Delegaciones Contacto
Artículo

Creando equipos de Alto Rendimiento: las mejores herramientas para la motivación y la automotivación

Controlar los pensamientos, controlar nuestro entorno. En definitiva, controlar la realidad. Esa es una de las claves para quienes quieren convertirse en verdaderos líderes empresariales. Lo dice Luis Soldevilla, quien sabe bien de lo que habla. Ponente principal de la jornada APD ‘Creando Equipos de Alto Rendimiento: ¿cómo sacar lo mejor de ti?’ que se celebrará el próximo 20 de septiembre en Málaga, el experto formador y consultor en Actitudes de Alto Rendimiento, asegura que la creación de equipos de alto rendimiento es una de las tendencias actuales en el mundo empresarial y él conoce a la perfección las técnicas para conseguirlo.

Para ser líder es importante estar motivado al máximo. Y, aunque a veces pueda parecer una utopía, es posible conseguirlo. Según Soldevila, esto esesencial para que todo marche sobre ruedas: “Un líder que motive tiene que ser un líder que esté motivado. Es imposible motivar si tú no estás motivado, es imposible liderar si tú no te autolideras”.

¿Cuáles son los factores de motivación y cómo podemos potenciarlos?

 “Me gusta entender la motivación como la suma de las palabras motiva-acción, es decir tener un motivo que nos lleve a la acción”, explica Soldevilla a APD días antes de la celebración del mencionado seminario.Para él, la clave de la motivación, algo imprescindible en las empresas de hoy, comienza en uno mismo: “Lo que intento dar son herramientas para que uno se motive a sí mismo. Si lo conseguimos, la herramienta es mucho más poderosa porque depende de nosotros. Si lo dejamos todo en manos de agentes externos, perdemos cierto control”.

Los factores de la motivación son esenciales para desarrollar nuestras actividades con el máximo rendimiento. Según Soldevilla, accionándolos o dominándolos esos factores actuarán como resortes que potencien nuestra motivación en el ámbito empresarial. Es decir, que alcanzaremos mejor nuestros objetivos.

“Uno de los factores es el entorno y representa el 25% del total. El entorno, efectivamente, afecta, no es lo mismo salir al campo de tu equipo favorito y tener a cien mil personas gritando tu nombre a que salgas y solo haya diez”, explica el experto recurriendo a una metáfora futbolística:“Lo primero te va a motivar. Lo segundo te va a provocar un bajón. Ahí se ve cómo el entorno importa. Pero no condiciona porque la verdadera motivación es la automotivación”, explica.

Soldevilla es un experto en la materia. De formación, es Ingeniero Superior en Informática por la Universitat Politècnica de Catalunya. Es también Diplomado por el IESE-Universidad de Navarra, y la mayor parte de su trayectoria la realizó como consultor y directivo del Deutsche Bank Group en siete países distintos. Pero si por algo sabe bien lo que es la automotivación, es por lo que vivió entre los años 2007 y 2009. En aquel entonces, se encargó de abrir la filial tecnológica del grupo en Estados Unidos en el año 2007. Su cargo: Head of New York Office. Corría el año 2008 cuando, desde su despacho número 14 de Wall Street pudo presenciar la caída en picado del sistema financiero, la quiebra de Lehman Brothers y el epicentro del torbellino de crisis económica que llega hasta nuestros días. Presenció lo peor. Superar eso tras verlo con tus propios ojos no debe de ser fácil. Pero lo consiguió:“Ahí está la automotivación: en superar las adversidades que el entorno plantea”.

El autoconocimiento y la automotivación: cuando el éxito nace de uno mismo

¿Cómo conseguir imprimirnos esa motivación en nuestro día a día? ¿Hay una receta mágica para arrancar a diario a toda máquina pese a todas las adversidades que se nos presenten? ¿Cuál es la poción secreta para lograr la motivación? Eso, asegura Soldevila, depende de cada uno. Cada persona es un mundo.

“Hay personas que nacemos súper motivadas, yo me incluyo en en este grupo, soy un motivado de la vida. El primer paso empieza por nosotros mismos. Normalmente, las palabras que empiezan por ‘auto’ nos dan un poco de pereza y están mal vistas: autoayuda, autoreconocimiento…Sin embargo, estoy convencido de que la automotivación es realmente potente y el autoconocimiento es el primer paso para conocernos y para conseguir llegar a esta mejor versión de nosotros mismos”.

El líder es siempre el primero y el último, el que más anima, el que se preocupa por todos, el que levanta a cualquiera en cualquier momento. Y eso, indudablemente, repercute en los que trabajan con él: “El liderazgo se produce por contacto, por imitación, por ósmosis. Si vemos a un líder motivado, nos motivaremos”.

Como dice Soldevilla, no hay mejor vendedor que el que está enamorado de su producto, y esta es una convicción propia de auténticos líderes.“Creer en uno mismo y en el trabajo que hace siempre es, al final, la auténtica receta del éxito”, sugiere el experto.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica