Delegaciones Contacto
Opinión

Despertar vocaciones tecnológicas, estimular el talento STEM

Las competencias digitales son el nuevo inglés, un lenguaje universal que todos deberíamos manejar. Se lo escuché hace tiempo a una directiva de una multinacional y lo he oído cada vez que se lamenta la escasez de per les tecnológicos.

Hace más de una década que desde las empresas TIC se mira a las universidades y centros de enseñanza en busca de futuros profesionales STEM que cubran la creciente demanda laboral. Pero las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas, las STEM, no solo no consiguen reunir estudiantes en sus diferentes ramas, sino que los pierden en cada curso. Una situación que se traslada directamente al mercado laboral y de ahí a las empresas tecnológicas, que encontramos serias dificultades para captar y retener talento.

El principal reto es atraer ese talento a nuestras organizaciones y una vez integrado en los equipos, ser capaces de delizarlo. Las empresas debemos ofrecer una propuesta de valor atractiva y retadora. En las circunstancias actuales, son los profesionales los que eligen dónde trabajar, y por eso debemos seducir para captar el mejor talento. Para conseguirlo, hay que acercarse a la cantera y despertar vocaciones.

Las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas, las STEM, no solo no consiguen reunir estudiantes en sus diferentes ramas, sino que los pierden en cada curso

¿Qué está pasando con las vocaciones tecnológicas?

Los alumnos de secundaria, bachillerato y FP se escudan en la dificultad académica y en la falta de orientación y conocimiento para no elegir formarse en ciertas ramas científico-tecnológicas. Diversos estudios concluyen que uno de cada cuatro no conoce las oportunidades laborales de las STEM (El desafío de las vocaciones STEM, Estudio para DigitalES por E&Y). Ahí tenemos que poner el objetivo.

Esta situación se acentúa en el caso de las mujeres, que tradicionalmente han sido minoría en las carreras tecnológicas y cuyas matriculaciones están cayendo de forma más pronunciada en los últimos años. No hay duda de que todavía existen determinados estereotipos relacionados con el género que seguramente se vean in uidos también por el desconocimiento de los alumnos (y alumnas).

Las mujeres tradicionalmente han sido minoría en las carreras tecnológicas y sus matriculaciones están cayendo de forma más pronunciada en los últimos años

Apostar por la incorporación del talento femenino a las carreras STEM, demostrando a las chicas -por ejemplo- el impacto social, que tanto les preocupa, de la aplicación tecnológica, o proporcionándoles nuevos referentes femeninos, modernos y actuales, es una tarea imprescindible. Si conseguimos que las jóvenes accedan a las carreras STEM en la misma proporción que los chicos, llenaremos las aulas.

vocaciones tecnológicas

Dame una A…

…y convertiremos las STEM en STEAM, con la A de Arte, el componente creativo de estos perfiles tecnológicos. Las habilidades TIC requieren también de otras habilidades menos reconocidas entre las STEM, pero muy valiosas, como son la adaptación al cambio, la capacidad de innovación, el pensamiento crítico, la curiosidad… Tener conocimientos técnicos en tecnologías habilitadoras -como IoT, Big Data, Blockchain o ciberseguridad-, no es suficiente. El talento STEM necesita otras habilidades, que ya se empiezan a reclamar en la formación: destrezas comunicativas y de oratoria, capacidad para trabajar en equipo, creatividad, empatía, proactividad, orientación a resultados, elaboración de planes de negocio, etc. Habilidades tecnológicas unidas a habilidades sociales e inteligencia emocional que aportan valor.

El talento STEM necesita otras habilidades, que ya se empiezan a reclamar en la formación: destrezas comunicativas y de oratoria, capacidad para trabajar en equipo…

Universidad y Empresa: un acercamiento necesario

La colaboración entre empresa y universidad es ineludible. A través de becas, a través de proyectos conjuntos, dando visibilidad a los alumnos y enseñándoles qué hay después de la formación. Ahí empieza la conquista. Debemos ir más allá de una retribución competitiva: en IECISA, por ejemplo, proponemos un desarrollo pleno, como profesionales y como personas. Ofrecemos la mejor formación, las principales certi caciones, proyectos punteros donde desarrollarse y equipos humanos de primer nivel, en los que colaboración y trabajo en equipo son una prioridad.

Los perfiles STEM deben aprender a hablar el idioma del negocio, el de las empresas, y desde las empresas debemos conseguir seducirles. Los jóvenes deben saber que si sus competencias están relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, su futuro laboral será muy interesante, con una carrera profesional progresiva. El desafío es conseguir que miren hacia aquí.

Sol Gozalo Hernando
Directora de Comunicación en Informática El Corte Inglés.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica