Delegaciones Contacto
Artículo

¿Cómo superar la barrera del idioma en tu modelo de negocio?

El inglés sigue siendo una asignatura pendiente para muchos ejecutivos. En pleno siglo XXI, la lengua de Shakespeare supone para algunos altos cargos un obstáculo que impide el normal desarrollo de su trabajo en un contexto cada vez más internacional. Y para muestra, un button: desde 2002, el Gobierno se ha gastado más de 230.000 euros en afrontar esta barrera del idioma para enseñar inglés y francés a distintos miembros del Ejecutivo con el objetivo de que en las cumbres internacionales puedan olvidarse de la traducción simultánea y los intérpretes.

El asunto no es baladí. Las compañías son cada vez más conscientes de que resulta imprescindible que sus empleados dominen los idiomas. Así lo señala una encuesta realizada por Speexx, empresa especializada en formación en idiomas con una probada experiencia ayudando a grandes empresas e instituciones a mejorar sus habilidades de comunicación en el mundo de los negocios. Según este informe, el 54% de los directivos de recursos humanos y departamentos de formación de grandes empresas consideran que sus organizaciones son multinacionales y multilingües.

El 54% de los directivos de recursos humanos y departamentos de formación de grandes empresas consideran que sus organizaciones son multinacionales y multilingües

Pero la cosa no queda aquí. Además, el 89% cree que “la comunicación empresarial y las competencias en otros idiomas son críticas para determinar el éxito de la organización”. Es decir, la capacidad lingüística de empleados es un valor en sí mismo porque, además, puede ayudar a las empresas a impulsar las ventas, a lanzarse a nuevos mercados o a atraer un mejor talento, tal y como apunta el estudio ‘Measuring the ROI of your learning and development strategy’, elaborado por Speexx.

Costes y beneficios de los idiomas

¿Y cómo sabemos si, efectivamente, la formación en idiomas de una compañía se está traduciendo en beneficios cuantitativos? “Determinar el ROI (retorno de inversión) de un programa de formación en idiomas variará de una organización a otra. En algunos escenarios de formación, el ROI se reducirá a métricas cuantitativas o económicas más precisas”, aseguran los expertos de Speexx. “Bayer Business Services en Alemania, por ejemplo, invirtió en un piloto de tres meses a través de Speexx. El ROI que lograron para el programa fue tan positivo que lo implementaron para el resto de la organización”, añaden.

Para otras organizaciones, en cambio, los costes y beneficios pueden ser de naturaleza más cualitativa y traducirse en la retención de empleados, la satisfacción y el buen ambiente en el entorno laboral o la movilidad internacional de ciertos puestos.

Sea como fuere, lo cierto es que pese a que todos conocemos los beneficios de aprender idiomas, existen toda una serie de problemas o dificultades que impiden que desarrollemos estas capacidades sin grandes dosis de fuerza de voluntad. “La motivación es fundamental para el aprendizaje de un idioma. Sin embargo, aunque el personal esté comprometido con la empresa y con sus objetivos, puede suceder que se pongan problemas a la hora de aprender un idioma”, apuntan desde Speexx.

barrera del idioma

La motivación como estrategia

Esto suele ocurrir cuando los directivos o empleados son hablantes nativos de inglés o cuando consideran que con su idioma, el castellano por ejemplo, realizan su trabajo diario sin pensar en una posible internacionalización de su empresa. En estas situaciones, los expertos suelen recurrir a dos formas de motivación principales: la motivación integradora, que se encuentra vinculada con una cultura específica; y la instrumental, centrada en un objetivo práctico.

La diversidad de idiomas en compañías multinacionales o la mala calidad de las traducciones en informes y documentos, además, pueden llegar a provocar problemas realmente serios. “Trabajar con compañeros de diferentes países puede resultar problemático si no se conocen las sensibilidades culturales. Por ello, el nivel de conocimiento de la cultura de los socios empresariales de todo el mundo puede ser crucial a la hora de cerrar o no un negocio”, comentan los expertos.

De hecho, en el ebook de Speexx titulado ‘Cómo desarrollar un equipo internacional’ se cita un ejemplo al respecto entre dos países angloparlantes como Estados Unidos y Reino Unido. El malentendido lingüístico y cultural tuvo que ver con la empresa de alimento para mascotas Hilton Herbs. “Su producto ‘Veteran’ para mascotas de edad avanzada no obtuvo buenas ventas en Estados Unidos a pesar de los resultados que había cosechado en otros países. Finalmente, se dieron cuenta de que, para los estadounidenses, la palabra ‘veterano’ tiene connotaciones bélicas y no se asocia a animales mayores”, explican desde Speexx. “En la actualidad, el producto se llama ‘Senior’ y ha tenido una gran aceptación en Estados Unidos”.

En algunos escenarios de formación, el ROI se reducirá a métricas cuantitativas o económicas más precisas

Así, para desarrollar un programa de enseñanza con visos de alcanzar el éxito los expertos recomiendan que el departamento de Recursos Humanos se asegure de que el personal realmente adquiere competencias del idioma en cuestión y que no se limita a interiorizar una serie de nociones que le permitan aprobar unos exámenes y obtener un certificado.

Por supuesto, abordar estrategias complementarias al aprendizaje en el aula como organizar grupos de conversación, facilitar el acceso a otros recursos como libros o blogs sobre la temática de la empresa o promover las comunicaciones internas en el idioma que se está aprendiendo pueden resultar de gran ayuda. De lo contrario, el desarrollo personal y profesional de directivos y empleados y, por ende, de la empresa, quedará estancado. El futuro es multilingüe y no conviene quedarse atrás.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica