Delegaciones Contacto
Artículo

Diversificación empresarial: método de análisis de tendencias y su interpretación

La diversificación empresarial es una de las estrategias que una empresa puede utilizar para crecer. Es, quizás, una de las apuestas más arriesgadas por las que optar, pues consiste en lanzar un producto nuevo a un mercado desconocido y con el que nunca se ha trabajado.

¿Qué es la diversificación empresarial?

A pesar de que se dice que esta estrategia es una de las más arriesgadas, si se presta atención a los términos económicos, las operaciones que conllevan un mayor riesgo también son las que pueden producir un gran beneficio. Cuando una estrategia de este tipo sale bien, la empresa no solo tiene un producto nuevo en el mercado, sino que supone el paso previo al incremento de la cartera de clientes.

Para que la diversificación empresarial sea realmente útil, debe llevarse a cabo en mercados y productos con una relación inversa a la de sus productos y mercados actuales con el estado de la economía y el universo financiero. Así pues, se reduce la demanda de los mercados establecidos y se compensará con la subida simultánea en los nuevos.

De este modo, se puede decir que la empresa es independiente de los diferentes y volubles ciclos económicos.

¿Por qué se puede producir la diversificación empresarial?

Entre los factores más importantes que pueden desencadenar la toma de decisión de iniciar una diversificación de este tipo destacan los siguientes:

  • Un entorno muy concreto y específico que depende de las fuerzas competitivas básicas y de las características estructurales de la industria.
  • El entorno general en el que se desenvuelve la empresa, tales como las presiones sociales, políticas, tecnológicas, legales o económicas.
  • Las propias características de la empresa que pretende iniciar esta acción.

Diversificación empresarial método de análisis de tendencias y su interpretación

5 razones para diversificar un negocio

Además de estos factores para diversificar un negocio, se tienen en cuenta las siguientes situaciones o necesidades:

1. Saturación del mercado

Sucede si no se pueden alcanzar los objetivos de crecimiento en la relación productos-mercados mediante una expansión.

Es decir, los mercados son muy competitivos y en algunos de los sectores industriales se aprecia una fuerte sobresaturación, porque son muchas las empresas que ofrecen los mismos servicios y productos. Gracias a la diversificación se podrán ofrecer nuevos productos en nuevos mercados.

2. Reducir riesgos

Si se diversifica el negocio, a largo plazo se reducen riesgos. A pesar de que alguna actividad pueda fracasar, es complicado que todas salgan mal. Como se amplia el ámbito de inversión, se reduce el riesgo de un fracaso financiero.

El fracaso de muchas actividades es siempre menos probable que el fracaso de una sola, pues es algo que puede suceder con mayor facilidad.

3. Generar sinergias

El desarrollo de actividades nuevas y la relación con otras empresas es más importante de lo que se pueda creer en un principio. El resultado de esto será que el conjunto funcionará de manera más eficiente y el control sobre el negocio será mayor.

Existen cuatro tipo de sinergias: de dirección, productivas, financieras y comerciales. El desempeño del conjunto de los negocios es mejor que el de cada uno por separado.

4. Aprovechar recursos

Cada empresa decide dónde invertir sus recursos excedentes y su capacidad para crear un nuevo producto, servicio o establecer nuevas relaciones con otras empresas.

5. Oportunidades de inversión

Es interesante realizar inversiones en actividades que supongan posibilidades de rentabilidad y crecimiento. Se puede realizar una diversificación si las oportunidades detectadas suponen una mayor rentabilidad que realizar una expansión.

La diversificación empresarial tiene una gran cantidad de beneficios, como ampliar el target al que se dirige, introducirse en nuevos mercados, mejorar la imagen de marca, generar mayores ingresos y diferenciarse de la competencia. Cada empresa ha de decidir cómo hacerlo en función de su filosofía y objetivos. Quedarse estancado nunca es una opción.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica