Delegaciones Contacto
Artículo

Prevención de Riesgos Laborales: todo lo que debes saber para convertirlo en un elemento diferenciador

Casi 25 años. Ese es el tiempo que lleva en vigor la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Esta norma, que impulsó el Gobierno socialista de Felipe González allá por el año 1995, se creó con el firme objetivo de combatir la siniestralidad en el trabajo y ofrecer un “cuerpo básico de garantías y responsabilidades para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores”. Sin embargo, son muchas las empresas que, medio lustro después, siguen desconociendo el reglamento o, lo que es peor, obviándolo pese a los graves inconvenientes legales que puede acarrear.

La Prevención de Riesgos Laborales, en cifras

Lo cierto es que España tiene un problema en materia de seguridad laboral cuyos datos dibujan una estampa más que preocupante. Según uno de los últimos informes de Eurostat (2015), nuestro país tiene uno de los mayores índices de siniestralidad en el trabajo de toda la Unión Europea.

Así, mientras que Holanda, Grecia, Finlandia, Alemania y Suecia son los países en los que menos accidentes mortales en el trabajo se producen, España ocupa el cuarto lugar en accidentes mortales y el quinto en accidentes graves. De hecho, sólo entre enero y junio de 2018 se registraron más de 650.000 accidentes laborales, según cifras del Ministerio de Trabajo.

Nuestro país tiene uno de los mayores índices de siniestralidad en el trabajo de toda la Unión Europea

“En los últimos años se han producido profundos cambios en el ámbito de la seguridad y la salud laboral“, afirman los expertos de Ibersys, compañía líder de nuestro país en prevención de riesgos en el trabajo con más de 35.000 clientes activos en todo el territorio nacional. “Los profesionales y empresas de todos los sectores se enfrentan a entornos competitivos cada día más exigentes, y hay que darles soluciones proactivas y eficaces a sus necesidades”, añaden.

La formación como aliado

Estas soluciones pasan principalmente por la formación de los propios trabajadores en distintos ámbitos: desde la propia seguridad en el trabajo hasta la higiene industrial, primeros auxilios, ergonomía o psicosociología aplicada, una rama de la psicología que intenta comprender los problemas sociales e pone en práctica “intervenciones capaces de mejorar el funcionamiento de personas, grupos u organizaciones”.

Las compañías de todos los ámbitos son cada vez más conscientes de lo que se juegan en materia de seguridad (desde multas astronómicas hasta penas de cárcel por incumplir la legislación). Por eso, las distintas confederaciones de empresarios que existen a lo largo y ancho de nuestro país, junto a la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, llevan años organizando actividades para difundir la cultura preventiva en España.

Las compañías son cada vez más conscientes de lo que se juegan en materia de seguridad: desde multas astronómicas hasta penas de cárcel por incumplir la legislación

Pero es que, además, la prevención es en sí misma un valor añadido para las propias compañías que no conviene menospreciar. “Cuando una empresa invierte en prevención, está apostando por una rentabilidad segura, no sólo en términos de productividad, sino también en términos de imagen, reputación y solvencia ante la sociedad”, decía hace unas semanas Luis Fernández-Palacios, secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) durante unas jornadas en Sevilla. “La prevención de riesgos laborales, más allá del carácter obligatorio que emana de la Ley, forma parte de la responsabilidad social de las empresas“.

Prevención de Riesgos Laborales

Un valor añadido

Por esta razón, los expertos de Ibersys señalan la importancia de conseguir “potenciar los principios y objetivos de los clientes, eliminando posibilidades de error en materia preventiva”.

Tal y como dice el refrán, el mejor remedio suele ser prevenir antes que curar. Así, acompañar a las compañías en el know-how, asegurar que las oportunidades de mejora se aprovechan de la manera más segura posible, aportar soluciones innovadoras en el bienestar de los empleados o colaborar en el incremento del beneficio de una compañía mediante la reducción de accidentes y la creación de entornos seguros son intangibles que, a día de hoy, ninguna empresa debería menospreciar.

La gestión de la prevención es un elemento diferenciador que debería estar integrado en el sistema de excelencia de toda compañía

De hecho, potenciar estas herramientas podría servir a muchas compañías no solo para reducir costes, sino también para impulsar su éxito. Así lo aseguran los especialistas de Ibersys: “La gestión de la prevención es un elemento diferenciador que debería estar integrado en el sistema de excelencia de toda compañía”.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica