Delegaciones Contacto
Artículo

¿Hablar por hablar? Claves para que la Comunicación Interna apoye realmente tu proyección de marca

¿Qué puede haber más ventajoso que contar con equipos prescriptores, que se sientan no solo bien informados de la evolución y de los retos de su compañía, sino además involucrados como actores clave del reto de negocio? Para conseguirlo es imprescindible definir una hoja de ruta en Comunicación Interna que ofrezca pautas, conocimiento y habilidades a los directivos y mandos intermedios, todos ellos propulsores de una Comunicación eficaz. Y es que las empresas necesitan organizarse internamente para remar en la misma dirección y crear una Cultura de Comunicación basada en la transparencia, la confianza, la escucha y el diálogo.

En opinión de Emi Solís, Especialista en Comunicación Interna y Directora del Proyecto Cuarta Pared Comunicación, además de ponente estrella de la Jornada ‘Comunicación Interna: Estrategia, Metodología y Procesos eficaces’ que APD celebrará el próximo 9 de abril en Sevilla, “en estos momentos de transformación empresarial, la comunicación interna es una palanca clave en el cambio. Así, es imprescindible marcar objetivos y definir una estrategia de comunicación al servicio del negocio y de las personas, en un triángulo híperconectado “marca, equipo, cliente”.

Principales Tendencias en Comunicación Interna 

Para Solís, 6 son las principales tendencias por las que las empresas están apostando actualmente desde el punto de vista de la Comunicación Interna:

  • Comunicación interna estratégica en la transformación de la empresa y un eje clave en la propuesta de valor al empleado. Pasando de ser parte de la estrategia para en muchos casos ser la base de su estrategia.
  • Aumento del micropoder de los empleados como protagonistas de la experiencia de marca ante el cliente y como embajadores de su marca y portavoces en su círculo de proximidad personal y redes sociales. Las empresa tiene muy cerca a los mejores prescriptores, sus empleados.
  • Comunicación interna e innovación se dan la mano. Innovación desde dentro de la compañía, favoreciendo el intercambio de conocimiento de sus empleados y la generación de nuevas ideas en toda su estructura para hacer más rica la empresa. La Comunicación ha pasado de formar parte de la estrategia de las empresas a ser la base de su estrategia y que si para su supervivencia ha de apostar por la I+D, ha de incorporar la I+C (innovación + comunicación).
  • Estrategia de contenidos según colectivo y canal. Hípersegmentación para no saturar al colaborador con alto índice de utilidad, al día, de fácil acceso, creativa, emocional y viral.
  • Tecnología móvil a la cabeza. Nuevas preferencias según perfil, por ejemplo, implementar una app antes de elegir otras herramientas más pesadas y menos atractivas para el empleado. Esto hace necesario articular acciones y contenidos pensados en origen en formato smarthpone.
  • Conexión desde la emoción, a través de técnicas como el storytelling y el storydoing, con empleados protagonistas que dan voz y ponen cara los valores de la organización y a todo lo bueno que la empresa hace, a través de formatos audiovisuales, fotografía, infografía, ilustraciones. En general, una comunicación cada vez más creativa y apetecible, directa y muy breve, que enganche y cause impacto, y a veces viralidad.

En general se está apostando por una comunicación cada vez más creativa y apetecible, directa y muy breve, que enganche y cause impacto, y a veces viralidad

comunicacion interna

Comunicación Interna sí, pero alineada con la Externa

Tan importante es, que no podemos no hablar de comunicación interna ni siquiera cuando hablamos de comunicación externa. Esta y la relación con la sociedad y con los medios es clave, sin embargo no puede haber una buena proyección de la marca y de sus valores hacia fuera si no se conoce y se practica dentro de la organización. En este sentido, se hace imprescindible alinear la estrategia de Comunicación Interna con la Comunicación Externa “trabajando de la mano en origen, a la hora de realizar la escucha a la organización, al mercado y al cliente, y dando a la Comunicación Interna el papel estratégico que hoy en día tiene. La línea entre interna/externa se hace más delgada, por lo que incluso se hace preciso desarrollar estrategias globales de comunicación alineadas también con el talento y el desarrollo de personas, y con el marketing digital”, asegura Emi Solís.

Pero como todo en la vida, se producen errores y uno de ellos es que “Comunicación Interna y Externa se alinean de manera consistente en la fase inicial de planificación, pero sin embargo no hay un engranaje real después. Muchas veces existe coordinación pero no alineación. La ubicación en diferentes áreas (por ejemplo, Comunicación Interna en RH) es una dificultad añadida, pero no debería ser un impedimento”.

Te recomendamos

La necesidad de una Cultura… y de un Plan

Por todo lo anterior, cada vez más se viene hablando de la necesidad de crear una Cultura de Comunicación. En este sentido, Solís asegura que “para hacer cultura funciona apoyarse en un modelo de comunicación adhoc ideado con sentido estratégico, que responda a necesidades y no a gustos. Funciona el compromiso y el respaldo visible (de manera continua) del equipo directivo. Funciona comunicar con constancia, desde la cercanía y generando confianza. Funciona escuchar e idear, pero también incorporar el error desde el aprendizaje, sin miedos, al igual que apreciar públicamente comportamientos de escucha, feedback y de reconocimiento”. Por el contrario, añade, “no funciona comunicar por impulsos, sin objetivos, sin estrategia, sin planificación. Tampoco subirse al tren del último grito digital si no toca todavía. No funciona no desplegar acciones de comunicación que mueren por falta de continuidad”.

No funciona comunicar por impulsos, sin objetivos, sin estrategia, sin planificación. Tampoco subirse al tren del último grito digital si no toca todavía

Pero además de cultura, es casi una exigencia la implementación de un Plan de Comunicación Interna, “esa hoja de ruta que ha de diseñarse dentro de la realidad empresarial del momento y teniendo en cuenta la visión de la organización, porque esa hoja de ruta debe estar al servicio de los objetivos empresariales a corto y medio plazo”. Más concretamente, el plan de Comunicación Interna debe recoger 5 ejes clave en opinión de Solís:

  • Escucha inicial de partida a la directivos y empleados para conocer su percepción sobre cómo es la comunicación interna (perfil, hábitos, percepciones y necesidades).
  • Audit de canales y herramientas de comunicación interna (on/off).
  • Sistematización mediante un modelo de comunicación adhoc que establece flujos, roles, competencias y responsabilidades, mensajes, canales, formatos, estilos, acciones e indicadores. Planificación de acciones / campañas (calendario).
  • Formación a personas clave para la realización del correcto despliegue.
  • Medición continua.

“No tengo ninguna duda de que la Comunicación corporativa evolucionará y seguirá facilitando los cambios de transformación económica, social y digital que estamos viviendo. Por ello, tardar tiempo en subirse a este tren supondrá hacer un doble esfuerzo después”, concluye Emi Solís.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica