Delegaciones Contacto
Artículo

Inteligencia emocional en el trabajo, la clave del éxito laboral

En un mundo donde la tecnología se ha abierto hueco de manera rápida y extensiva, la inteligencia emocional en el trabajo es, para muchos, la clave para que el trabajo humano siga teniendo sentido. Las máquinas han ido incorporándose poco a poco a los procesos productivos hasta el punto de hacer innecesaria la presencia de personas para controlar algunos de ellos. Sin embargo, hay tareas que nunca podrán realizar.

El crecimiento del empleo en Estados Unidos entre 1980 y 2012 estuvo en los trabajos que requerían grados relativamente altos de habilidades sociales

Esa es la baza principal de la inteligencia emocional. Con este concepto se designa a las capacidades sociales que únicamente los humanos son capaces de desarrollar, pues no hay tecnología alguna que consiga suplantar la función.

inteligencia-emocional-en-el-trabajo

¿Por qué se valora tanto la inteligencia emocional en el trabajo?

En las empresas, la inteligencia emocional cada vez está más valorada. Poco a poco se ha ido conociendo la necesidad de que los trabajadores posean esta habilidad –tanto en los niveles de dirección como en los puestos básicos– para conectar con sus subordinados y compañeros y poder optimizar el desempeño laboral. De hecho, el entrenamiento de la inteligencia emocional es posible, y está vinculado a una actitud positiva.

En 1990, Peter Salovey y John D. Mayer –considerados como los investigadores principales de la inteligencia emocional– identificaron el manejo de los sentimientos propios y ajenos como clave para que el resultado de las acciones llevadas a cabo fuera el mejor. La teoría es sencilla: si somos capaces de anticipar cómo será la reacción emocional de alguien, también seremos capaces de modificar nuestra acción para que el resultado sea el que esperamos.

Si somos capaces de anticipar cómo será la reacción emocional de alguien, seremos capaces de modificar nuestra acción para que el resultado sea el que esperamos

Aunque a simple vista parezca un elemento secundario en los procesos laborales, la inteligencia emocional forma parte del día a día de las empresas. “Casi todo el crecimiento del empleo en Estados Unidos entre 1980 y 2012 estuvo en los trabajos que requerían grados relativamente altos de habilidades sociales”, pudo leerse en un artículo de la periodista Livia Gershon publicado en la revista anglosajona Aeon.

Y es que la inteligencia emocional –bien o mal empleada– es una constante en el mundo laboral. Trabajos como los relacionados con la medicina, el cuidado de ancianos o la docencia son algunos de los que más requieren de esta habilidad, pero en cualquier empleo y entorno profesional siempre son necesarias estas capacidades de gestión emocional.

Las mujeres, ¿más propensas a la inteligencia emocional?

Manteniendo al margen los clásicos tópicos entre hombres y mujeres, diferentes estudios han demostrado que las capacidades humanas no son iguales entre los géneros. Los trabajos de campo y las encuestas llevadas a cabo para la realización de estos análisis dejaron claro que el colectivo femenino y el masculino no respondían igual ante los distintos escenarios que se les expusieron.

Como norma general, teniendo en cuenta que siempre hay excepciones, las mujeres se mostraron más propensas a solucionar conflictos utilizando las llamadas ‘soft skills’ o ‘habilidades sociales’: buscaban llegar al objetivo cooperando con otros compañeros y se mostraban altamente cualificadas para interactuar. Los hombres, por su parte, eran proclives a actuar de manera independiente y no mostraban empatía con las personas de su alrededor. Y es que, la empatía se ha convertido en una fuente de ingresos para las compañías. De ahí que la inteligencia emocional y la actitud positiva sean valores en alza para los que lideran los departamento de Recursos Humanos.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica