Delegaciones Contacto
Artículo

Cómo mejorar la comunicación en la empresa: 5 técnicas infalibles

Para el buen funcionamiento de la empresa es fundamental saber cómo mejorar la comunicación dentro de la empresa. Una buena comunicación es imprescindible si queremos que los engranajes y la maquinaria de la compañía funcionen como es debido, la comunicación interna dentro de una empresa debe ser clara, directa, legible y, en definitiva, bien compartida.

Atrás dejamos una etapa en la que el diálogo unilateral predominaba por encima de una comunicación bilateral eficaz y efectiva, que restaba productividad, potencia y credibilidad a la empresa. La inclusión de estrategias para la buena comunicación incrementan la calidad de la relación interdepartamental y aumenta la calidad del producto final. Insufla confianza y entrega en el puesto de trabajo.

Técnicas para mejorar la comunicación dentro de la empresa

Son muchas las técnicas que se aplican hoy en día, nosotros seleccionamos cinco que destacan por su sencillez en la puesta en práctica y por su impacto en los resultados de las organizaciones: 

1. Desarrollo de la empatía

Desde hace un tiempo atrás se habla de la empatía como la solución a todos los problemas dentro de la empresa. Si bien esta sentencia se trata de una exageración, es cierto que nos encontramos frente a un punto imprescindible para una comunicación de calidad y el buen funcionamiento de la empresa. Tanto es así que se está convirtiendo en una auténtica fuente de ingresos para las compañías internacionales. 

La empatía trata de entender, de observar al otro, de ponerse en su lugar; interiorizar reacciones y respuestas. De esta forma, la comunicación se hace fácil y anulas el factor sorpresa, acudes al lenguaje apropiado y el feedback es satisfactorio.

2. Contemplación e imitación

Atendiendo a que el 90% de la comunicación interpersonal llega a través de gestos, el Mirroring o  juego de la imitación, sería una técnica a la que acudir. Se trata de un refuerzo empático y sirve para conocer un poco más a tus compañeros de trabajo: observas el lenguaje corporal de la persona y utilizas sus gestos para generar complicidad.

Cruzar las piernas, entrecruzar los dedos de las manos, una sonrisa… Cualquier gesto que has observado en tu interlocutor es bueno para imitar y conseguir su atención. Vickie Austin, fundadora de la empresa Choices Worldwide, incidía en un artículo publicado en Alto Nivel en que la idea es retardar la imagen del espejo, es decir, hay que esperar un tiempo para imitar un gesto y no correr riesgo de malinterpretaciones.

3. Contagiar la pasión por el trabajo

Hacer ver a tu equipo la pasión que sientes por el trabajo les invita a ellos también a trabajar apasionadamente. También, de esta forma, se les insufla seguridad. Hay que hacerles ver que son importantes para el proyecto y lo bien que lo hacen.

Alzar la voz eufórico con mensajes claros y sonreír al otorgar méritos, podrían ser diferentes formas de hacer llegar esa pasión a tu equipo. Es importante que en cada momento entiendan el sentido de su trabajo y el rumbo de los nuevos proyectos.

Y esto nos lleva a la siguiente técnica.

4. Seguimiento y repetición del mensaje

Es fundamental que el mensaje llegue completo a todos. Para eso el tratamiento del mensaje debe ser inmejorable: directo y claro. Pero hay circunstancias inherentes al lugar de trabajo que provocan una desvirtualización del contenido y conlleva malinterpretaciones que pueden repercutir en la ejecución del trabajo.

Por eso es conveniente partir de un ‘supuesto de malinterpretación’ del mensaje y llevar a cabo un seguimiento para verificar si ha llegado correctamente. También es necesaria la repetición para asegurar la aprehensión del objetivo. La redundancia asegura que si por un lado no ha llegado del todo el fin del mensaje, en otra parte de éste habrá un recordatorio o algún tipo de información complementaria que reforzará el objetivo.

También hay técnicas que ayudan a que el mensaje cale bien; como la de Storytelling, que apela a las emociones para hacer llegar el mensaje objetivo, contándolo como un cuento o relato.

5. Formación en equipo

Una de las formas más efectivas para mejorar la comunicación de los compañeros de la empresa es con actividades en equipo y la formación. Sacar al equipo fuera de la oficina para que se interrelacionen y se vean como personas reales. Fuera del entorno laboral se pueden limar asperezas que en la oficina no hacen más que acrecentarse. Mirar a la cara de la persona.

También hay formaciones en las que se enseñan trucos para potenciar la buena comunicación entre los compañeros.

Estás son sólo un ejemplo de las muchas técnicas que hay para mejorar la comunicación dentro de la empresa. No dudes en ponerlas en marcha. Una buena comunicación sólo puede traer beneficios.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica