Delegaciones Contacto
Artículo

Tipos de incentivos laborales y ejemplos de cada tipo

¿Son realmente efectivos los diferentes tipos de incentivos laborales? Según un estudio elaborado conjuntamente por Opener Institute for People y el prestigioso Wall Street Journal, los empleados felices están un 36 % más motivados y son un 31 % más eficientes. Para conseguir equipos tan comprometidos como eficaces, existen diferentes recursos laborales que puedes implementar en tu empresa.

Tipos de incentivos laborales

Los incentivos son aquello que impulsa a las personas a mejorar en ciertas tareas o aspectos. Se puede considerar como un beneficio tras alcanzar una meta. Por tanto, un incentivo es algo que motiva a una persona para hacer mejor y más rápido una tarea concreta, mejorando su rendimiento.

¿Cuáles son las opciones que tienen los directivos de las empresas para conseguir aumentar el compromiso y los resultados de sus empleados? Principalmente, pueden diferenciarse las técnicas de incentivos laborales en económicas y no económicas.

Los empleados felices están un 36 % más motivados y son un 31 % más eficientes

Incentivos laborales económicos

Estos incentivos llevan asociada una retribución económica al salario habitual, lo que supone obtener dinero extra o una mejora salarial. Su impacto en el trabajador puede ser notable y eso tendrá una repercusión en su productividad. Estos son los incentivos de índole económica más habituales.

  • Comisiones. En esta ocasión, los trabajadores reciben un porcentaje por cada venta o nuevo cliente que consiguen. Es habitual en los puntos de venta y en los perfiles comerciales.
  • Méritos. Las empresas pueden conceder aumentos de salario en función de los logros de cada empleado. Es uno de los incentivos más utilizados.
  • Bonos. Las pensiones, primas anuales, complementos de sueldo, planes de préstamos, bonificaciones y reembolso de medicinas y servicios médicos, entre otros, forman parte de los beneficios económicos habituales.
  • Sueldos. Es la remuneración básica de los empleados por los servicios que prestan a la empresa.
  • Equipo. Se puede recompensar la labor de los grupos de trabajo, favoreciendo a sus miembros en función del resultado que obtienen.
  • Unidades de producción. Es un incentivo para recompensar a los empleados por la cantidad de unidades que producen, es decir, por su rendimiento objetivo.

Tipos de incentivos laborales en las empresas

Incentivos laborales no económicos

Las dinámicas de motivación con incentivos no económicos comprenden aquellos beneficios que las empresas ofrecen a sus trabajadores. Estos incentivos mejoran las condiciones laborales de los empleados y se utilizan con gran éxito desde hace un tiempo en diferentes organizaciones. Algunos de estos beneficios o incentivos no monetarios son:

  • Flexibilidad. Los horarios flexibles o la posibilidad de trabajar en remoto algunos días de la semana permiten que los trabajadores optimicen mejor su tiempo. Esta acción aumenta la motivación, el compromiso y la responsabilidad de los trabajadores. Algunas multinacionales como Netflix ofrecen a sus equipos de trabajo total libertad horaria y vacaciones ilimitadas. Desde que se implantaron estas medidas, la organización ha incrementado su valor en 51 mil millones de dólares.
  • Tiempo. Ofrecer algunos días libres tras acabar un proyecto importante, que haya supuesto a la plantilla un esfuerzo extra, es un coste bajo si se compara con el revulsivo que supondrá para el resto de equipos. En la empresa Facebook, cuando un empleado tiene un hijo puede disfrutar de 4 meses de vacaciones pagadas.
  • Incentivos de servicio. Seguro médico, planes de pensiones, guardería o disfrutar gratuitamente de una alimentación saludable son algunos de los servicios que ofrecen las empresas para motivar a sus equipos. Por ejemplo, en Google hay comida 24 horas de forma gratuita. En Evernote se cubren los gastos de limpieza del hogar de los empleados dos veces al mes.
  • Formación. Este incentivo no solo beneficia a los trabajadores, sino que también tiene un impacto positivo en la empresa, pues recibe la aplicación del conocimiento que adquiere el empleado.
  • Ocio. Habilitar un espacio de ocio en la oficina u organizar actividades de team building puede mejorar las dinámicas de los equipos y ayuda a limar asperezas. Por ejemplo, Apple organiza cada dos años el Beer Bash, un evento musical exclusivo para sus trabajadores con grupos muy reconocidos donde hay cerveza y comida gratuita.

¿Cómo elegir el tipo de incentivo?

A la hora de escoger entre los diferentes tipos de incentivos laborales, es necesario conocer cuál es el objetivo que se persigue (motivación, productividad, lealtad…). Además, es fundamental escuchar de forma activa y observar a los equipos para acertar con las soluciones. Cada organización debe analizar las circunstancias particulares de los beneficiarios. De este modo, será más fácil escoger los incentivos laborales que se ajusten a las necesidades específicas de los trabajadores.

Por otro lado, a la hora de diseñar este programa de incentivos se debe tener en cuenta que hay que beneficiar no solo al trabajador, sino también a la empresa. Es fundamental que no se utilicen los incentivos para cubrir las necesidades básicas de los trabajadores o para fomentar una competitividad insana entre ellos. Los incentivos siempre deben ser un complemento que se añada a unas buenas condiciones laborales de base.

Los incentivos pueden ser económicos, no económicos o una mezcla de ambos, pero lo importante es que se utilicen para mejorar la situación de los empleados. El aumento de su motivación y eficiencia depende de un entorno laboral que les haga sentir a gusto.

Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica