Delegaciones Contacto
Artículo

¿Se acabó la crisis? Los expertos aseguran que la próxima recesión llegará en 2020 (y será mucho peor)

Sus efectos fueron devastadores tanto para las pequeñas economías como para las grandes empresas. La crisis de 2008 dejó tras de sí una mancha negra en los hogares al ver lastradas sus fuentes de ingresos por una cota de desempleo desconocida hasta el momento, y compañías de todo tipo tuvieron que hacer frente a olas de despidos, cierre de fábricas y reducción de producciones. Sin embargo, mientras muchos hablan de su fin y de la recuperación económica, los expertos coinciden: habrá una próxima recesión económica en 2020.

Diez años después de una recesión que afectó a todo el mundo, los efectos parecen haberse mitigado y poco a poco empiezan a atisbar datos positivos. La recuperación está siendo lenta pero, tal y como recuerdan desde el Fórum Económico Internacional, “en la actualidad Wall Street está marcando máximos históricos. El índice bursátil Dow Jones subió 25,2% el año pasado y el Nasdaq acumuló un alza de 28,3%”.

La fase recesiva estuvo precedida unos meses antes de una situación de pendiente negativa de la curva de rendimientos

De todas formas, aunque la economía más grande del planeta –la de Estados Unidos– registra ya 120 meses seguidos de expansión hasta finales de 2017, los expertos no quieren cantar victoria y son muchos los que empiezan a preguntarse cuándo volveremos a enfrentarnos a una nueva crisis. MdF Family Partners, compañía especializada en el asesoramiento a altos patrimonios familiares, ha fechado el fatídico momento: la próxima crisis tendrá lugar antes de que termine el año 2020.

 proxima-recesion-economica-2020

¿Preparados para un cambio de ciclo económico a nivel global?

“Existe un riesgo elevado de que antes de 2020 la economía de EEUU entre en recesión y por ello aconsejamos estar preparados para reducir la exposición a la Renta Variable”, explicaron el pasado 19 de marzo desde la página web de Mdf Family Partners.

Anualmente, la compañía realiza el conocido como House View, un análisis sobre la evolución de los mercados a nivel global que actúa posteriormente como base para gestionar los patrimonios de sus clientes. En 2008, MdF Family Partners tiene claras las recomendaciones para los próximos meses: empezar a preparar “carteras de inversión para un cambio de ciclo económico a nivel global”.

Según se desprende del estudio, la clave está en el tiempo que tarde la inflación en aparecer en escena. Gabriel Ximénez de Embún, director de Inversiones de Credit Suisse Gestión, afirmaba en una entrevista que “la economía mundial se encuentra actualmente en una fase de goldilocks –crecimiento sólido y sin apenas tensiones inflacionistas que permite la aplicación de políticas monetarias expansivas– que creemos que puede continuar durante todo 2018”.

MdF Family Partners ha fechado el fatídico momento: la próxima crisis tendrá lugar antes de que termine el año 2020 

Sin embargo, tal y como recuerda el experto, “en los últimos meses han aparecido una serie de indicadores que empiezan a alertar sobre el posible final de esta etapa, como el repunte de la inflación salarial en EEUU que provocó la corrección de febrero”, aunque todavía es “pronto para anticipar el final del ciclo”. En esta misma línea se posicionaría la teoría de MdF Family Partners al considerar que el mayor riesgo es que los precios suban de manera repentina y dejen sin margen de actuación a los bancos centrales, algo que daría lugar a una nueva recesión a finales de 2019 o en 2020.

Es más, a mediados de marzo del pasado 2017 ya se redundaba en la importancia de la inflación de cara al surgimiento de una nueva crisis. “La inflación no está muerta, simplemente está adormilada, ya que se trata de un indicador que va con retraso respecto al ciclo económico. Solo hace falta que salte una chispa, que pueden ser los salarios, la vivienda u otros activos, para que los agentes económicos empiecen a temer una subida de precios y finalmente se produzca”, señalaban en El Confidencial.

‘La curva que nunca falla’ sitúa el inicio de la nueva crisis en EEUU

Los economistas coinciden en que la pendiente de la curva de rendimientos es el mejor predictor de recesiones. Precisamente por esta razón no se para de analizar la curva de tipos en Estados Unidos, donde el ángulo que hasta ahora indicaba mejoras empieza a no ser tan acusado y se está aplanando. Según señalan los expertos, de continuar esta tendencia la curva podría invertirse, síntoma casi inequívoco de que la próxima recesión está a la vuelta de la esquina –13 meses de media–.

El aplanamiento de la curva de tipos quiere decir que el rendimiento de los bonos con vencimiento a corto plazo –letras o bonos a uno o dos años– se está acercando al rendimiento del bono de 10 años, mientras que la inversión de la curva se produce cuando los tipos de interés a corto plazo son más elevados que los de largo.

Fuente: Banco de España y Thomson-Reuters

El propio Banco de España ha publicado un informe –titulado ‘El aplanamiento de la curva de rendimientos en Estados Unidos’ y firmado por Juan Carlos Berganza y Alberto Fuertes– donde se ahonda en esta misma idea asegurando que “la pendiente de la curva de los títulos de deuda pública estadounidense ha disminuido, situándose en niveles no registrados desde los meses previos al inicio de la crisis financiera”.

La alarma, según estos expertos, está fundamentada: desde 1960, Estados Unidos ha entrado ocho veces en recesión, y en todas ellas la fase recesiva estuvo precedida unos meses antes de “una situación de pendiente negativa de la curva de rendimientos”.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica