Delegaciones Contacto
Artículo

Las predicciones más terribles de Stephen Hawking sobre el futuro de la humanidad

El pasado 14 de marzo el mundo dijo adiós a una de las mentes más brillantes de la ciencia. Stephen Hawking –físico, astrofísico y cosmólogo– murió en su casa de Cambridge a los 76 años, más de siete décadas a las espaldas en las que el científico británico colaboró a ampliar el conocimiento de la humanidad a través de sus estudios y teorías. Pero si hay algo que ha dejado una huella especial, son las predicciones que dejó Hawking sobre el futuro de la humanidad. 

Los trabajos de Hawking sobre la ‘relatividad’ enunciada por Einstein y sus investigaciones sobre los agujeros negros se compaginaron a lo largo de su vida con sus presunciones sobre el futuro de la humanidad y las múltiples amenazas que auguraban un futuro nada prometedor para el ser humano.

Nunca exentas de polémica, las declaraciones de Stephen Hawking también estuvieron marcadas por la ironía y un humor algo negro con el que sobrellevaba la esclerosis lateral amiotrófica que empezó a desarrollar en la década de los 60. Estas son algunas de las hipótesis más sorprendentes que el científico auguró antes de morir.

La “peligrosa” inteligencia artificial

“Tenemos que seguir trabajando en la inteligencia artificial, pero debemos ser conscientes de los peligros reales que conlleva”, llegó a decir Hawking en noviembre de 2017 durante una entrevista virtual concedida a WIRED. Y es que, según el científico, la inteligencia artificial –AI, ‘artificial intelligence’, en sus siglas en inglés– “podría llegar a reemplazar a los humanos por completo”.

Su teoría estaba basada en que la AI llegaría a avanzar hasta tal punto que sería capaz de replicarse a sí misma, obviando la participación humana en todo su proceso de creación.

Trump ha empujado a la Tierra al precipicio, a ser como Venus, con unas temperaturas de 250 grados y lluvia ácida

En 2016, Hawking volvió a insistir en esta idea que, aunque ahora parezca sacada de un libro de ciencia ficción, podría no estar tan lejos como parece. “Existe la aterradora posibilidad de que la tecnología supere a la raza humana”, afirmó durante el Festival Starmus celebrado en Tenerife.

La autodestrucción de un planeta que “se queda pequeño”

Hace dos años, la Universidad de Cambridge fue testigo de cómo Stephen Hawking avisaba del “peligro de autodestrucción” al que se veía sometido la humanidad. Según sus palabras, “la Tierra se nos está quedando pequeña” y cada vez la población mundial crece más y más.

Tan es así que, un año después de este evento universitario, él mismo volvió a insistir en la idea de que la raza humana no conseguiría subsistir tantos años como habían vaticinado los expertos: según su teoría, la humanidad solo podría sobrevivir otros cien años en la Tierra, una cifra mucho más baja que la que se había previsto en 2016 que hablaba de un millar de años.

El calentamiento global, el cambio climático y los problemas ambientales son algunas de las causas que motivaron tales declaraciones de Hawking. A ellas contribuyó la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París impulsada por Donald Trump: “Lo que ha hecho Trump ha empujado a la Tierra al precipicio, a ser como Venus, con unas temperaturas de 250 grados y lluvia ácida”.

Viajes espaciales para salvar a la humanidad

En la línea de esta teoría en la que la humanidad superaría las dimensiones y cantidades ‘aceptadas’ para el planeta, Stephen Hawking planteaba como salida al problema una solución que bien podría haberse encontrado en los libros de Julio Verne: viajar a otros mundos que servirían de ‘nueva morada’.

“Nos estamos quedando sin espacio y los únicos lugares a donde podemos ir son otros planetas. Es hora de explorar otros sistemas solares”, concluyó durante un festival en Noruega celebrado en 2017. “Estoy convencido de que los humanos tienen que abandonar la Tierra“, dijo.

La ‘existente’ vida extraterrestre

Para Hawking no cabía duda de que, en un universo sin límites como el nuestro, había vida inteligente más allá de la conocida por nosotros. “En un universo infinito tiene que haber otros casos de vida. Puede que, en algún lugar del cosmos, haya vida inteligente”, aseveró en 2015.

Sin embargo, aunque se afanó en inculcar esta idea, el científico evitaba los acercamientos a estas ‘civilizaciones’ interestelares. “Podrían aplastarnos” como microbios, dijo avisando de que “podrían ser mucho más poderosas que nosotros y nos darían el valor que nosotros damos a las bacterias”.

En un universo infinito tiene que haber otros casos de vida. Puede que, en algún lugar del cosmos, haya vida inteligente

La dificultad para comprobar empíricamente gran parte de las predicciones de Hawking es una de las opciones a las que apunta Juan Rafael Martínez, astrofísico colombiano asociado en el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, sobre por qué el científico británico no consiguió nunca un premio Nobel en reconocimiento a sus trabajos.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica