Delegaciones Contacto
Opinión

2021, el año de las Empresas con Propósito

El inicio del año es un momento importante para la reflexión sobre lo vivido y la preparación de una buena lista de propósitos a desarrollar durante los próximos meses. Sin embargo, en esta ocasión todo es distinto. Mirando hacia atrás, llevamos muchos meses experimentando una situación sin precedentes, que ha impactado a todos los niveles y que nos ha obligado a reaccionar y cambiar de manera rápida y ágil. A nivel mundial y como país, continuamos aún en un contexto difícil y comprometido, con una situación sanitaria compleja.

Por tanto, debemos seguir con todas las acciones necesarias que aseguren nuestra salud y la de las personas de nuestro entorno, al mismo tiempo que la sostenibilidad de la actividad profesional y de los negocios.

Debemos seguir con todas las acciones necesarias que aseguren nuestra salud y la de las personas de nuestro entorno

Mirando adelante, nos encontramos en un momento clave para que las compañías, las Administraciones y la sociedad se unan para reimaginar, reconstruir y transformar nuestra economía en una que funcione en beneficio de todos. La unión de la tecnología con las personas será un elemento definitivo para lograr este objetivo. Estamos, claramente, en el momento de las empresas con propósito.

No se trata solo de superar una crisis, tenemos que hacer frente a una nueva realidad caracterizada por el cambio, la incertidumbre y la volatilidad. Los actuales modelos de negocio ya no garantizarán el éxito en el futuro, por eso hay que transformarlos. Debemos, por tanto, reinventarnos hacia un nuevo modelo que nazca de una colaboración a todos los niveles, público y privado, a través de los distintos sectores económicos, promoviendo el concepto de ecosistema, y que promueva lo que me gusta llamar “éxito compartido”. Todas las organizaciones, ya sean públicas o privadas, que quieran transformarse y emerger más fuertes deben, primero, aceptar el cambio y, segundo gestionarlo y liderarlo para asegurarse de que generan un impacto positivo en todos sus públicos: ciudadanos, clientes, profesionales, socios, accionistas y la sociedad en su conjunto.

La importancia del ‘cómo se hace’

Las empresas y sus directivos tenemos la responsabilidad de contribuir a la demanda de la sociedad desde nuestros respectivos cometidos, a través de los productos y servicios que proveemos, donde el cómo se hace es igual o más importante que el qué se hace. Los consumidores juzgarán a las empresas por el respeto que estas muestren a ciertos valores y a un propósito.

En este sentido, y según uno de nuestros últimos estudios: Care to Do Better: cerca del 70% de los trabajadores espera que las empresas tengan un comportamiento más responsable y equitativo que antes de la pandemia global. Además, aproximadamente uno de cada dos trabajadores dará más importancia que antes a los valores éticos, sostenibles y morales de una empresa, una vez superada la pandemia.

Ante esta crisis social, sanitaria y económica sin precedentes, el propósito se ha convertido en las gafas a través de las cuales las empresas deben evaluar su estrategia, sus prioridades y las oportunidades que crean para sus profesionales.

Nuestro nuevo propósito en Accenture…

…es “cumplir la promesa de la tecnología y el ingenio humano”, y es una declaración clara que alude al trabajo que hacemos cada día, apoyados en el talento de nuestros profesionales y nuestro compromiso con el buen uso de la tecnología para ofrecer valor en beneficio de todos. Es el que guiará a partir de ahora nuestra estrategia, nuestras prioridades y las oportunidades de todos nuestros profesionales, 500.000 en el mundo y 12.000 en España.

Nos encontramos en un momento histórico en el que tenemos por delante un gran reto, la transformación digital

La finalidad es ser capaces de dar respuesta a la pregunta: ¿Cómo podemos ayudar a nuestros clientes a impulsar cambios que mejoren sus negocios, la sociedad y, en general, la vida de las personas?. Nos encontramos en un momento histórico en el que tenemos por delante un gran reto, la transformación digital, pero la buena noticia es que tenemos a nuestro favor el disponer de la formación, el conocimiento, la experiencia y el talento necesarios para afrontarlo con garantías de éxito.

Y es que hay momentos en la historia en los que las empresas tienen que cambiar y adaptar su Propósito o expresarlo con más claridad. Y este es claramente uno de esos momentos.

Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica