Delegaciones Contacto
Artículo

¿Dónde invertir tras el covid-19? ¿Deuda financiera, deuda comercial o qué?

Los expertos coinciden: la deuda financiera y la deuda comercial son, actualmente, las alternativas más importantes en el ámbito de las inversiones empresariales y nos preguntamos si invertir tras el covid-19 en ellas.

La crisis del COVID-19 ha trastornado por completo el panorama económico global. Se esperan grandes cambios en las políticas y tendencias pero, sobre todo, en los marcos de inversión.

Así, ante un mercado dividido entre los que mantienen que lo peor ya ha pasado y es el momento de aprovechar la oportunidad y los que estiman que es demasiado arriesgado volver a invertir de forma tan inmediata, solo queda consultar a los expertos. ¿Hacia dónde dirigir el dinero?

¿Dónde invertir tras el covid-19?

Los periodos de crisis aceleran los cambios y, en el muno financiero, las tendencias avanzan o se ven desplazadas súbitamente por otras nuevas. La crisis del coronavirus ha desencadenado un profundo cambio en las políticas de las autoridades, acelerado las tendencias actuales y transformado el panorama de inversiones.

Hoy, los grandes inversores que cuentan con liquidez se encuentran divididos en dos grupos:

  • De un lado aquellos que están valorando si es mejor diversificar al máximo esperando una recuperación similar a la situación anterior al desplome.
  • Del otro los que consideran que la mejor opción es descartar los sectores que se han visto más perjudicados y apostar por las empresas con mayor capacidad de rebrote.

Vivimos un momento de gran convulsión económica mundial y una de las premisas fundamentales para superarlo será la adaptación al nuevo entorno. «Desde el punto de vista de los inversores, nuestros supuestos macroeconómicos anteriores deben someterse a una profunda revisión», advierten desde Fidelity International.

Cambios en el marco de inversión poscoronavirus: huyendo del riesgo

Ahora, encontrar formas flexibles de abordar estos cambios será crucial para generar rentabilidades ajustadas al riesgo sólidas en el futuro.

De hecho, de momento y hasta que se vea un giro al alza en la coyuntura económica, la mayoría de inversores están mostrando preferencia a la hora de no incorporar riesgo en sus operaciones. Tendencia que probablemente se mantenga y aumenten las inversiones en la renta fija antes que en renta variable.

No obstante, los analistas macroeconómicos aconsejan apostar por los fondos de liquidez como primer paso antes de explorar la renta fija corporativa europea. Un tipo de deuda de alta calificación que ofrece unos cupones atractivos, con una rentabilidad de un 3%.

Aumenta la inversión en deuda financiera ¿gracias al BCE?

Los medios apuntan a que las gestoras dispararán su inversión en deuda financiera y la mayoría de los asesores están recomendando incluir fondos especializados que aprovechen el impulso de los bancos centrales. ¿Por qué?

El Banco Central Europeo, junto al resto de bancos centrales, ha tranquilizado a los inversores de renta fija y el mercado de emisiones se ha reactivado con fuerte demanda. Estas emisiones tienen que hacerse con una prima respecto al escenario anterior a la cuarentena. Aunque, en cualquier caso, se trata de primas razonables.

De este modo, los programas de compra de deuda de los bancos centrales van a servir para que gobiernos y empresas puedan emitir deuda a un coste muy bajo con el consiguiente beneficio para la economía real. Sin embargo, en un contexto de tipos de interés cercanos a 0, los ahorradores adversos al riesgo se enfrentan a un reto muy complicado.

Gracias a ello deuda financiera -la suma de la deuda bancaria y de las emisiones de títulos, a largo y corto plazo, de una empresa-, se ha convertido en una de las principales medidas de arranque para las empresas.

¿Dónde invertir tras el covid-19? ¿Deuda financiera, deuda comercial o qué?

Otras alternativas de inversión tras el coronavirus

Nos encontramos ante un panorama que exige a las entidades bancarias -públicas y privadas- afinar en las estrategias de inversión de sus clientes. Estados y empresas.

«Podríamos estar entrando en una fase en la que las bases de las políticas públicas han mutado permanentemente y los gobiernos y bancos centrales se ven obligados a pensar nuevas formas de abordar una amenaza social y económica que no se había visto en décadas», auguran desde la gestora internacional experta en fondos de inversión.

Los fondos relacionados con las nuevas tecnologías, la investigación o el desarrollo sostenible se perfilan como alternativas muy prometedoras. Son fondos con fuerte potencial de rentabilidad pero también permiten que la inversión de los partícipes tenga un propósito.

«Mientras digerimos todos los retos surgidos de la crisis del coronavirus, las mayores intervenciones de los estados, el activismo fiscal, el gobierno corporativo, la sostenibilidad y la persistente fortaleza económica de Asia se convertirán en rasgos permanentes del panorama de la inversión en el Nuevo orden económico«, explican los expertos.

¿Ha llegado el momento de invertir?

Lógicamente, la evolución del precio de los activos estará sujeta a las medidas de contención del contagio y de las decisiones políticas de cada país. Es por ello que se recomienda enfocar las estrategias de inversión en aquellos que tienen ya una experiencia rápida y fuerte en la toma de decisiones.

Para saber si un sector es atractivo, hay que evaluar la política de remuneración a accionistas y el pago de dividendos. Probablemente, las empresas con negocios cíclicos o con mayor apalancamiento, al igual que las empresas del sector financiero, reducirán sus pagos de dividendos con el fin de proteger sus balances y preparase para un periodo prolongado de incertidumbre económica.

Deuda financiera y deuda comercial

De igual modo, podemos pensar que las compañías del sector sanitario, comunicación o servicios públicos serán más atractivas desde esta perspectiva, puesto que hay menos probabilidad de que recorten sus dividendos.

En definitiva, esta situación dependerá mucho de la evolución del virus, las estrategias que se tomen para salir de ella y conseguir una mayor y más rápida recuperación económica y sanitaria y de la respuesta que las autoridades ofrezcan sobre el tema.

Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica