Delegaciones Contacto
Artículo

¿Cómo medir si tu empresa es (realmente) competitiva? 5 claves que no debes dejar escapar

Hoy más que nunca medir la competitividad de una compañía se postula como un aspecto crítico para abordar el futuro y mantener una posición sostenible en el mercado. No es en absoluto una cuestión baladí. Asistimos a un momento en el que la mayoría de estadísticas relacionadas con la mortalidad empresarial son claras en sus conclusiones: un alto porcentaje de empresas cesan su actividad antes de cumplir la década.

Desde luego, tal y como aseguran desde Improven, “el éxito a lo largo del tiempo tiene poco o incluso nada que ver con la casualidad o la suerte. De hecho, es muy importante contar con un proyecto realmente retador y con un talento comprometido con los objetivos y el modelo de negocio, porque hoy los números no bastan”.

El éxito a lo largo del tiempo tiene poco o incluso nada que ver con la casualidad o la suerte

Ante este paradigma son cada vez más los directivos que se preguntan: ¿qué puede poner en riesgo la salud de mi empresa? ¿Conozco en profundidad cómo van a afectar a mi empresa y sector las nuevas tendencias? ¿Qué factores condicionan nuestra competitividad? Y sobre todo, ¿cómo realizar un diagnóstico certero de la misma?

Medir la competitividad, en 5 pasos

Pararse y reflexionar sobre los nuevos escenarios en los que competir mejor es –así lo apuntan los analistas- el primer paso. Todo un proceso de análisis sobre el modelo de negocio y nuestra propuesta de valor como compañía, que según los expertos de Improven podemos materializar en 5 pasos a los que debemos prestar especial atención:

1. Evaluar la evolución de las ventas y de la rentabilidad 

Siempre respecto a años anteriores y respecto a la situación del propio sector al que pertenece la compañía, siendo exigentes con los objetivos marcados. En otras palabras… “hemos aumentado ventas pero… ¿hemos incrementado cuota de mercado?”.

2. Analizar los procesos y la productividad

Para ello hay que ahondar en cuestiones como el grado de alineación de los procesos con la estrategia marcada, analizando si nuestro foco de atención y nuestra fuerza como compañía está en la parte más estratégica, en el core del negocio, y comprobando si la tecnología de la que disponemos se está aplicando correctamente con el fin de optimizar los procesos operativos.

3. Medir la calidad del equipo

Contar con el talento adecuado es fundamental para llegar a una consecución exitosa de nuestros objetivos, por lo que preguntarnos “¿tengo el equipo adecuado para competir?” o “¿a cuántos profesionales de mi equipo me llevaría a desarrollar un nuevo proyecto?”, ayudará indudablemente.

4. Radiografiar nuestra estrategia

¿Soy uno más en mi sector? ¿Soy diferente? Preguntarnos con qué valores diferenciales cuenta nuestra estrategia y, sobre todo, saber si esta nos obliga a mejorar y diferenciar nuestro servicio o producto nos facilitará identificar si contamos con la competitividad suficiente para abordar las consecuencias derivadas de la redefinición constante de los sectores, canales y clientes que más nos afectan.

5. Observar las tendencias de nuestro entorno

La necesidad de sistematizar los procesos de observación y entendimiento del entorno con el fin de detectar con la mayor antelación posible cómo los cambios sectoriales, sociales o tecnológicos pueden afectarnos, es quizá una de las principales cuestiones a tener en cuenta.

En definitiva, 5 pasos que nos ayudarán a atisbar un horizonte más claro en clave de competitividad, y conocer con mayor exactitud si seguimos siendo atractivos a los ojos de un inversor.

En la fiabilidad del diagnóstico está el secreto

Los expertos no lo niegan, medir la competitividad es un ejercicio duro y requiere de mucha objetividad. Esta es la razón por la que se aconseja contar con un partner con la suficiente experiencia a la hora de realizar el diagnóstico.

Un diagnóstico que, de cara a su fiablidad, ha de reunir una serie de “imprescindibles” que, en opinión de los consultores de Improven, podrían resumirse principalmente en:

  • Claridad en la definición de la estrategia. ¿Tenemos claro dónde queremos llegar? ¿Estamos haciendo todo lo necesario para llegar?
  • Objetividad en la revisión de la evolución de las ventas (por segmento de clientes)
  • Rigor en el análisis de la rentabilidad de clientes y productos.
  • Disposición de indicadores y objetivos relacionados con el cumplimiento de la estrategia y de los objetivos operativos de ventas, productividad, rentabilidad, caja los relacionados con el talento.

medir la competitividad

¿Competitivos en el siglo XXI? Es posible

Mantener o reconducir nuestra competitividad frente a nuestros principales competidores en pleno siglo XXI es algo ineludible. Al igual que lo es anticiparse al mercado e incrementar de este modo la capacidad de dar respuesta para asegurar la sostenibilidad del negocio. Pero, ¿qué palancas son las que funcionan en el mercado actual?

Según se desprende del ‘Observatorio de Competitividad Empresarial’ elaborado recientemente por la Cámara de Comercio de España, “las empresas de mayor tamaño crean más empleo, están más internacionalizadas, invierten en innovación en mayor medida, están más digitalizadas, son más productivas y tienen un mejor acceso a la financiación”.

Sin el tamaño suficiente, cabe el riesgo de perder la posibilidad de generar economías de escala

En la misma línea, desde Improven aseguran que “sin el tamaño suficiente, además de poder ser relegado a un segundo plano por competidores más globales y eficientes, cabe el riesgo de perder la posibilidad de generar economías de escala”.

Sin embargo, los expertos de la consultora inciden también en el hecho de que, sumado a lo anterior, contar con ingredientes como “una gran ambición para afrontar la ideación de nuevos productos, canales y segmentos; rapidez y efectividad a la hora de definir las principales áreas de mejora; velocidad a la hora de conseguir resultados a corto plazo; y una total involucración del mejor talento” son factores clave para situarse a la vanguardia.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica