Delegaciones Contacto
Artículo

Las claves para invertir en startups

En la actualidad, existe mucha más demanda que oferta para poder invertir en startups. Escoger la mejor empresa en la que invertir no es sencillo y, además, se debe ser consciente de que esta inversión, al igual que cualquier otra, conlleva ciertos riesgos, aunque a pesar de ellos se puede conseguir invertir en estas empresas de forma rentable y exitosa.

Invertir en startups ¿sabes cómo hacerlo?

El contexto económico que se vive actualmente está marcado por un gran boom acerca del emprendimiento, la disrupción digital y una menor presencia de la banca en las operaciones como intermediaria. Las rentabilidades de las inversiones están en mínimos y los inversores necesitan asumir riesgos para obtener mejores rendimientos.

Es necesario crear carteras de inversión personales para que la jubilación no sea un desastre y se pueda mantener el mismo nivel de vida. Entre los activos más atractivos están las startups.

Principales claves para invertir

– Tener paciencia:

Es uno de los aspectos fundamentales, ya que no es una inversión a corto plazo. Pueden pasar varios años hasta que la empresa escogida aporte beneficios y es posible que en algunas ocasiones pueda dar la impresión de que el proyecto no termina de establecerse.

– Tener en cuenta el mercado y sector al que pertenece la empresa:

La startup debe estar en uno de los grandes mercados para que durante el tiempo de la inversión pueda multiplicar su tamaño por diez. Hay sectores donde la innovación es crucial para el desarrollo y crecimiento de la startup, y otros que son muy competitivos. También se han de tener en cuenta los mercados emergentes y los que ya están agotados.

– Diversificar la inversión en varios proyectos:

Esta es una fórmula muy utilizada, porque en vez de invertir todo el dinero en un solo lugar, se invierte en diferentes empresas y se reducen las probabilidades de tener pérdidas. Es complicado que una empresa sobreviva, pero de hacerlo, genera una alta rentabilidad llegando a compensar las otras pérdidas.

– Otros inversores:

Si existen rondas de inversión hay que saber quién o quiénes apoyan la idea. Si la mayoría de personas que apoyan una idea son expertos, la propuesta tendrá ciertas garantías, aunque el riesgo seguirá existiendo.

– Buena gestión de la compañía:

Un buen inversor se cerciora de que la empresa está bien gestionada. Es importante recabar un completo análisis legal, financiero y de producto.

– Poner límites:

Como son operaciones de alto riesgo, es mejor poner límites y no debe ser la única inversión de la cartera. No es aconsejable invertir más de una quinta parte del total de una cartera en una sola inversión. El resto se puede invertir en acciones, fondos o divisas.

Los sectores con más futuro para invertir

invertir en startups

Es necesario tener un escenario de diversificación, tal y como ya se ha apuntado, pero para poder realizar una inversión en startups es necesario encontrar un proyecto. ¿Dónde se pueden localizar proyectos?

1.- Consultoras y despachos profesionales

En estos canales, las startups y los emprendedores buscan financiación privada acompañada de despachos profesionales.

2. Plataformas de crowd investing o equity crowdfunding

Esta plataforma es la evolución del crowdfunding para inversiones en masa. Se aprovecha Internet para conseguir un mayor ámbito de actuación. Son de carácter privado y tienen proyectos para invertir de forma segura y rápida.

3.- Incubadoras

Son entidades donde se les facilita un espacio físico y otras facilidades a los emprendedores para compartir servicios en trabajos colaborativos. En estos espacios se les da la formación necesaria para crear empresas.

4.- Plataformas de deal flow

También se valen de Internet para poner en contacto a emprendedores con inversores. Son puntos de encuentro de profesionales donde, además, se localizan talentos.

De la misma forma que las redes de business angel, las hay privadas o públicas.

5.- El propio sector

Algunos proyectos no se canalizan por los operadores mencionados, sino que nacen en un entorno empresarial. Para acceder a ellos se necesita tener una sólida red de contactos, confianza y mucha credibilidad.

Se realiza una fase de cribado en la que se recogen los aspectos críticos para que el proyecto despierte interés. Esta fase depende de la percepción de las personas responsables y de sus criterios para decidir si es invertible o no.

6.- Aceleradoras

Son entidades privadas que abren distintas convocatorias con la finalidad de ayudar a emprendedores a iniciar su startup. Concluidos los ciclos de aceleración, se ponen a disposición de los inversores. Suele haber un fondo de inversores que participan en cada ciclo de las mejores iniciativas empresariales.

7.- Universidades, parques y centros científico-tecnológicos

Cuentan con proyectos que nacen en los equipos de investigación y sus características principales son los componentes científico y tecnológico. Suelen realizarse encuentros entre emprendedores o inversores a título personal o colaborando con redes de business angel.

Riesgos a la hora de invertir en startups

Independientemente de que sea necesario prestar atención a todo lo que se ha dicho hasta ahora, también es importante saber que los riesgos siempre van a estar presentes. No hay que centrarse en minimizar las pérdidas, sino en obtener mayores ganancias. Esto quiere decir que no hay que buscar la empresa que menos riesgo pueda tener a priori.

¿Qué riesgos existen?

Pérdida de capital:

Puede que la inversión no salga bien. De hecho, los números dicen que 9 de cada 10 no lo hacen. Aunque eso no quiere decir que se fracase, sino que no se obtiene la rentabilidad esperada. De esas 9 existen dos o tres que cerrarán con el paso del tiempo, y tan solo 3 o 4 que se pueden considerar malas inversiones porque no ofrecen un buen nivel de rentabilidad, sino que ofrecen pocos dividendos, aunque generen empleo y valor.

Liquidez:

Las empresas no cotizan en ningún tipo de mercado, a no ser que alguna de ellas se vuelva a comprar.

Pérdida de control:

Es otro de los grandes riesgos porque se compra una pequeña parte de la compañía. Algunos inversores ponen condiciones pero no para controlarla, sino para que se les pida consejo antes de realizar cambios en la actividad o subir los sueldos de los CEOS.

Invertir en startups es sencillo, pero no hay que perder de vista que toda inversión conlleva un riesgo.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica