad de contar con capacidades esenciales en industria y servicios también ha resultado patente. Nuestro país ha superado con nota el reto derivado de la demanda de servicios de telecomunicaciones y de logística, entre otros, lo que nos ha permitido disfrutar de productos de consumo básicos y la migración a nuevas formas de trabajo e interacción social. Sin embargo, el frente industrial arroja serios interrogantes cuando observamos la dependencia patente de determinados productos fabricados sistemáticamente en otras geografías.

España y Europa deben revisar su estrategia industrial a la luz de esta crisis y la obligada recuperación que necesitamos empezar a diseñar desde este momento. Es hora de reinventarnos.

Luis Fernando Álvarez-Gascón
Director General de Secure eSolutions de GMV
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica