Delegaciones Contacto
Artículo

Impresión 3D: Una revolución para las personas

Helena Herrero, Presidenta y Directora General de HP España y Portugal

 

El modelo de fabricación actual debe optimizarse y evolucionar. En la actualidad producimos donde es más barato y transportamos todos esos bienes allí donde existe demanda para comprarlos. De esta forma, las cadenas de suministro son enormemente extensas (a menudo, cruzan el planeta), complejas, sometidas a riesgos y rígidas en su funcionamiento. Pero con la cuarta revolución industrial en la que ya estamos inmersos, este modelo productivo está a punto de cambiar.

La revolución industrial que viene trae detrás una potente combinación de tecnologías que incluye el Big Data, la Inteligencia Artificial, el aprendizaje automático, la robótica, el IoT y, en un lugar destacado, la impresión 3D.

Ventajas en 3D

Imprimir en 3D permite aprovechar muchas ventajas del modelo artesanal –como la producción personalizada y bajo demanda– pero a una escala masiva. Acorta además la llegada al mercado de los productos, con rápidos ciclos de innovación, y reduce la necesidad de mantener voluminosos inventarios que cuestan dinero y lastran la eficiencia de las cadenas de suministro.

La nueva tecnología de impresión 3D para producción de piezas metálicas es hasta 50 veces más productiva y a un coste menor que otros sistemas de inyección de aglutinante

La impresión 3D acerca la fabricación a los consumidores y a los usuarios finales. Reduce el uso de herramientas y maquinaria utilizadas hoy en la preproducción; elimina muchos ensamblajes característicos de la producción en serie y minimiza el transporte de las mercancías y de los residuos generados por el modelo productivo actual. En lugar de los camiones o los contenedores de los barcos, lo que viaja por el mundo es un fichero digital con el diseño de una pieza, listo para imprimir y producir. Todo ello tiene un impacto muy positivo sobre el planeta, incluida una importante reducción de las emisiones de CO2 que agradecerán especialmente las futuras generaciones.

¿Cómo acelerar su adopción?

No obstante, la impresión 3D supone aún una pequeña porción (de entre 5.000 y 6.000 M$) de la tarta de fabricación mundial (que alcanza un valor de 12 billones de dólares). ¿Qué factores dispararán su adopción? Deberían cubrirse tres requisitos básicos:

  • Las capacidades de producción en 3D deben ser lo suficientemente comunes y accesibles como para desplazar a los métodos de fabricación actuales.
  • El ahorro manda: la impresión 3D tendrá que ser, como mínimo, igual de efectiva en costes que los métodos actuales –en particular, por lo que se refiere a los costes de materiales–.
  • Se necesita una masa crítica de aplicaciones disponibles, lo que a su vez requiere una mayor variedad de materiales imprimibles

Una vez que se hayan conseguido estos fundamentos básicos, lo que acelerará la adopción de la impresión 3D serán otros factores como el diseño de nuevas cadenas de suministro adaptadas a la producción distribuida, o la estandarización y regulación en todos los países para facilitar el desarrollo del nuevo paradigma.

La impresión 3D supone aún una pequeña porción (de entre 5.000 y 6.000 M$) de la tarta de fabricación mundial, que alcanza un valor de 12 billones de dólares

El primer paso lo hemos dado ya con la nueva tecnología de impresión 3D para producción de piezas metálicas, hasta 50 veces más productiva y a un coste significativamente menor que otros sistemas de inyección de aglutinante. Fabricantes internacionales de las industrias de la automoción o el equipamiento médico podrán aprovechar la velocidad, calidad y ahorro que ofrece esta tecnología para producir millones de piezas metálicas cada año.

Podrán olvidarse de crear los costosos moldes físicos, ya que será posible trabajar al mismo tiempo con decenas de variaciones de una sola pieza y elegir la mejor. Hablamos de pomos de la palanca de cambio en los coches, rodetes en los sistemas de bombeo o tijeras y mordazas quirúrgicas. Incluso los emblemáticos cascos de la Guardia Suiza o las chanclas surferas Wiivv se personalizan e imprimen ya en 3D.

Más allá de EEUU, si nos fijamos en Europa, Alemania aparece como el mercado más avanzado en impresión 3D. España, en el puesto 15º global, está en el grupo de países (junto a Italia, Rusia o República Checa) que vienen pisando fuerte en este terreno, aunque les quede aún mucho trabajo por hacer. En cualquier caso, en los próximos años veremos cómo se llevan a cabo, ante nuestros ojos, muchas cosas que nos parecían imposibles.

Daremos la bienvenida a la auténtica Industria 4.0 y a una economía más circular y más inteligente que, esperemos, nos ayude a cuidar nuestro planeta.

El impacto de la impresión 3D

Alex Moñino, Vice Presidente Global Impresión 3D y Fabricación Digital de HP, analizó de primera mano en el 5 Congreso Nacional de Directivos de APD el impacto de esta “nueva” tecnología en nuestro día a día.

Entrevista a Alex Moñino, Vice Presidente Global Impresión 3D y Fabricación Digital de HP

Entrevista a Alex Moñino, Vice Presidente Global Impresión 3D y Fabricación Digital de HP, en el marco del 5 Congreso Nacional de Directivos de APD

Helena Herrero
Presidenta y Consejera Delegada de HP para España y Portugal
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica