Delegaciones Contacto
Opinión

Amparo de Juan: adaptarse a la nueva realidad global

Responsable financiero de SNT DIGITAL

No cabe duda de que la influencia de la transformación digital y las operativas alternativas de financiación son, a día de hoy, uno de los pilares fundamentales de esta nueva era.

La tecnología ha cambiado la forma de relacionarse a la hora de hacer negocios; pero más allá de la experiencia de usuario, que va mejorando, quizá el saber aproximarse al cliente ante esta nueva realidad sea hoy el principal reto de la banca. Ya no se trata de explotar la información de los clientes a través de los procesos analíticos, a través del Big Data, sino de adaptarse a la nueva realidad global.

En este sentido, la banca se preocupará de conocer hábitos y necesidades con patrones inteligentes, mientras que las empresas nos familiarizaremos más con gran parte de la operativa que realizaba antes un profesional de la oficina bancaria. Esto nos hace pensar que es tan importante que las empresas se replanteen una nueva forma de relacionarnos, como definir las exigencias a las entidades.

La transformación digital está influyendo absolutamente en todo. Concretamente y en términos de financiación específica, para las empresas tecnológicas los interlocutores bancarios empiezan a ser profesionales especializados en el sector, aunque hasta ahora siguen actuando bajo un modelo tradicional, nada próximo a la realidad de una empresa tecnológica. Esto es de gran interés para entender los nuevos modelos de negocio, los nuevos productos y servicios, con crecimientos exponenciales previstos. Pero, ¿dónde están los profesionales especializados de la banca que den respuesta a estas necesidades? Ciertamente, la realidad va muy por delante de la capacidad de adaptación bancaria.

Para las empresas tecnológicas los interlocutores bancarios empiezan a ser profesionales especializados en el sector

Las empresas en España continúan teniendo dificultades para acceder a una financiación. Las pymes se han estructurado y reestructurado por dichas dificultades y a pesar de que la banca ha hecho un esfuerzo por generar un nuevo clima de confianza, aunque más en la forma que en el fondo, las entidades financieras están todavía lejos de ese cambio que esperan las empresas. De momento, las entidades están inmiscuidas en su propia transformación digital y aprendiendo lentamente. Las empresas, pues, debemos seguir navegando mientras la banca se actualiza y, obviamente, anticiparnos lo más posible a la realidad global, y saber aprovechar y optimizar esos cambios.

En España los grandes conglomerados bancarios van a perfilar un cambio sustancial en la oferta bancaria, en la competencia que ahora no es la misma, y en el riesgo que nos asignarán, habida cuenta de la concentración por absorción de entidades. La cuestión es si todo esto favorecerá una oferta diferencial real de las condiciones o realmente cada vez será más difícil acceder a la financiación para crecer o acometer proyectos disruptivos. ¿Quién apoyará un proyecto disruptivos, innovador, algo no tradicional?

Es importante también ver la evolución de los mercados alternativos bursátiles, las nuevas formas de financiación y las entidades o fuentes de financiación alternativas. Considero que este espacio, poco explorado en su mayoría, supone un reto interesante para la economía, para las empresas y para los que apoyan un cambio competitivo, innovador y disruptivo.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica