Delegaciones Contacto
Artículo

La internacionalización de la empresa española en el nuevo contexto global

En una situación tan atípica como la que estamos viviendo, parece crucial valorar la trascendencia que supone el posicionamiento internacional para las empresas españolas, y el papel estratégico de los procesos de internacionalización en la recuperación económica tras la crisis del Covid.

Una crisis que ha golpeado especialmente a nuestro país, y que nos obliga a encontrar fórmulas que permitan acelerar el crecimiento económico. Sobre todo ello se habló en el Ciclo de Encuentros organizado por APD y Auxadi durante los meses de junio y julio, y que culminará con un último #APDLive el próximo 27 de octubre.

¿Qué oportunidades se presentan para las empresas españolas en un nuevo contexto global marcado por las consecuencias económicas y sociales de la COVID-19? Sin duda, la internacionalización es una de ellas. Así lo cree Víctor Salamanca, CEO de Auxadi, que ve este proceso “como una pieza fundamental no solamente para la recuperación de la economía y para el lanzamiento de la empresa española hacia el exterior, sino también para lograr la fidelización del talento a nivel nacional”.

La salida al exterior, clara vía de crecimiento

Durante estos meses se ha comparado mucho esta crisis con la que comenzó en 2008. En aquellos años, la internacionalización fue una de las vías de crecimiento tras la situación motivada por el crash financiero de 2008, y posterior crisis de 2012, durante las cuales el mercado interno de España sufrió un serio recorte. Sin embargo, existen numerosas diferencias entre la crisis financiera y la actual.

Para Íñigo Fernández de Mesa, Vicepresidente de CEOE y Presidente del Instituto de Estudios Económicos, “la pandemia ha generado una crisis global que afecta a España, y afecta tanto a las economías desarrolladas como a aquellas en vías de desarrollo, mientras que la crisis de 2008 tuvo su epicentro en las hipotecas subprime en EEUU, y España fue un país rezagado.

Sin lugar a dudas, la internacionalización de nuestras empresas ayudará como lo hizo en el año 2008/2012

Nos afectó casi al final de todo el proceso cuando prácticamente el resto de las economías ya estaban recuperadas”. Además, el Vicepresidente de CEOE cree que hemos entrado en esta crisis en mejor posición que en 2008, pues entonces la economía española estaba muy debilitada. “La situación era realmente dramática, ya que había un gran endeudamiento por parte de las familias y las empresas, y un importante déficit público y exterior”. Aun así, pese a que hoy en día la economía española se encuentra más fortalecida, “es necesario enfocar gran parte de los esfuerzos en potenciar la competitividad del sector exterior para garantizar la recuperación”.

De la misma opinión es Juan Manuel Cividanes, Director General del Igape, que destaca como primera gran diferencia con respecto a 2008 la rápida capacidad de reacción por parte de todas las instituciones, y se muestra optimista de cara al futuro: “Dentro de un año tendremos una situación muchísimo mejor, saldremos de forma mucho más rápida”.

A pesar de que las diferencias entre el contexto que vivieron las organizaciones entonces y ahora son evidentes, como afirma Víctor Salamanca, existen factores en común, y es que “sin lugar a dudas, la internacionalización de nuestras empresas ayudará como lo hizo en el año 2008/2012”.

Asumir el reto de la digitalización

Parece que no hay duda sobre ello. Tras una pandemia global que ha dejado secuelas económicas y sociales en la mayor parte del mundo, la apertura a nuevos mercados vuelve a ser un elemento clave para la recuperación económica. Tal y como indica José Ignacio Aparicio, Director Financiero de Grupo Gransolar, ‘’la internacionalización debería formar parte de la hoja de ruta de las empresas, ya que es una forma de diversificar y minimizar riesgos. Además, la motivación de expandirse hacia nuevos mercados debe responder a la propia supervivencia de las entidades”. Y para que esto sea posible, en su opinión, el sector público ha de ayudar y acompañar al privado en este sentido.

La internacionalización debería formar parte de la hoja de ruta de las empresas, ya que es una forma de diversificar y minimizar riesgos

Pero a la hora de abrirse hacia nuevos mercados, es fundamental avanzar en todo lo relacionado con la digitalización. En palabras de Miguel Ángel Navarro, CEO de Catenon, “la internacionalización va a ser mucho más competitiva, las compañías españolas tenemos muchas ventajas con respecto a las competidoras de otros países por nuestro indudable talento. Lo único que tenemos que hacer es sumarnos al reto de la digitalización”.

Así, en cuanto a las oportunidades en este campo en materia de talento, según datos aportados por el CEO de Catenon, “en 2021 tendremos que cubrir dos millones y medio de puestos en ciberseguridad. Solamente el 1% de esos puestos son realmente complicados de buscar. El 99% restante podrán cubrirse transformando al talento que ya existe en nuestras propias compañías”.

Nuevas formas de gestión

La crisis se ha dejado notar prácticamente en todos los sectores. Todos se han visto afectados, en mayor o menor medida, y han tenido que reinventarse para minimizar los efectos ocasionados por esta inesperada situación, o para adoptar medidas de ayuda a los damnificados.

En este sentido, el papel de las instituciones bancarias ha sido muy relevante ya que, en muchos casos, ha sido necesario contar con equipos especializados dedicados a apoyar a la empresa que se internacionaliza. Es el caso de Abanca, que, tal y como señala José Ramón Purroy, VP y Personal Banking Senior Executive de la entidad, “lo que hacemos con la empresa que llega y que trata de arrancar negocio aquí es una actividad no meramente destinada a los servicios y productos bancarios, sino también al acompañamiento’’.

En 2021 tendremos que cubrir dos millones y medio de puestos en ciberseguridad

Lo mismo sucede con el e-commerce, sector que se ha visto enormemente ‘tocado’ debido al desarrollo de los nuevos canales de distribución y a los cambios producidos en los hábitos de consumo. Un ejemplo claro de adaptación ha sido el de la empresa Hijos de Rivera. Como explica Juan Paz García, International Director de la compañía, “hemos intentado derivar nuestro propósito de marca (ser la cerveza más amada) para dar una respuesta a las necesidades de los consumidores. A nivel internacional, la pauta de consumo también ha variado, y se ha notado que ha habido una derivada hacia otros canales”.

Numerosas opiniones aportadas desde la experiencia que coinciden en un punto: tiene todo el sentido hablar de internacionalización en un momento como el actual, pues va a ser uno de los principales pilares de la recuperación económica de nuestro país.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica