Delegaciones Contacto
Artículo

10 formas de conseguir tus expectativas laborales

Las expectativas laborales son uno de los puntos que hay que priorizar a la hora de desarrollarse profesionalmente. Es lo que hace que una persona se sienta realizada y a gusto con su trabajo.

¿Tienes claro cuáles son tus aspiraciones profesionales?

En primer lugar habrá que decidir cuáles son exactamente los objetivos profesionales que se quieren conseguir. Hay quien le da mucha importancia al factor económico y también hay personas que prefieren obtener flexibilidad y posibilidades para conciliar el trabajo con la familia, entre otros factores del salario emocional. También darle relevancia a las tareas que se llevan a cabo es bastante frecuente.

En cualquier caso, habrá que tener las ideas claras para empezar a trabajar en ellas.

10 pasos para alcanzar tus expectativas laborales

1. Aprender constantemente

El primer punto hace referencia al aprendizaje, y es que el mundo cambia a pasos agigantados. Los métodos que se usan ahora estarán obsoletos dentro de cinco años, y por eso se hace necesario actualizarse. Al fin y al cabo, el conocimiento capacita para hacer un mejor trabajo y los líderes de la compañía preferirán a alguien que está al día con las últimas innovaciones.

2. Ponerse al día con las tendencias

Esto está relacionado con el primer punto. Además de aprender nuevos conceptos y ampliar conocimientos sobre el sector, hay que mantenerse al día. Esto quiere decir informarse acerca de las últimas noticias y de las tendencias que hay actualmente en el sector. Ejemplos de esto pueden ser normativas nuevas que afecten a la actividad, modas que habrá que seguir para mantenerse a la vanguardia, etc.

3. Ponerse en la mente del entrevistador

Hay que hacer referencia a los procesos para obtener un nuevo trabajo, probablemente más ajustado a lo que uno busca. No basta con enviar el currículum vitae, ir a la entrevista y olvidarse, ya que esto sitúa una candidatura en el mismo montón en el que está el resto.

Para diferenciarse es aconsejable enviar un email al entrevistador después de la reunión. No hace falta más que agradecerle su tiempo. Esto será suficiente para que una persona se sitúe en el top of mind del seleccionador.

expectativas laborales4. Presencia en redes sociales

Para conseguir las expectativas laborales, primero hay que ser accesible a quien puede ayudar a ello. Por eso es recomendable contar con un perfil en redes sociales relevantes para este propósito. La primera que viene a la mente es LinkedIn, pues es la red social laboral por excelencia.

Sin embargo no es suficiente con tener un perfil, sino que hay que actualizarlo y hacerlo destacar. Lo primero es, por supuesto, completar un currículum detallado con todo lo que se ha hecho tanto en el ámbito profesional como en cuanto a formación, experiencias y conocimientos. Además, para que el perfil destaque será necesario subir artículos y publicaciones relevantes en el sector.

5. Hacer networking

Este punto podría considerarse la continuación del anterior, aunque va más allá. Si en redes sociales hay gente que puede contribuir a la consecución de aspiraciones profesionales, hay que contactar con estas personas. Sin embargo, lo ideal es hacerlo con un mensaje personalizado, en el que se explique qué se podría aportar y se mencione cualquier dato que pudiera resultar de interés.

Esto también se extrapola al mundo offline. Acudir a eventos del sector es una buena manera de conocer gente relacionada.

6. Puntualidad y presencia

Aunque debería darse por hecho, no está de más destacarlo. Para avanzar profesionalmente, habrá que ser siempre puntual, a no ser que haya un motivo que justifique el llegar tarde. También habrá que dar una buena imagen en cuanto a vestimenta. Simplemente se trata de dar una sensación acorde a lo que se quiere conseguir.

7. Aportar ideas

Una manera de destacar es aportar ideas innovadoras, que contribuyan a un mejor funcionamiento de la empresa. A veces en las reuniones se tiende a dejar hablar a los jefes y contestar solo cuando se pide, pero esta no es una buena actitud para progresar hacia las expectativas profesionales. Lo ideal será opinar, plantear áreas de mejora y proponer soluciones.

8. Aprender a decir que no

Para lograr lo que se quiere también hay que rechazar lo que no se quiere. En el ámbito profesional esto quiere decir que no se puede aceptar todo lo que se ponga delante incluso si es algo que no convence.

Si hay un puesto de trabajo en el que se piden horarios imposibles y se ofrece un sueldo irrisorio, por ejemplo, una negativa a tiempo es la mejor opción. Siempre se pueden negociar las condiciones, pero aceptar algo que va en contra de las expectativas laborales solo retrasará el momento de conseguirlas, causando frustración por el camino.

9. Aportar un valor añadido

Para crecer dentro de una misma empresa, un consejo es aportar más de lo que se pide, ir más allá de las tareas y demostrar que hay mucho para ofrecer. De esta manera puede que los jefes lleguen a considerar a esta persona para un puesto superior.

Sin embargo, hay que tener cuidado. Tampoco hay que llegar a asumir tareas que no se puedan cumplir o que conlleven un esfuerzo poco asumible. Esto solo puede derivar en malos resultados o en un estrés que nadie quiere en su puesto de trabajo.

10. Comunicarse

El último consejo es mantener la comunicación. Si uno busca un ascenso o tiene unas expectativas con el puesto de trabajo que no se están cumpliendo, ha de decirlo. Los jefes no están en la mente de sus trabajadores y puede que simplemente no sean conscientes de las aspiraciones que tiene una persona. La posibilidad de obtener una negativa es real, pero también lo es la oportunidad de conseguir ese avance que se está buscando.

La posibilidad de obtener una negativa es real, pero también lo es la oportunidad de conseguir ese avance que se está buscando

Estas han sido algunas recomendaciones a tener en cuenta para lograr las expectativas laborales. En definitiva, se trata de relacionarse y comunicarse, dar todo de uno mismo y mantenerse actualizado. Estos son los aspectos básicos que habrá que considerar para llegar al punto donde se quiere estar, una situación que dará bienestar laboral y hará sentir a la persona realizada.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica