Delegaciones Contacto
Artículo

MAPFRE: «Hemos conseguido un buen equilibrio entre la innovación estratégica y la innovación disruptiva»

En un mundo como el actual, que se mueve a una velocidad de vértigo, en el que los modelos de negocio tradicionales se quedan estancados o fenecen, y en el que cientos de miles de compañías tratan de alcanzar el éxito a costa de sus competidores, la innovación, en cualquiera de sus vertientes (innovación estratégica, disruptiva…), emerge como una realidad inaplazable.

Es necesario que las buenas ideas aporten un beneficio tanto al negocio como a la sociedad

Pero ojo, porque no basta solo con apostar por las (buenas) ideas. Es necesario que estas sean capaces de generar cambios, que aporten un beneficio tanto al negocio como a la sociedad, y que sean escalables. De otra forma, solo serán buenas ideas. Así lo entienden corporaciones como Capgemini, una de las compañías líderes en consultoría, tecnología y transformación digital, y MAPFRE, aseguradora referente en el sector.

Las ideas (geniales) como punto de partida

Recientemente, APD reunía a dos mentes preclaras en lo que a innovación se refiere. Por un lado, Francisco Bermúdez, Consejero Delegado de Capgemini España. Por otro, José Manuel Inchausti, Vicepresidente de MAPFRE y CEO de MAPFRE IBERIA. Y sobre el tapete, la innovación como palanca de cambio para generar impacto en los negocios, el uso de la IA y el Big Data, o la omnicanalidad como herramienta para satisfacer la demanda de los clientes en el área de los seguros. Las ideas (geniales), una vez más, como punto de partida y origen del éxito a corto, medio y largo plazo.

innovación estratégica

Y es que, tal y como opina Inchausti, “se están dando unos cambios radicales desde el punto de vista tecnológico, pero también desde el punto de vista social, de modelos de negocio, de la sensibilidad del cliente. Y eso lleva a que las compañías se vean obligadas a innovar. Para nosotros mismos, de hecho, la innovación es la palanca principal que tenemos para transformar la compañía”.

Eso sí, incide Bermúdez, “en Capgemini llevamos muchísimos años pensando en la innovación y hemos pasado por muchísimos modelos, y lo que siempre hemos pretendido es que no se mate la creatividad de las personas con los procesos. Pero lo que también hay que evitar es que esto se convierta en un club de gente creativa que puedan generar ideas con una aplicación de negocio muy complicada”.

Una estructura para la innovación

Preguntado por el directivo de Capgemini sobre los procesos y sistemas inherentes a la innovación que se desarrolla dentro de MAPFRE, así como por la escalabilidad o viabilidad de los proyectos propuestos en el seno de la organización, Inchausti afirma que “por todo ello creamos el MOI (MAPFRE Open Innovation), que hace que los proyectos que pueden tener impacto en el negocio vayan adelante, sobrevivan y se puedan escalar”.

El MOI (MAPFRE Open Innovation) hace que los proyectos que pueden tener impacto en el negocio vayan adelante, sobrevivan y se puedan escalar

Es más, incide Inchausti, “el MOI no es un sistema aislado, separado de las operaciones. El MOI está conversando permanentemente con las operaciones. De hecho, una parte muy importante del MOI son las oficinas de innovación que tenemos en las principales operaciones de MAPFRE. Esas oficinas tiene un presupuesto, controlan todos los pilotos de innovación, y eso hace que tengamos un compromiso de implantación con aquellos proyectos que finalmente sobreviven al clásico embudo”.

Diálogos Directivos – Ecosistemas de Innovación by Capgemini y Mapfre

Uploaded by APD on 2019-11-26.

Observar el entorno, la clave

Ahondando el directivo de Capgemini en el hecho de que en los últimos años las fronteras entre sectores son cada vez más difusas y en la importancia de observar qué están haciendo los otros sectores de nuestro alrededor, el directivo de MAPFRE destaca que “es imperativo mirar lo que se hace fuera porque en el grado de desarrollo, digitalización e innovación, el sector seguros ocupa una posición intermedia. Hay sectores más desarrollados como, por ejemplo, la banca. Siempre van un pasito por delante y es un sector al que hay que mirar. El retail también, porque establece unas relaciones con el cliente que nosotros tratamos de trasladar. Y hay que mirar fuera por una tercera razón: las grandes disrupciones en el sector seguros no están viniendo de empresas de seguros, sino de startups que se convierten en empresas de seguros para hacer las cosas de una manera diferente”.

Las grandes disrupciones en el sector seguros no están viniendo de empresas de seguros, sino de startups

innovación estratégica

Innovación estratégica y también disruptiva

También durante la interesante conversación mantenida por ambos directivos hubo tiempo para hacer una clara distinción entre la innovación estratégica y la innovación más disruptiva. Así, Inchausti destaca que para MAPFRE “la innovación estratégica es una innovación más de demanda, de corto plazo, apoyada en nuevas tecnologías pero conectada desde el origen con necesidades de negocio. Es una innovación que cuando surge, surge patrocinada con un área de negocio que tiene una necesidad concreta. Sin embargo, no podemos olvidar la innovación disruptiva, aquella más de oferta y de largo recorrido. Y es que en las necesidades a corto plazo se quedan fuera un montón de cosas que dentro de dos o tres años tendrán un alto impacto, y si no las empezamos a trabajar ya, nos vamos a quedar fuera” En definitiva, «hemos conseguido un buen equilibrio entre la innovación estratégica y la innovación disruptiva».

En las necesidades a corto plazo se quedan fuera un montón de cosas que dentro de dos o tres años tendrán un alto impacto

La tecnología y el impacto social, los grandes focos

Ya en la recta final del diálogo Capgemini-MAPFRE, y preguntado por Bermúdez por el impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en el negocio, Inchausti constata que “personalmente creo que la combinación de IA con Big Data tiene el poder de cambiar el mundo”. De hecho, “el tema de la IA con Big Data es tan relevante para nosotros que, aparte de las iniciativas de innovación, tenemos una iniciativa estratégica, que tiene el mismo estatus, por ejemplo, que el modelo de relación con el cliente”, subraya.

Recientemente hemos pensado que la fundación también tenía que aportar su granito de arena a la innovación

No obstante, señala Inchausti, “la parte ética, indudablemente, también nos preocupa. MAPFRE es una empresa sostenible, con principios éticos muy profundos desde el inicio. Y toda nuestra actividad tiene un componente social y de sostenibilidad muy relevante. Así, toda la parte relacionada con la IA va a tener que cumplir con estrictos códigos éticos”.

Finalmente, y reflexionando Francisco Bermúdez sobre el impacto social de la innovación, el directivo de MAPFRE señala que “MAPFRE creó hace años su fundación, una de las más importantes de Europa, que hace un trabajo espectacular en temas sociales de ayuda al necesitado, temas de cultura, de movilidad, de seguridad vial… Y recientemente hemos pensado que la fundación también tenía que aportar su granito de arena a la innovación. Esta innovación debe tener un componente social, que mejore la vida de determinados colectivos. Por esta razón lanzamos la primera convocatoria internacional de los Premios Sociales a la Innovación, y ya hemos celebrado la segunda”.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Galería de Imágenes

Así fueron los momentos más destacados del Diálogo entre Francisco Bermúdez (Capgemini España) y José Manuel Inchausti (MAPFRE)

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica