Delegaciones Contacto
Artículo

Estos son los factores que están debilitando el crecimiento económico de España (y del mundo entero)

Una demografía que afecta a la disponibilidad del talento, la desaceleración de la productividad global, la economía de “islas” que incentiva los localismos, etc, son algunos de los principales factores que debilitan el crecimiento económico de España y su posible evolución actual.

“Tenemos en una economía en desaceleración, un entorno incierto y una revolución tecnológica”. Así de claro se muestra el Presidente de Acerinox, una de las grandes empresas que forman parte del IBEX 35, Rafael Miranda.

El también Presidente de Honor de APD hizo una reflexión sobre el mundo que nos viene el pasado 11 de julio en Valencia. ¿Cómo es el mundo económico que nos está tocando vivir y hacia dónde puede evolucionar? Lo analizamos.

¿Cómo deberían prepararse las empresas para esta nueva realidad?

En el acto de clausura del Executive MBA+, iniciativa conjunta de APD e INEDE y la Universidad Católica de Valencia, que se celebró bajo el lema ‘El mundo que viene’, Miranda, hizo una reflexión de la situación económica global.

Durante su intervención, el empresario advirtió lo que los expertos en macroeconomía llevan tiempo señalando. Y es que, “las previsiones de la economía mundial son menos positivas de lo que eran hace un año”. La cuestión ya no es si habrá nueva crisis económica, sino cuándo.

Las previsiones de la economía mundial son menos positivas de lo que eran hace un año

Para demostrar sus palabras, Miranda habló de datos.

En 2017-2018 la economía mundial creció 3,1% y la previsión para año 2019 es menor, 2,9%. Para 2020, 2021 y 2022 entre el 2,8 y 2,9 y en el 2023 el 2,6%. Con los mercados emergentes que están en crecimiento es del 4,5% al 4,6%. Los mercados desarrollados están cayendo del dato que fue del 2,4% en 2017 al 2,3% en 2018 al 1,9% y, desde luego, con tendencia descendente al 1,7% para el 2020, 2021, 2022 y del 1,6% al 2023.

“También hay países como India y EEUU que tienen todavía crecimientos potentes, y China, aunque está en desaceleración, es del 5,5% de crecimiento del 6%, así como Japón y EU”, recordaba.

“En España, afortunadamente, no estamos en esta situación”. Quiso subrayar en una semana en la que precisamente la UE hablaba de un 2,3% de previsión de crecimiento del PIB para este año, aunque no cabe duda que hay algún signo de desaceleración.

Datos reales de la industria: una clara desaceleración

En EEUU, gracias a las medidas que se han tomado, crece potencialmente, y sin embargo el índice de producción industrial caía de 3,8% en Diciembre al 2% en mayo. Y el PMI manofacturero cae de 53,8 a 50,5%, dejando señales de que la actividad industrial se deteriora.

Sin embargo, alertó de que, en este sentido, “la UE tiene datos preocupantes“: en el año 2018 el índice de producción industrial cayó en 4,1% fundamentalmente en el segundo trimestre. Y otra señal: “el PMI cae del 51,4% al 47,7%”.

China ya se ha convertido en la otra economía potente mundial. “En datos industriales, tienen la capacidad de jugar mucho más que en economías de mercado, y eso no está tan mal”. En el gigante asiático el índice de producción industrial pasa del 5,7% al 5% y el PMI del 49,7% al 50,2% a pesar de que hay sectores muy dañados, como el del automóvil.

En definitiva, partimos de la base de que existe una clara desaceleración de las economías. Situación que se debe a factores tanto cíclicos y estructurales como, seguramente, al riesgo político que está trastocando el tejido socioeconómico en el mundo entero. Pero hay más.

¿Qué factores están debilitando este crecimiento económico en España?

Existen muchos elementos que se combinan para debilitar el crecimiento de la economía mundial. Pero los analistas, tal y como citaba Miranda, hablan de cuatro fundamentales:

1. Final de un ciclo fuerte de crecimiento

Después de muchos años de un impulso fuerte de la economía mundial, el crecimiento económico constante podría estar tocando fin.

Mientras que el Presidente del Sistema de la Reserva Federal, Jerome Powell, anunció la semana pasada en EEUU que nunca ha habido en la historia un ciclo económico tan positivo, los especialistas no se muestran tan seguros.

El propio Miranda apuntaba a que hay que estar atentos, porque podría llegar una nueva recesión: “Nadie sabe cuándo ni la profundidad de la misma, pero conviene tenerlo en mente”.

Nadie sabe cuándo ni la profundidad de la misma, pero conviene tener en mente que habrá una nueva recesión

Esta caída puede tener un riesgo mucho más importante por el creciente excedente de deuda del mundo. Sin duda, puede afectar a uno de los países emergentes que están tremendamente endeudados en el caso de que las políticas monetarias cambiaran de sitio.

No parece ser que es lo que se está anticipando ni en la UE ni en los EU, pero si en 10 años después de las crisis la deuda global del mundo ha alcanzado un récord en el 2018 y hoy es de 244% del PIB mundial, si la política monetaria no se transforma de tipos negativos a una de tipos razonables, “hay un riesgo muy importante de una caída”.

2. Problemas demográficos

El segundo elemento lo protagoniza el envejecimiento de la población. Una realidad que, además, está afectando a la fuerza laboral y “genera un gap de talento muy importante entre lo que tenemos y lo que necesitamos”, puntualizaba Miranda.

3. Bajos crecimientos de la productividad global

“Cuando además todos estamos escuchando que la revolución tecnológica que tenemos encima de la mesa es el arma más potente que tenemos para mejorar la competitividad y la productividad”, el hecho de que importantes potencias económica se mantengan al margen, debilitan el crecimiento económico en España, y en todo el mundo.

4. El fenómeno de la “islamización”

La globalización ha traído grandes ventajas y ha constituido una de las mayores fuerzas para la abundancia y el buen hacer de la economía mundial. Pero en este momento lo que estamos viviendo es un momento de “islas”: “En el G20 se toman medidas restrictivas del comercio, y se incentiva el localismo”, analizaba el también ingeniero industrial.

Si a todo esto unimos los riesgos políticos que se están dando en el mundo y el desprestigio de instituciones, se genera una situación compleja conocida como entorno VUCA. Un entorno que tiene implicaciones estratégicas como que casi no existan alianzas porque hoy todas las alianzas son fluidas.

¿La economía global volverá a su punto de equilibrio después de aplicar la reformas o realizar las negociaciones que sean necesarias o estamos en el inicio de un nuevo orden?

La gran cuestión, planteaba Miranda a la sala, es si todo el orden mundial que hasta ahora ha gobernado la economía global volverá a su punto de equilibrio después de aplicar la reformas o realizar las negociaciones que sean necesarias, o, por el contrario, estamos en el inicio de un nuevo orden y estamos entrando en una nueva era.

Digital disorder: la revolución de las revoluciones

Todo esto nos está ocurriendo mientras, además, asistimos a un conjunto de revoluciones de las que todos hemos oído hablar: la revolución demográfica, financiera, energética o medioambiental a las que se suma la aparición de una nueva especie “de jóvenes modernos” – como les definía Miranda- a las que hay que hacer frente.

En medio de toda esto está la revolución de las revoluciones, la tecnología está generando un nuevo lenguaje, un nuevo mundo. Estamos ante un cambio de valores que está transformando nuestras vidas.

“Nuestros hijos ya son nativos digitales. Estamos ante el cambio más profundo que se ha vivido nunca. Y, hoy aún, todo esto es un cambio tremendamente desordenado o, como ya se le conoce, vivimos inmersos en el digital desorder“, planteaba el que fue Consejero Delegado de Endesa.

La IA, ¿La nueva electricidad?

¿Qué decir de la Inteligencia Artificial? Una revolución que va a seguir avanzando poniendo en cuestión la racionalización de las fábricas y las formas de producir hasta ahora conocidas. Esto sumado al machine learning que se traduce en que los robots pasarán del movimiento programado al movimiento aprendido, inteligente, lo que ayudará a reducir costes pero también pondrá en peligro muchos puestos de trabajo.

Hay una batalla por la supremacía tecnológica y toda esta revolución genera retos y consecuencias muy importantes

En opinión de Miranda, lo que va a revolucionar el mundo es la IA es la nueva electricidad. “Si las expectativas son ciertas, la mayor revolución del mundo”. ¿Cómo se desarrollará? Los expertos anticipan 3 fases:

Fase ANI: Inferioridad de los robots

Hoy estamos en la fase débil, ANI, donde la IA solo se especializa en un área muy concreta.

Fase AGI: Robots ocupan tareas humanas

AGI: se podrá desarrollar cualquier tarea que un humano pueda hacer.

Fase ASI: Auténtica Inteligencia (Artificial)

Una vez la AGI llega a su punto álgido en la que es capaz de crear subrutinas (ANIs) en su interior, cada vez se vuelve más capaz y más rápida. También consume más y más recursos tanto informáticos como energéticos. En este punto, su factor de evolución es exponencial y llegando a la ASI. Que no es un fin en sí mismo, sino un estado de la Inteligencia Artificial.

Las dos grandes potencias del mundo se han lanzado a la carrera y se va a generar un problema de desigualdad ya que solo ellas tienen una capacidad de inversión cuatro veces mayor que el resto de países. “Hay una batalla por la supremacía tecnológica. Toda esta revolución genera retos y consecuencias muy importantes: problemas geopolíticos, relaciones humanas, protección de datos… ¿Y qué hacemos ante esto? Regulaciones y más regulaciones”, respondía el propio Miranda.

Grandes retos y oportunidades

Que nos encontramos ante una economía en desaceleración, un entorno incierto y una revolución tecnológica, ha quedado claro. Pero, ¿cómo deberíamos reaccionar como sociedad y que debemos hacer en nuestras empresas ante esta situación?

Miranda apuntó que, para prepararnos ante esta nueva realidad, educación y desarrollo del talento son imprescindibles: “Debemos exigir nueva adecuación a nuestros sistemas educativos. Fomentar la educación permanente continuada y actualizada no es que sea necesario, debe ser imprescindible“.

“Tenemos que liderar una transformación digital, desde fábricas y procesos hasta los equipos, todo en colaboración. Porque tenemos una economía en desaceleración, entorno incierto y revolución tecnológica como grandes retos pero que suponen también grandes oportunidades”.

Así terminaba el discurso de Miranda que daba paso a la entrega de una placa de agradecimiento por parte del Consejo de APD Zona Levante, por sus ocho años como Presidente de Honor.

Entrega de diplomas Executive MBA+

La semana pasada finalizó la presentación de proyectos de final de máster ante su tribunal, formado por Sandra Deltell, Responsable de PwC Zona Levante, Raúl Royo, CEO de Royo Group, y Carlos Aguilera, Responsable de negocio de empresas de Bankia en la Comunidad Valenciana. Una edición en la que los alumnos han sentado un precedente consiguiendo ser una de las promociones con las notas más altas del Executive MBA.

Sin duda uno de los momentos más esperados después de un año de esfuerzo fue la entrega de diplomas. Momento en el que en el que los protagonistas del máster demostraron profesionalidad, implicación y pusieron de manifiesto haber desarrollado nuevas capacidades para liderar.

Un máster que se ha convertido en una auténtica experiencia, formándose con casos reales de empresas y conociendo los elementos claves de la gestión empresarial global de la mano de empresarios y directivos en activo.

Marta García
Responsable Digital para APD Levante.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La jornada en imágenes

Así fue la clausura del Executive MBA+, iniciativa conjunta de APD e INEDE y la Universidad Católica de Valencia.

Visita nuestra agenda y no te pierdas ninguna de las #ExperienciasAPD que tenemos preparadas para ti.

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica