Delegaciones Contacto
Artículo

Cómo afecta el proceso de innovación a todas las áreas de la empresa

Uno de los retos de las empresas en la actualidad es aplicar la innovación en todos sus aspectos. Saber cómo hacerlo es tan importante como ponerlo en práctica.

Cuando una empresa se encuentra ante la tesitura de reaccionar ante un mercado que cambia muy rápido o quiere adelantarse a unos competidores que están modernizándose, siempre se habla de la importancia de la innovación y de su aplicación en todas las áreas de la compañía. Pero no siempre queda claro de qué se está hablando ni qué implica.

Innovar es, según el Manual de Frascati , “la transformación de una idea en un producto vendible, nuevo o mejorado, en un proceso operativo en la industria y en el comercio o en un nuevo método de servicio social”. Es una necesidad para sobrevivir en mercados muy competidos en los que se introducen constantemente nuevas variables, y resulta fundamental para que la empresa no se quede anclada en el pasado.

La innovación una necesidad para sobrevivir en mercados muy competidos y en cambio constante

Hay varios aspectos que hay que tener en cuenta cuando se apuesta por la innovación: que es bastante más complejo que aplicar nuevas tecnologías, que es necesario que haya una cultura de innovación en todos los departamentos de la empresa y que resulta fundamental que los directivos y los empleados entiendan bien el concepto de lo que se quiere lograr.

Qué aporta la innovación a la empresa

Uno de los aspectos que más se discute actualmente es la importancia de que la innovación se traduzca en una cultura abierta en la compañía. Esto implica contar también con fuentes externas que ayuden a encontrar estrategias que permitan reducir costes, redefinir los roles internos, aumentar las fuentes de información y las redes de contacto, acceder a nuevos mercados y democratizar el proceso innovador.

Ese punto de la redefinición de los roles internos en la empresa lleva a una organización más ágil a la hora de adaptarse a los cambios del mercado. Aquí entra en juego el concepto de holacracia, una estructura organizativa horizontal, sin jerarquías marcadas, distribuida en círculos en los que cada integrante asume uno o varios roles. Y que no tiene problema en combinar capacidades internas con otras logradas a través de la externalización de algunas funciones.

La redefinición de los roles internos en la empresa lleva a una organización más ágil a la hora de adaptarse a los cambios

Es un ejemplo de innovación en el modelo organizativo de la empresa como respuesta a un entorno VUCA, o lo que es lo mismo y raíz de estas siglas: un entorno de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad.

Si no se quiere llegar a esa reestructuración, sí se debe asumir que la innovación es un objetivo estratégico importante. Si la empresa está estudiando constantemente el mercado para reaccionar a sus cambios y adaptarse a ellos, su cultura tiene que favorece una estrategia de innovación. Y también debe hacerlo ante la transformación digital de su negocio. Ésta afecta a aspectos como la experiencia del cliente y su gestión, el cambio en las ventas y la distribución, y en la relación con los proveedores, la entrada de modelos de co-creación en la innovación de productos y servicios… Diferentes aspectos de la compañía están mucho más conectados.

Cómo afecta el proceso de innovación a todas las áreas de la empresa

Cómo afecta la innovación a los trabajadores

La estrategia de innovación tiene que alcanzar a todos los estamentos de la empresa. Los directivos tienen que estar listos para hacer cambios y deben fomentar en los empleados el mantenerse atentos a las novedades en el mercado y adelantarse, así, a la competencia. Éstos tienen que ser recompensados por proponer nuevas ideas, aunque sean un riesgo, y ha de fomentarse la retroalimentación en cada proyecto, el aprendizaje de lo que se ha hecho bien y en lo que se ha fallado.

Además, la transformación digital genera nuevas formas de comunicación y colaboración entre los trabajadores, que deben adaptarse a tener un rol más activo y a compartir información con otros grupos y departamentos dentro de la empresa. En el esfuerzo innovador no puede dejarse de lado al capital humano porque su desmotivación puede ser un problema tan grave como no prever los cambios en el mercado.

Los trabajadores tiene que ver que hay un camino de crecimiento para ellos en la empresa, que su integración en la estrategia de innovación también tiene beneficios para ellos.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica