Delegaciones Contacto
Artículo

Tecnlogías disruptivas que aceleran la innovación

Los inventos surgen de la necesidad. Las tecnologías disruptivas son esas herramientas que se inventan para superar un obstáculo para poder mejorar la calidad de vida de las personas, el tiempo que dedican a su trabajo o su día a día. Desde el principio de los tiempos ha sido así, aunque en los últimos años la revolución en este sentido ha sido tal que las empresas deben renovarse cada muy poco tiempo para poder seguir siendo competitivas en el mercado.

Qué es la tecnología disruptiva

Explicándolo de una manera muy básica, las disruptivas son aquellas tecnologías que, al aplicarlas, se rompe con todo lo establecido hasta el momento. Por ejemplo, el correo electrónico ha supuesto la eliminación de los envíos por correo postal y la desaparición del fax de las oficinas.

En los últimos años la revolución en este sentido ha sido tal que las empresas deben renovarse cada muy poco tiempo para poder seguir siendo competitivas en el mercado

La informática e Internet son en gran medida responsables del crecimiento de estas tecnologías en los últimos años. La digitalización de las tareas manuales, como por ejemplo el archivo de documentos, ha supuesto la desaparición de medios y profesiones más tradicionales.

Impacto de las tecnologías disruptivas

Como se puede suponer, las tecnologías disruptivas tienen gran impacto tanto en la vida diaria como en el trabajo que desempeñan las personas. Estos ejemplos servirán para entenderlo:

  • La electricidad. Aunque aún no está claro quién fue su descubridor, lo cierto es que gracias a ella los procesos productivos y la vida diaria mejoraron para todo el mundo. Ahora hay que reflexionar, ¿qué sería de la humanidad sin electricidad?
  • La pólvora cambió el curso de las guerras para siempre.
  • Las suelas de los zapatos o las gomas de borrar nunca serían tal y como se conocen hoy en día sin el caucho.
  • ¿Cómo tendrían que trabajar los médicos traumatólogos sin la tecnología de los rayos X?
  • IBM puso en circulación en 1960 la tarjeta magnética. Hoy en día se utiliza para pagar, sacar dinero de cajeros electrónicos, como medio de acceso a áreas restringidas y un largo etcétera.
  • Cualquier actividad está hoy íntimamente ligada a Internet. Es una tecnología que apenas tiene 30 años, pero se ha convertido en indispensable para el ocio, el día a día, las comunicaciones o el trabajo.

Ventajas de la tecnología disruptiva

Como se apunta anteriormente, toda tecnología disruptiva supone una mejora para la vida laboral o personal. En los últimos años se ha trabajado en dos grandes objetivos, como son el hacer más eficiente el trabajo o recorrer grandes distancias en menos tiempo, promoviendo las energías renovables y el cuidado del medioambiente.

Otra de las metas es el mejor aprovechamiento de los recursos en la industria, automatizando y analizando procesos, o el mejor acceso al conocimiento y a la información permitiendo la optimización del procesamiento de datos a través del el Big Data. Todo ello centrándose en la mejora de la calidad y en la mejora de las comunicaciones.

Ahora el reto no es seguir avanzando, si no conseguir que cada vez más personas puedan alcanzarlas y disfrutar de las ventajas que suponen

En el campo de la salud o de la ciencia, las tecnologías disruptivas ofrecen soluciones revolucionarias. La colaboración es el eje fundamental, abriéndose el uso de programas gracias al software libre.

Obviamente los “early adopters” de estas nuevas tecnologías deben apostar por el autoaprendizaje para poder utilizarlas, apareciendo nuevas salidas profesionales y nuevas profesiones.

Desventajas de estas tecnologías

Por supuesto, igual que se encuentran ventajas las tecnologías disruptivas también tienen algunos puntos en contra, como pueden ser la falta de acceso a ellas por parte de grandes grupos de población. Éstas personas se quedan atrás y la brecha digital cada vez se hace más y más grande.

Las últimas tecnologías también han supuesto el mayor aislamiento de las personas, la falta de comunicación cara a cara y la aparición de conceptos tales como la obsolescencia programada, algo que hace 100 años era prácticamente impensable. Los inventos se realizaban para que durasen en el tiempo, pero hoy en día están preparados para hacerlo solo mientras aparece una nueva tecnología más avanzada.

Ejemplos de tecnologías disruptivas

Aunque ya se han señalado algunos en párrafos anteriores, los ejemplos de tecnologías disruptivas son muy numerosos. En esta lista se recogen algunos de los más importantes en los últimos años:

  • Blockchain, la forma más segura de enviar y recibir información.
  • Las tecnologías 3D o la realidad virtual aplicadas no solo al sector del ocio, sino también a la ingeniería o a la medicina.
  • Las tecnologías de la nube, que han supuesto el ahorro en los espacios de almacenamiento y el mejor y más rápido acceso a los datos por parte de las empresas.
  • Los aparatos conectados, Internet de las Cosas, suponen una auténtica revolución. Incluso ya hay frigoríficos que avisan si se están quedando sin un producto que se consume de manera diaria.

Estas son solo algunas de las tecnologías disruptivas que prácticamente se utilizan en el día a día de los países más avanzados. Ahora el reto no está en seguir avanzando, si no en conseguir que cada vez más personas puedan alcanzarlas y disfrutar de las ventajas que suponen.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica