Delegaciones Contacto
Artículo

El mercado chino: 15 preguntas para entenderlo

En los últimos 40 años, el mercado chino ha trascendido sectores tradicionales como la producción o la manufacturación para pasar a convertirse en la segunda mayor economía del planeta, sólo por detrás de EEUU y presente en todos los niveles, desde la agricultura, la banca, las inversiones o las nuevas tecnologías.

Una expansión que ha convertido al otrora conocido como ‘gigante dormido’ en uno de los principales actores de la economía mundial y que cada vez tiene una incidencia mayor en el mercado español. Pero, ¿cuáles son sus principales características? A continuación, tomando como referencia el informe publicado en mayo de 2017 por el Instituto Español de Comercio Exterior, sobre las 50 preguntas del mercado chino, trataremos de repasar y profundizar en las 15 más importantes..

1. ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

Con una población de 1.370 millones de habitantes, la República Popular China aglutina al 19% de la población mundial y, por tanto, cuenta con mayor mano de obra potencial que ningún otro país. Esta característica provocó que, con el aperturismo económico de 1978 su principal área de negocio fuese la producción. Además, esta ampliación del mercado también influyó desde el inicio en que se convirtiese en el mayor exportador e importador del globo.

2. ¿Cuáles son sus principales barreras?

Tal y como señala el ICEX, “desde el acceso de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el año 2001, las barreras arancelarias, cuotas a la importación o sectores cerrados a la inversión han ido relajándose progresivamente. No obstante, en la actualidad continúan existiendo una serie de barreras no arancelarias, como barreras sanitarias y fitosanitarias o exigencias de certificación”. Así, “China muestra una facilidad media para hacer negocios, aunque ciertos aspectos, como el manejo de permisos de construcción, la apertura de un negocio o el pago de impuestos, son ligeramente más problemáticos”.

3. ¿Cuál es la dimensión de su economía?

“En la actualidad, China es la segunda economía del mundo y juega un papel cada vez más relevante en el panorama económico internacional. En 2016, el PIB de la economía china alcanzó los 11,1 billones de dólares, lo que supone un crecimiento anual del 6,7%. En los últimos años, el crecimiento de la economía china se ha ido moderando: según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional, se espera que su PIB crezca al 6,6% en 2017 y al 6,2% en 2018.

Para impulsar el volumen comercial, se han reducido los aranceles: del 15,6% en 2001 a un 9,9% en 2016

Esto está provocando que las autoridades chinas se centren en garantizar un crecimiento sostenible y en facilitar la transición hacia una economía basada en sectores de mayor valor añadido”, tal y como señala el ICEX. En términos relativos, se puede entender que su dimensión es más de diez veces mayor que la de España, si atendemos al PIB (11,1 billones respecto a 1).

4. ¿Cuál es la situación política en China?

De acuerdo el ICEX, “el sistema político chino se define como socialismo con características chinas, que se basa, desde el punto de vista económico, en la economía mixta economía de mercado, pero con predominio de la propiedad pública; y, desde el punto de vista político, en el liderazgo del Partido Comunista Chino (en adelante, PCCh), que ostenta el control de las diversas estructuras políticas”. En este sentido, “la nueva generación de dirigentes busca generar un modelo de crecimiento de calidad y sostenible, que pase de estar basado en la exportación y las inversiones a sustentarse en la innovación”.

5. ¿Qué importancia tiene el comercio exterior para su economía?

“Según los datos de 2016, las exportaciones supusieron 2,13 billones de dólares, lo que supone una reducción del 6,7% con respecto a cifras del año anterior y refleja la caída que ha sufrido la demanda global. […] A pesar de esta reducción, el comercio exterior sigue siendo prioritario para el gobierno chino. Con el fin de impulsar el volumen comercial, se han ido reduciendo los aranceles progresivamente: el arancel medio ha pasado del 15,6% en 2001 a un 9,9% en 2016”, asegura el ICEX.

6. ¿Cuáles son los principales socios comerciales de China?

En el año 2016, la Unión Europea ha sido el primer socio comercial de China, seguida de Estados Unidos, Hong Kong, Japón y Corea del Sur. Por su parte, según los últimos datos disponibles, relativos a 2016, España aglutinó el 1,01% del total de exportaciones del país asiático (el 24 en la lista) y el 0,4% de sus importaciones (el 39 de todas las naciones).

china-sudoeste-asiatico-expansion-economica

7. ¿Cuáles son las principales exportaciones de China a España?

“Los principales sectores de exportaciones de España a China en 2016 fueron, según su valor, son la carne congelada de porcino (11,5%), el cobre y sus aleaciones (10,1%), y los equipos, componentes y accesorios de automoción (7,6%). Otras exportaciones destacadas fueron confección femenina, farmaquímica, materias primas y semimanufacturas de plástico y productos semielaborados de cobre”, apunta el ICEX.

8. ¿Qué acuerdos bilaterales existen entre España y China?

Tal y como señala el ICEX, existen dos tratados fundamentales entre España y China. Por un lado, el “Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI): en noviembre de 2005, se renovó la rúbrica de este convenio vigente desde 1993. Respecto del acuerdo anterior, el nuevo APPRI incorpora el llamado trato nacional, así como mejoras en los ámbitos de la expropiación y recurso al arbitraje internacional”. Por otra parte, existe el llamado “Convenio de Doble Imposición: España y China firmaron en 1990 un Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal. El Convenio vigente contempla el impuesto de sociedades, impuesto sobre el patrimonio y el impuesto sobre la renta de las personas físicas”.

9. ¿Cuáles son sus principales áreas de inversión?

Por eso, esta excepcional capacidad económica ha situado, especialmente en los últimos años, a China como uno de los principales inversores del planeta. En este sentido, existen varias áreas en las que el capital oriental está modificando el panorama de ciertos sectores en todo el mundo y, en particular, en España.

El abanico de oportunidades para la empresa española en China es amplio: componentes de automoción, materias primas químicas, equipamiento médico y sanitario… 

Por ejemplo, el turístico (y especialmente el de los hoteles), el de los aerogeneradores -molinos modernos para obtener energía eólica- o el de los clubes deportivos, donde el interés es tal que en este 2018 hasta se han hecho con Mediapro y, por ende, con los derechos de retransmisión de los partidos, pasando a ser los distribuidores del deporte rey en nuestro país.

10. ¿Qué incidencia tiene en el sector turístico?

Un sector que China ve repleto de oportunidades de éxito es el del turismo. En concreto, en el hotelero, en el que llegó a invertir a nivel mundial 9.400 millones de dólares hasta noviembre de 2016, el doble que en los 12 meses anteriores, según el último informe de la consultora EY bajo el título de ‘Global Hospitality Insights’. Por su parte, entre los sectores hotelero e inmobiliario, en España el gigante asiático ha invertido en 2017 más de 900 millones de euros, una cifra que algunos analistas consideran que podría haber sido incluso mayor sin la crisis catalana.

11. ¿Qué implicación tiene la inversión china en los aerogeneradores?

China se ha convertido en la última década en el mayor inversor en aerogeneradores del mundo y, en la actualidad, una de cada tres turbinas del planeta tiene su origen en el país asiático, que ha invertido una media de 100.000 millones de dólares anuales en los últimos años. En España, el desembarco se produjo hace ocho años y, desde entonces, ha supuesto un impulso importante en el sector, aunque su presencia haya desplazado a las empresas españolas a un segundo plano.

12. ¿Está obsesionada China con el fútbol español?

Respecto al fútbol, cabe destacar que China controla una docena de equipos de las principales ligas de Europa, incluyendo al AC Milan, el Espanyol de Barcelona, el Granada, el Aston Villa o el Niza. En la lista no aparece ya el Atlético de Madrid, debido a que el grupo Wanda ha vendido su participación al israelí Qantum Pacific Group, a pesar de que seguirá patrocinando al club y al estadio colchonero -Wanda Metropolitano- durante los próximos años. En cualquier caso, el desembarco de yuanes en el fútbol europeo va más allá del Viejo Continente, ya que la idea final es exportarlo a su propio país e invertir 800.000 millones de euros en ser competitivos en el deporte rey.

13. ¿Cuál es el papel de España en la inversión en China?

Por su parte, la inversión española en China ha sufrido una caída considerable en los últimos años, ya que, “según los datos del Registro de Inversiones, en 2016 se registraron 122,9 millones de euros de inversión bruta española en China, frente a los 252 millones de euros en 2015 y muy lejos de los 1.312 millones de euros de 2010”, tal y como señala el ICEX.

14. ¿En qué sectores se concentra la inversión española en China?

A pesar de esta caída, el ICEX apunta a que “los sectores en los que actualmente está presente la inversión española en China son la fabricación de maquinaria y herramientas, comercio minorista y mayorista, de vehículos y componentes de automoción, la industria metalurgia, alimentaria, química, y de materiales de construcción y un gran número de actividades industriales que se amplía año tras año. En cuanto al sector servicios, destacan el transporte de viajeros, el transporte de mercancías, la distribución de alimentos y el establecimiento de puntos de venta de marcas renombradas”.

15. ¿Qué oportunidades de inversión existen para empresas españolas en China?

En cualquier caso, tal y como señala el ICEX, “el abanico de oportunidades para la empresa española en China es amplio. Los sectores industriales con mayor interés incluyen los bienes industriales, tales como componentes de automoción, materias primas químicas, equipamiento médico y sanitario y equipamientos medioambientales para tratamientos de agua y residuos, entre otros; bienes de lujo, especialmente el mercado del calzado y la marroquinería, confección, cosméticos y hábitat; productos agroalimentarios, entre los que destacan las materias primas y productos intermedios para la industria transformadora, productos de cerdo, de pesca y vinos y aceites; y el sector servicios, especialmente educación y turismo”.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica