Delegaciones Contacto
Artículo

Diferencias entre imagen e identidad corporativa

¿Qué es la identidad e imagen corporativa? Según los experto, son clave para que las empresas se puedan posicionar y diferenciar de su competencia. La identidad corporativa es lo que la empresa quiere transmitir sobre sí misma, la expresión de su personalidad y su esencia visual, mientras que la imagen corporativa es la forma en la que el público percibe la marca.

Conocer algunos ejemplos de identidad corporativa e imagen corporativa, sus principales diferencias o la relación entre ambas es fundamental de cara a marcar un manual de identidad corporativa es fundamental

Imagen e identidad corporativa, relacionadas pero diferentes

La imagen corporativa debe reflejar los valores y la filosofía de la organización, y viene definida por todos los elementos tangibles -productos y servicios- e intangibles –tono o estilo de comunicación- que construyen la personalidad de una marca.

Relación entre imagen e identidad corporativa

Es, por lo tanto, la percepción que tiene el público de una empresa, y por eso es necesario que la marca defina con claridad lo que quiere transmitir a sus clientes.

Por otro lado, la identidad corporativa hace referencia a los elementos visuales y los recursos gráficos que ayudan a definir la empresa, pero también abarca otros aspectos como la cultura y comunicación corporativa o los valores que la empresa quiere que se proyecte al exterior.

El primer impacto que el cliente potencial tiene de una empresa puede ser un factor determinante para que consuma los productos o servicios que ofrece

Este aspecto es fundamental, ya que es el primer impacto con el público y lo que hará que la marca se reconozca de forma inmediata. Es en la identidad corporativa donde la empresa debe plasmar cómo quiere ser percibida por los clientes.

En definitiva, la identidad corporativa es un factor interno que debe definir la propia empresa para generar una impresión específica en sus clientes potenciales, mientras que la imagen corporativa es como se percibe la marca, por lo tanto es una cuestión externa y más difícil de controlar.

4 Beneficios de una buena imagen corporativa

Uno de los principales objetivos de toda marca -y también uno de los más difíciles- es que el público reconozca y al mismo tiempo se sienta identificado con sus valores.

1. Conseguir clientes

El primer impacto que el cliente potencial tiene de una empresa puede ser un factor determinante para que consuma los productos o servicios que ofrece. Por lo tanto, todos los elementos de la imagen corporativa deben estar enfocados a crear una conexión con su público objetivo.

2. Fidelización

Además de captar nuevos clientes, una buena imagen corporativa fidelizará a los clientes y logrará una relación de cercanía y cordialidad con ellos. Conseguir que su público potencial se identifique con la marca es una de las mejores formas de asegurar un vínculo duradero en el tiempo.

3. Diferenciarse de la competencia

La imagen corporativa debe ayudar a que el público objetivo pueda diferenciar con facilidad una marca de su competencia y que, al mismo tiempo, tenga clara la propuesta de valor concreta de la empresa. Conseguir un posicionamiento bien definido en el mercado puede ser vital para el éxito de una empresa.

Diferencias entre imagen e identidad corporativa

4. Motivación interna

La imagen corporativa no solo se proyecta hacia el exterior, también influye directamente a los empleados de la empresa. Hacer que se sientan orgullosos e identificados con los valores de la organización puede mejorar la motivación, y por lo tanto su rendimiento. La imagen de marca se empieza a construir desde el dentro, y es por eso que cada vez más empresas invierten esfuerzos en el Employer Branding.

¿Cómo se define la identidad corporativa?

La identidad corporativa es la filosofía y los valores que la empresa quiere transmitir.

De ahí que sea imprescindible que haya coherencia y unidad de criterios, para evitar transmitir mensajes diferentes, y que todos los elementos estén bien definidos desde el inicio:

Filosofía corporativa:

La misión, valores, cultura y visión de la empresa

Cultura corporativa:

Las normas y valores por los que se rigen los miembros de la organización.

Identidad visual corporativa y recursos gráficos:

Nombre, logo, claim, colores, tipografía, página web, materiales de comunicación, etc.

Estrategia de comunicación:

Que transmita la filosofía de la empresa de forma eficaz.

Reputación online:

Las redes sociales son una buena herramienta de fidelización del público objetivo de la empresa, que puede acabar ejerciendo de prescriptor de la marca.

No cabe duda: todas las empresas quieren que sus clientes se sientan identificados con sus valores corporativos.

Por eso es imprescindible tener clara la diferencia entre imagen corporativa e identidad corporativa desde el principio. Hay que cuidar todos los detalles para que el público objetivo perciba con claridad los valores de la marca.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<-- NULL -->
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica