Delegaciones Contacto
Artículo

CIO vs CTO: ¿cuál necesita tu empresa?

La contraposición entre CIO vs CTO es una constante en la empresa actual y puede generar algunas dudas. Un CIO (Chief Information Officer) trabaja para impulsar todas las líneas de negocio con la implementación de nuevas tecnologías de la información. Por su parte, un CTO (Chief Technology Officer) tiene un perfil menos estratégico y más técnico, en contacto directo con los sistemas de información aplicados.

Los puestos directivos en organizaciones TIC

Para tener una visión completa de los roles profesionales, es aconsejable describir las tendencias actuales en organización de empresas TIC.

El organigrama de una empresa no responde a un capricho o una simple imitación de las compañías de referencia. Más bien, ilustra la forma de operar para generar valor, conquistar o retener clientes y ofrecer rentabilidad a administradores o accionistas.

Actualmente triunfa un modelo horizontal, funcional y modular dirigido a proyectos. Los modelos muy jerarquizados responden peor a los continuos cambios que se producen en el mercado. También, son una fuente de ineficiencias por conservar limitaciones que, en buena medida, se han roto gracias a la moderna tecnología de la información y las comunicaciones.

Con todo, hay que asignar un puesto de máxima responsabilidad para funciones claves en este modelo de negocio. De hecho, la eficacia de estas nuevas actividades profesionales de dirección empresarial ha supuesto una enorme simplificación de estructuras y una mayor operatividad.

CIO vs CTO: ¿Qué diferencia ambos perfiles?

La comparación de atribuciones de cada perfil profesional, de sus responsabilidades y de sus objetivos queda como sigue:

Desarrolladores de estrategia

El CIO evalúa las ventajas competitivas que supone la elección de un sistema de información sobre otro. Para el CTO, el foco del interés está en aprovechar al máximo la estrategia tecnológica implantada. Con su conocimiento de las últimas novedades tecnológicas provee al CIO de ideas para el cambio y la mejora.

Visión de la empresa

El CIO tiene una visión completa del negocio y de cómo adaptar un sistema de información. El CTO, por el contrario, se ocupa de obtener los mejores resultados de la estrategia TIC elegida por la dirección. Su protagonismo aumenta en la medida que la empresa esté orientada a la innovación de productos frente a la innovación de procesos.

¿Sistemas o tecnología?

Un CIO encuentra una correspondencia casi exacta en la denominación de director de sistemas. Un CTO, a su vez, podría ser intercambiable con un director de tecnología.

El rol en la organización

Un CIO tiene un peso estratégico en la organización por caer bajo su responsabilidad la implementación de tecnologías en la empresa. Un CTO, por el contrario, es un profesional especializado en mejora de las técnicas aplicadas y en las tendencias tecnológicas del mercado.

Estrategias a corto o largo plazo

Un CIO orienta su actividad preferentemente a los retos a largo plazo. Un CTO pone el foco de su quehacer diario en sacar el máximo partido a los medios técnicos que ya han sido implantados. También, se ocupa de la actualización puntual de los mismos.

CIO vs CTO

¿Qué necesita mi empresa: un perfil CIO o CTO?

Con la entrada masiva de empresas tradicionales en la economía digital y en los servicios en la nube, muchas de ellas se han visto abocadas al rediseño de su estructura organizativa. Por eso, pueden generarse dudas en la dirección, a la hora de decidir a quién poner al cargo de esta transformación. ¿Qué perfil profesional estaría más capacitado para llevar a cabo ese proceso de evolución al ámbito digital?

Riesgos para la empresa

Los riesgos más evidentes son los siguientes:

  • En un cambio de sistemas hay que garantizar la normal marcha de la empresa sin fallos, retrasos o pérdidas de información. Para resolver problemas puntuales de puesta en marcha estaría más formado un CTO.
  • El cambio debe ser consistente y marcar una distancia con la competencia. En esta visión a largo plazo del negocio sería muy recomendable un CIO.
  • También hay factores exclusivos de cada empresa que intervienen a la hora de aplicar un criterio de organización. Estos son los más comunes:
  • El área comercial o sector productivo del que se trate. No es lo mismo una empresa de servicios que una orientada a la producción material.
  • La dimensión económica. Cuanto mayor es la empresa, más variables intervienen para decidir una solución satisfactoria.
  • El grado de especialización y de complejidad técnica requerido por el modelo de negocio. En cualquier cambio, la parte nuclear del negocio debe salir reforzada.
  • La necesidad de una concurrencia de distintas categorías profesionales en las actividades básicas de la empresa. Hay que evitar la formación de departamentos alejados de los objetivos comunes de la organización.
  • La proyección que la empresa tenga para el futuro. Una empresa tecnológicamente disruptiva y bien capitalizada posiblemente exija los dos perfiles frente a una empresa tradicional que puede elegir entre uno de ellos.

Como conclusión, ante el dilema de optar por un perfil CIO vs CTO conviene repasar los siguientes capítulos: el plan de negocio, la posición en el sector y los planes estratégicos de mejora frente a la competencia y las incertidumbres del futuro.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica