Delegaciones Contacto
Artículo

Si crees que no necesitas un headhunter, deberías leer esto

A que tu empresa busque un candidato para la vacante de un puesto estratégico, se le llama headhunting. Y a la figura encargada de esta búsqueda se le conoce como Headhunter. Este ‘cazador de talentos’ se encarga de buscar entre miles de ficheros una serie de perfiles que se adecuen a la demanda de la empresa que lo contrata.

Para llevar a cabo esta búsqueda debe estudiar a fondo dicha empresa y conocer el proyecto, la estrategia y las necesidades que copan un perfil tan arriesgado como el que se busca. En la actualidad cuando una empresa requiere los servicios de un headhunter, normalmente, se pone en contacto con una Consultora externa especializada en la búsqueda de talentos. Para una posición estratégica, externalizar la búsqueda podría tener repercusiones negativas. Aunque, al parecer, tampoco existe la necesidad de tener un headhunter propio. ¿O sí?

Los servicios de un headhunter se amplían más allá de la búsqueda de perfiles, y los beneficios de tenerlo dentro de la empresa se extienden en calidad y estrategia competitiva.

Hasta el momento, los servicios de un headhunter se limitan a un momento concreto de la empresa. Responden a una necesidad imperante encapsulada en el tiempo. Comprende un periodo determinado del ejercicio del año. O eso es lo que se tiende a creer.

Los servicios de un headhunter se amplían más allá de la búsqueda de perfiles, y los beneficios de tenerlo dentro de la empresa se extienden en calidad y estrategia competitiva.

Pon un headhunter en tu empresa

El encabezamiento de este artículo cambiaría si cada empresa tuviera en su estructura organizacional un área de Reclutamiento y Selección lo suficientemente fuerte como para albergar la figura de un headhunter. Una figura importante para el crecimiento de la empresa y la proyección exterior. Si tu empresa quiere crecer y no quedarse anclada, el headhunter podría ser una figura importante.

Una de las ventajas más visibles es que al formar parte de la empresa, ya no es necesario tener que empaparse de todo lo que requiere el puesto en un intervalo ajustado de tiempo. Esto evitaría posibles problemas de ajuste. Es más, se adelantaría a las necesidades de las propias estrategias, manteniendo a la empresa al frente en competitividad e innovación.

Por esto, el headhunter debe estar involucrado por completo en la empresa, conocer a la perfección hacia donde se dirige y su cultura base. Tiene que mantenerse en constante actualización en todo lo que acontece a la empresa y debe interiorizar la definición de su estrategia.

Una vez integrado en la empresa, realizado la búsqueda y seleccionado los perfiles pertinentes, llega la hora de entrevistar para el puesto que hay que cubrir. Y de esto, también se encarga el headhunter.

Las preguntas que utilizan para encontrar a los mejores empleados

Filippe Apolo, director de DNA Outplacement Perú, para americaeconomia.com, hizo referencia en una entrevista en americaeconomia.com a una serie de preguntas que un headhunter puede hacerte en una entrevista y para las que tienes que estar preparado.

Filippe recomienda no engañar con los idiomas, por eso, una pregunta imprescindible será sobre el nivel de inglés. Importante para las empresas ya sea por clientes o porque “se necesita reportar al exterior con este idioma”. Le sigue la motivación a la hora de buscar trabajo, a la que una respuesta referente a la proyección de futuro cautivaría a los headhunters más duros.

Preguntas del tipo: ¿cuál ha sido el mayor problema que enfrentaste en tu último cargo y cómo lo resolviste? o ¿por qué saliste de tu última empresa?; dejan entrever la vida laboral, su personalidad y su perfil frente al empleo.

El headhunter debe estar involucrado por completo en la empresa, conocer a la perfección hacia donde se dirige y su cultura base.

A las anteriores hay que añadir: ¿cómo te proyectas a corto y mediano plazo? ¿qué esperas de una empresa para formar parte de ella? ¿cuál es tu expectativa de renta? y ¿estaría dispuesto a trasladarse a otro país si es necesario?, entre otras.

Para una empresa en expansión la figura de un headhunter puede ser vital. Su labor no se limita a la selección de personal para determinados puestos. Se convierte en un valor añadido que ayuda a la proyección de la empresa en relación a la estrategia convenida. Tener un headhunter en la empresa, suma.

 

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Documentación relacionada
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica