Delegaciones Contacto
Artículo

Cómo utilizar los silencios para convertirte en un auténtico líder

Es innegable el poder de las palabras. Con un manejo apropiado del lenguaje se puede conseguir cualquier cosa. Por eso es importante el diálogo, el buen diálogo dentro de la empresa. Como líder, hay que cuidar la elección de las palabras, analizar la estructura y cuidar que no sea malinterpretado el mensaje. Una sentencia mal construida puede desatar guerras. Pero también el exceso de comunicación puede ser desastroso. A veces un silencio cuenta más que mil palabras.

“La verdad es que vivo en un sistema en el que las palabras son capaces de sacudir toda la estructura del gobierno, donde las palabras pueden ser más poderosas que diez divisiones militares”, dijo el escritor y político Václav Havel, escritor y político.

Los silencios, hablan y describen, en ocasiones, mejor que cualquier discurso magníficamente ideado

Tenemos la creencia obscena de que la comunicación es una explosión de información en forma de palabras que sólo hay que colocar en el orden idóneo para hacer llegar los mensajes y las sensaciones elegidas. Pero no todo en comunicación son las palabras. Los gestos, las miradas, incluso los silencios, hablan y describen, en ocasiones, mejor que cualquier discurso magníficamente ideado.

El secreto mejor guardado de un líder

Para ser un buen líder, es necesario saber manejar los silencios. Aprovecharlos. Sacarles partido.

Un ejemplo claro: con el silencio puedes construir confianza con tu equipo. Para generar confianza, es necesario escuchar. Está bien llevar la conversación, pero hay que preguntar e interesarse por la otra persona. Aprender de ella es importante. Su atención le hará sentir importante y será devuelta con creces.

De esta manera, dándole oportunidad para hablar y desarrollar sus ideas, el líder va adquiriendo más poder. Es decir, dotando de poder a sus trabajadores y creyendo en ellos, su posición de líder será más firme a cada momento.

Cómo utilizar los silencios para convertirte en un auténtico líder

3 situaciones en las que el silencio te proporciona ventaja

Uno sería enfatizar el punto adecuado. El exceso de palabras hace farragoso el entendimiento. Cuando hay mucha información que dar, lo mejor es ser selectivo. Lo ideal es poner voz a los asuntos que se consideran más importantes y hacerlo con intensidad. Los demás puntos: dejarlos en el silencio. Esto reforzaría los puntos importantes y haría pensar en los que no se han tratado.

En una negociación, los silencios juegan una gran baza. Esto provoca en la otra persona la inseguridad derivada de sus pensamientos, de su: “¿qué estará pensando?” De esta situación, probablemente, intentará salir hablando para tapar los silencios, dejando al líder en una posición privilegiada.

Y encadenado con el anterior, a la hora de lanzar una pregunta, esta debe ser clara y concisa, y respetarla. Es decir, una vez formulada una pregunta, lo ideal es quedarse en silencio y no perderse explicaciones vagas que diluyen la autoridad de la pregunta en cuestión.

Pero no sólo para esto es bueno el silencio. El silencio es necesario. Vital. Arianna Huffington, fundadora y CEO de Thrive Global, dice que: “Todos necesitamos tiempo para estar solos. Todos necesitamos tiempo para estar tranquilos y callar. No podemos tener miedo del silencio”. Y añade: “Aproveche las oportunidades de alejarse del ruido para centrarse y así aumentar su energía y poder”. Hay que saber aprovechar el silencio y conducirlo a un nivel de vida superior en el que sea una ayuda para comunicar y conseguir más poder.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica