Delegaciones Contacto
Artículo

El factor humano en la transformación digital

La transformación digital de una compañía hace mucho que dejó de ser una opción. En un mundo como éste, en el que la tecnología ha revolucionado nuestras vidas, aquellos que se queden atrás y no sean capaces de transformarse están condenados a extinguirse. Inteligencia artificial, internet de las cosas, Big Data, o ‘machine learning’ son términos que se repiten constantemente cuando hablamos de digitalización. Sin embargo, a menudo se nos olvida otra de las grandes claves para que este proceso tenga éxito en una compañía: el factor humano en la transformación digital.

Están ante el gran reto de generar la expectativa entre los empleados de que sientan la responsabilidad por el aprendizaje autodirigido

Para que la digitalización de una gran empresa se realice con éxito es imprescindible contar con la implicación y el talento de todos y cada uno de sus empleados: desde lo directivos que se encuentran en lo más alto de la estructura jerárquica hasta los trabajadores que se encuentran en escalafones inferiores.

«Las organizaciones deben disponer de una estrategia sólida para que los empleados apuesten ellos mismos por la mejora de las competencias», advierten desde Speexx, compañía especializada en formación blended en idiomas que cumple 10 años en España trabajando en el ámbito de la formación corporativa.

Esta estrategia, en opinión de Elena Giménez, directora de Speexx España, debe ser impulsada por profesionales de los recursos humanos que estén preparados y que sean capaces de fomentar e impulsar una cultura de aprendizaje continuo. «Están ante el gran reto, usando plataformas de aprendizaje virtual, de generar la expectativa entre los empleados de que sientan la responsabilidad por el aprendizaje autodirigido. Sobre todo en ‘soft skills’ como la negociación, comunicación e idiomas», explica Giménez.

Sin embargo, la realidad es que conseguir que los trabajadores de una compañía se sientan implicados y motivados para llevar a cabo el proceso de transformación digital no es una tarea nada fácil. De hecho, es más que habitual que las compañías se encuentren con dificultades de distinta índole. «La principal barrera es que no exista coordinación entre los objetivos comerciales de las empresas y las políticas de formación y desarrollo», aseguran los especialistas de Speexx.

Una tarea compleja

Por esta razón, resulta vital que los cambios no se limiten única y exclusivamente a implementar nuevas tecnologías en procesos organizativos. Es tanto o más importante facultar a los empleados para que sean capaces de mejorar en su trabajo y, sobre todo, puedan adquirir nuevas competencias.

En el caso de Speexx, por ejemplo, la transformación digital que se ha dado en los últimos años inspiró el desarrollo del Language Assessment Center (LAC), una herramienta que permite abordar problemas comunes de selección de personal.

La principal barrera es que no exista coordinación entre los objetivos comerciales de las empresas y las políticas de formación y desarrollo

«El LAC permite a los directores de recursos humanos asignar a los candidatos una prueba online de idioma basada en los estándares de evaluación del Marco Común de Referencia para las Lenguas (MCER)», ejemplifican desde la compañía especializada en formación blended.

factor humano digitalizacion

«De esta manera, se pueden procesar miles de solicitudes en un periodo de tiempo muy breve y optimizar un proceso de selección en el que el dominio de un idioma es clave para una organización«, añaden.

Así, por ejemplo, la inteligencia artificial también puede ayudar a los departamentos de recursos humanos desde la etapa de selección de candidatos. «Ahora es perfectamente posible utilizar software inteligente para automatizar las fases iniciales de la identificación de candidatos y de filtración para la selección», señalan los especialistas.

«La IA puede ayudar al profesional de selección a redactar listados de funciones, a analizar el vocabulario sobre un diverso abanico de candidatos y a reducir la parcialidad en la selección».

Sin embargo, ni el LAC ni la IA tendrían valor alguno si no existiesen personas enfocadas a que esta herramienta se implemente en un determinado entorno empresarial, por un determinado grupo de personas y, por supuesto, de cara a un determinado objetivo: el éxito de una compañía. Así lo entiende Roberto Martín, responsable de Marketing y Comunicación de Speexx: «En la ecuación de la transformación digital no está presente únicamente la tecnología. Si queremos encaminarnos al éxito empresarial, tendremos que incluir el factor humano».

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica