Delegaciones Contacto
Artículo

Ambar, cerveceros independientes desde 1900

Enrique Torguet, Director de Marketing y Comunicación

Nuestros 116 años no son nada comparados con los más de 7000 años de historia de la cerveza pero cuando lo ponemos en perspectiva con el tejido empresarial aragonés, la realidad es bien distinta porque pocas compañías encontramos con tanta vida y mejor salud.

Cumplir años en una empresa es siempre motivo de satisfacción. Ello quiere decir que la misión está viva. Que los valores corporativos son verdaderos cimientos en los que se ha construido “una auténtica y sólida casa con vistas al futuro”.

A lo largo de los años,  el sector cervecero ha vivido compras, reconversiones y muchos cierres. Nada ajeno a otros. En los inicios del pasado siglo era difícil no encontrar una fábrica de cerveza en cada provincia. Hoy tan solo seis grupos seguimos en activo y todo apunta a que  las nuevas iniciativas de pequeños emprendedores harán crecer el mercado y  acrecentar la cultura cervecera entre los consumidores.

Los mercados y los clientes han cambiado mucho. Y las empresas centenarias, quizás siguiendo la teoría darwinista, hemos sabido adaptarnos mejor. Ser más productivos, más competitivos, más innovadores. Nada de ello hubiera sido posible sin el capital humano que trabaja en ellas y su corresponsabilidad ha contribuido a esa permanencia.

Cuando las trompetas de las diferentes crisis han tañido algunas veces a lo largo de este tiempo, hemos renovado las fuerzas y reforzado nuestro compromiso con trabajadores, clientes y sociedad en general. Nos hemos adaptado a sus expectativas.

La globalización de la comunicación y de los mercados en el sector de las bebidas ha fagocitado a muchas marcas y compañías. Lo “glocal” gana terreno en medio de la demanda de los consumidores por saber dónde y cómo se producen los productos que compra. Y eso está favoreciendo también a una mayor autenticidad de las propuestas comerciales desde la honestidad y el diálogo continuo con los consumidores.

En Ambar elaboramos diecisiete variedades de cerveza en la fábrica más antigua de España, una verdadera joya de la arquitectura industrial del siglo XX.  Y hemos sido capaces de conjugar la tradición con la innovación y no sólo como palanca comercial sino también como compromiso con la sociedad. De allí que hace ahora 40 años pensásemos que debería existir una cerveza sin alcohol en España o hace ocho años que aquellos que tienen intolerancia al gluten pudieran tomar, a igual precio, una cerveza de igual sabor. Más recientemente nuestra colección Ambiciosas está despertando la curiosidad de los “amantes” de la cerveza con nuevas experiencias sensoriales.

Lo hacemos porque seguimos siendo independientes. Marcando nuestros tiempos y manteniendo ese saber hacer que algunas veces está reñido con el  “mantra” de la eficiencia. Y, ante todo, cumpliendo con la promesa de no hacer cualquier cosa a cualquier precio.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica