Delegaciones Contacto
Opinión

Es el momento de reimaginarnos

La situación de pandemia que vivimos ha puesto a prueba a todos los que formamos el tejido empresarial de nuestro país y, muy especialmente, a los directivos. De forma súbita, ha habido que replanificar las operaciones, buscar nuevas formas de servir a los clientes, gestionar el impacto financiero, mantener el ánimo y el compromiso de la plantilla y colaborar con la sociedad, contribuyendo a buscar soluciones y a minimizar los impactos negativos que este reto global supone.

Creo que podemos sentirnos muy orgullosos de cómo nuestra clase empresarial y directiva está sorteando tantas dificultades, y reaccionando ante la situación más cambiante, incierta y asimétrica que nos ha tocado vivir. Una vez más, se demuestra que en España contamos con excelentes directivos y empresarios.

La tecnología nos permite reimaginar nuestras empresas y nuestra sociedad. Por eso, es imprescindible que confiemos en ella

Es momento de reflexionar sobre lo aprendido, sobre los cambios que han venido para quedarse, de reafirmar el sentido de la existencia de nuestras empresas y de reformular las estrategias. Es momento de reimaginarnos.

Y la tecnología es palanca fundamental para habilitar la estrategia y reimaginar las empresas y la sociedad. La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización, ha puesto de manifiesto que hay tecnologías digitales maduras que ponen en nuestras manos el poder de cambiar los negocios y la sociedad. Ha impulsado un cambio en el comportamiento del consumidor en todos los sectores, una mayor aceptación de la tecnología y una clara conciencia de su valor estratégico. Y nos ha recordado a todos que siempre ha estado y está aquí para mejorar nuestras vidas, en todas sus facetas.

Imaginemos juntos…

Pensemos, por ejemplo, en una operación industrial que utilice la Computación de estilo Cuántico para optimizar sus robots o sus turnos de trabajo, que implemente reconocimiento de imágenes para sus procesos de control de calidad, que monitorice operaciones de alta complejidad a través de Realidad Aumentada, o que evalúe el impacto de una nueva línea de producción utilizando un gemelo digital. Estas tecnologías serán, sin duda, palancas de competitividad y eficiencia para reimaginar nuestra industria.

Imaginemos una justicia digitalizada en la que un ciudadano tenga acceso a una plataforma de asesoramiento online que le aconseje cómo gestionar un posible litigio, en la que pueda ser redirigido un sistema de mediación online, en la que las grabaciones de vistas estén textualizadas y los jueces cuenten con la ayuda de un sistema inteligente para la elaboración de sentencias.

Esto supondría una reducción de un 20% de la carga de trabajo de los profesionales de la justicia y de un 25% de los tiempos de espera, avanzando hacia un sistema más eficiente y ágil, que preste un mejor servicio al ciudadano y a la dinámica de la vida empresarial.

Generar confianza en la tecnología a través de la innovación es la razón de ser de Fujitsu

Pensemos también en un sector que representa el 15% de nuestro PIB, que ha conseguido un liderazgo mundial basado en la excelencia y que ha sido duramente impactado por la pandemia: el turismo. Es un gran activo de nuestro país y, más que nunca, debemos apoyarlo ahora y en el futuro. Un sector en el que la tecnología puede contribuir a variabilizar costes, a transformar la relación con el cliente, convirtiendo a sus profesionales en verdaderos asesores y conocedores del cliente. Pensemos en ofrecer una experiencia mucho más personalizada y gratificante antes, durante y después del viaje.

La analítica de datos nos permite un mejor conocimiento del cliente, tecnologías como el blockchain pueden aglutinar a los múltiples actores que intervienen en la experiencia del turista (transportes, hoteles, ocio, restaurante, cultura…), proporcionándole una experiencia completa, flexible y personalizada, y garantizando, al mismo tiempo, a los distintos actores la seguridad e integridad de las transacciones.

El sector turístico es un gran activo de nuestro país y, más que nunca, debemos apoyarlo ahora y en el futuro

Estoy segura de que a todos nos gustaría comenzar el viaje antes de viajar, con experiencias virtuales previas, disfrutar de llegar a un hotel encontrando la habitación tal como la pedimos, con la almohada, la temperatura, las amenities que nos gustan… Entrar en ella con una app que nos guíe, abrirla sin contacto, y comenzar un memorable viaje en el que todo sea fácil, adaptemos los programas sobre la marcha, disfrutemos de los monumentos de forma física y virtual. Y todo a golpe de un click en una única plataforma.

Un futuro que ya está aquí

Todas, absolutamente todas las empresas han de reimaginarse. Podríamos hablar de muchos ejemplos más de cómo la tecnología habilita esa transformación. En el diseño de nuevos medicamentos, en la información y seguridad de los productos alimentarios, en la productividad de explotaciones agrícolas y ganaderas, en un sistema de salud personalizado, preventivo y predictivo, en optimización de rentabilidad de carteras de productos financieros…

Todos estos ejemplos no hablan de un futuro lejano, sino de un futuro que ya está aquí. Es ahora cuando debemos trabajar juntos para avanzar aceleradamente y construir una economía más competitiva y una sociedad más próspera, solidaria e inclusiva. La tecnología ya está aquí para hacer nuestra vida mejor. ¿Las claves? CONFIANZA y COLABORACIÓN. Y, siempre, las personas en el centro, como protagonistas de este apasionante proceso de reinvención y diseñadoras del mundo que queremos dejar a nuestros hijos.

Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica