Delegaciones Contacto
Artículo

5 nuevos ejemplos de salario emocional que ya piden los empleados

Desde mindfulness hasta una alimentación sana en los espacios de trabajo, cada día se habla más de los novedosos beneficios sociales que las empresas ofrecen a empleados y candidatos. Pero, ¿conocemos ejemplos reales de salario emocional en nuestro país?

Una de las asignaturas pendientes de los departamentos de RRHH es sin duda lograr la satisfacción y la motivación de los empleados.

Si bien es cierto que hay una parte de la motivación del empleado que depende de él y que debe traer consigo desde casa, hay otra parte fundamental donde la organización tiene el poder de proporcionarla a través de diferentes mecanismos que veremos a continuación.

Más allá de la nómina: nuevos ejemplos de salario emocional

ejemplos salario emocionalCada vez más los empleados y candidatos necesitan escuchar alternativas a la retribución económica habitual que ofrecen las empresas para ayudarles a evaluar la oferta y el puesto, bien para optar a una candidatura o bien para quedarse en la organización en lugar de moverse.

Son muchos los tipos de salario emocional. Entre los más comunes se encuentra el teletrabajo, la flexibilidad horaria o la conciliación, pero hay muchos más.

De un tiempo a esta parte se están empezando a demandar en las empresas otro tipo de retribuciones que deben tenerse en cuenta para mejorar la estrategia de atracción y retención del talento.

No todo es poner un futbolín en la oficina. Crear nuevos espacios de ocio, instalar servicios de guardería o facilitar descuentos para que los empleados vayan al gimnasio pueden poner verdaderamente en forma a plantillas y resultados.

Y no son los únicos ejemplos de salario emocional que entran con fuerza en 2020.

Tendencias en salario emocional 2020

Una vez superados los ya conocidos y tradicionales ejemplos de salario emocional como la flexibilidad horaria o el teletrabajo, toca modernizarnos.

En España quizás sea temprano para hablar de instalar una bolera como la que hay en las oficinas de Google en Mountain View, pero existen propuestas -reales- que están mejorando la calidad de vida de muchas empresas en nuestro país. Tanto para los empleados como para la cuenta de resultados de la organización.

Incrementa un 33% la productividad personal, reduce un 66% los días perdidos por ineficiencia y un 51% el absentismo laboral

1. Espacios de entretenimiento y ocio

Crear un ambiente idóneo de trabajo es una de las preocupaciones de las empresas que cada vez más están concienciadas en proporcionar facilidades y comodidades a sus empleados.

El objetivo de crear este tipo de espacios no es otro que incrementar la productividad y el rendimiento de los trabajadores y crear un vínculo con ellos para fomentar sentimiento de pertenencia a  la organización.

El interiorismo pasa a ser un proyecto más dentro de las estrategias corporativas que estudian y analizan cada rincón para dotarlo de ambientes cálidos de ocio, descanso y entretenimiento.

2. Guardería dentro de las oficinas 

Se trata de una medida para facilitar la conciliación que tiene múltiples ventajas y beneficios para los empleados y que puede llegar a ser un factor muy atractivo para atraer a candidatos.

Las principales ventajas de este servicio -aseguran los expertos-, son la reducción del absentismo laboral, la disminución de la ansiedad y el incremento de la productividad. Y, en consecuencia, se consigue una mejor organización y planificación del trabajo.

3. Cursos gratuitos sobre meditación y relajación

Recibir cursos sobre meditación y relajación dentro de la empresa es una tendencia que está teniendo muy buena repercusión. De hecho, comienza a ser uno de los beneficios mejor valorados por los empleados. Con el Mindfulness se permite que los empleados puedan abrir sus mentes, liberar tensiones y aprender a manejar situaciones de estrés.

Ejemplo de ello es la labor de Mario Galarreta con el gigante de internet. El neurocientífico español se dedica a enseñar a los empleados de Google, en pleno corazón de Silicon Valley, a relajarse, a respirar y tomar consciencia del momento presente.

4. Máquinas de vending gratuitas

Con el fin de aumentar las facilidades y comodidades ofrecidas podemos ver ya en muchas empresas máquinas de vending totalmente gratuitas. No solo eso: además cuentan con multitud de opciones saludables. Mens sana, in corpore sano del siglo XXI.

5. Descuentos en gimnasios

Disponer de opciones de entrenamiento y deporte cerca de la oficina es un auténtico pro a valorar para aquellos que aprovechan cualquier momento, ya sea a mitad de jornada o al finalizar, para practicar su deporte favorito. No nos engañemos: hoy rara es una empresa que no cuente con algún aficionado al running entre sus trabajadores. Y por eso muchas ya ofrecen bonos con descuentos para gimnasios próximos al lugar de trabajo.

Retribuciones que emocionan (y aumentan la productividad)

Fue el empresario británico Octavius Black quien estableció hace más de 10 años los cinco pilares básicos que deben considerarse en el salario emocional. Fue un pionero en este campo pues en 2010 no se contemplaban beneficios sociales que no estuvieran relacionados directamente con la retribución económica y que influyeran en el aumento de la productividad.

5 claves del salario emocional (según su experto, Black)

Los 5 pilares que estableció Black como fundamentales fueron:

  • Comunicar a los empleados que su labor dentro de la organización es imprescindible.
  • Transmitir qué se espera de ellos.
  • Asegurar los recursos necesarios para que puedan desempeñar su trabajo con comodidad.
  • Mostrar apoyo y comunicación fluida con ellos.
  • Estrechar relaciones entre responsable y colaborador.

El compromiso no se compra, se gestiona

La teoría de Black ha evolucionado y hoy en día, aunque siguen siendo considerados la base para cualquier estrategia de Employer Branding, sus formatos y resultados van mucho más allá de estos 5 puntos.

El salario emocional es sin duda imprescindible porque genera colaboradores comprometidos, leales y productivos. Claro que para apostar por estas técnicas es necesaria una transformación cultural dentro de la organización que esté en sintonía con las necesidades de las personas que la conforman.

Los expertos insisten: el compromiso no se compra, se gestiona.

¿Necesitamos más argumentos? Ahí van los datos: el salario emocional incrementa un 33% la productividad personal, reduce un 66% los días perdidos por ineficiencia y un 51% el absentismo laboral. Todo son ventajas.

AURORA LAPORTA
Responsable Digital para APD Centro.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica