Delegaciones Contacto
Artículo

La robótica también se pone al servicio de los negocios

Aunque al hablar de robots es habitual que nos venga a la mente la imagen de un autómata de apariencia humana que aún parece cosa del futuro, lo cierto es que estos aparatos ya están muy presentes en el funcionamiento de las empresas pero con otro tipo de formas.

Automatizar y acelerar diferentes procesos a través del uso de máquinas permite a las empresas ser cada vez más eficaces y eficientes y, por tanto, mejorar su competitividad. Así el universo de la robótica cobra cada vez más protagonismo en el ámbito corporativo. Habituales ya desde hace algún tiempo en el sector de la industria, estos aparatos capaces de desempeñar tareas que durante mucho tiempo se habían tenido que realizar de forma manual, pueden resultar también de gran utilidad en muchos otros ámbitos como la agricultura.

Un ejemplo son los drones, las pequeñas máquinas voladoras no tripuladas, que cada vez cuentan con más aplicaciones empresariales y las impresoras 3D (de gran utilidad para tareas como el diseño, ya que facilitan la construcción de prototipos). También otras estructuras mecánicas como los exoesqueletos, que permiten aumentar la fuerza de los trabajadores, buscan hacerse un hueco en las compañías de todo el mundo. Y lo mismo pasa con los brazos mecánicosque se pueden programar para convertirse en una extensión de los profesionales y les permiten trabajar a cierta distancia (mejorando así aspectos como la seguridad).

También buscan su hueco los sistemas de transporte autónomos, y es que aunque a los coches sin conductor que está impulsando el gigante de la tecnología Google todavía les queda mucho para extenderse entre la población, otros dispositivos que siguen el mismo principio tienen ya sus aplicaciones en el mundo de la empresa (como el desplazamiento de mercancías en los almacenes de forma automatizada).

Son muchas las expectativas que acumula un sector gracias al cual, según aseguraba un estudio de la consultora BCG publicado el año pasado, se podría incrementar la productividad hasta un 30% para el año 2025 en muchas industrias. La adopción de robots avanzados, señalaba el informe, podría además reducir el coste total de los costes laborales en hasta un 18% en algunos países como Corea del Sur, China, Estados Unidos, Japón o Alemania –que se encuentran entre los más avanzados en el uso de estas nuevas tecnologías–.

Hacia una nueva revolución

La introducción de todo tipo de robots en el día a día de las empresas implicará un gran cambio en el funcionamiento de muchas de ellas, por ejemplo, en lo que a los equipos se refiere. Un estudio de la Universidad de Oxford realizado en 2013 apuntaba a que alrededor de 700 profesiones podrían ser sustituidos por robots en 20 años. Sin embargo, será necesario contar con empleados cualificados en el uso y manejo de estas nuevas máquinas, por lo que las compañías deben hacer un esfuerzo especial en la formación de sus plantillas.

Los motivos económicos (se trata de tecnologías todavía bastante caras) y la poca flexibilidad que ofrecen todavía la mayoría de estos sistemas se convierten en los principales obstáculos que impiden a las empresas de menor tamaño acceder a este tipo de avances. Sin embargo, las pymes no pueden dejar de estar atentas a las posibilidades que ofrece el mundo de la robótica ya que pueden ayudarles a marcar la diferencia con respecto a sus competidores.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica