Delegaciones Contacto
Artículo

¿Qué es el emprendimiento social? Ejemplos para entenderlo

Para hablar de emprendimiento social en España nos tenemos que remontar en el tiempo. Concretamente a mayo de 2012, cuando los cerca de 70 asistentes que se reunieron en el Hub Madrid vieron nacer la Asociación Española de Emprendimiento Social. Bajo las siglas Aeeso, la aparición de este nuevo organismo daba a entender la inminente necesidad de crear una corporación que sirviera de referencia a todas las empresas, proyectos y fundaciones con objetivos sociales que estaban surgiendo en nuestro país.

Ahora, seis años después de la celebración de esta jornada, el rastro de esta asociación se ha borrado de internet –su última actividad en Twitter fue en noviembre de 2012 y la web aeeso.org está inoperativa–, pero los emprendedores sociales a los que pretendía dar cobertura continúan siendo un importante actor económico dentro y fuera de nuestras fronteras.

aeeso on Twitter

RT @emprendedor_soc: Coloquemos el Emprendimiento Social en el centro de blogosfera en Español http://t.co/144kVrgM #rse #rse…

Si bien es cierto que no es posible seguir la huella de la Aeeso, desde hace 13 años en España existe una nueva plataforma enfocada al universo del emprendedor: Ashoka. Según su página web, esta fundación sin ánimo de lucro, independiente y aconfesional, que no depende de ningún órgano público o privado, “fue fundada en Estados Unidos en 1981 y en España en 2005” y, desde entonces, “se ha erigido como la organización de referencia en el campo del emprendimiento social”.

Jóvenes en busca del beneficio social, no económico

Antes de poner ejemplos concretos de emprendedores sociales, para comprender mejor su ocupación y actividad, definamos el concepto para evitar ambigüedades y entender su función de manera clara.

Junto a los emprendedores tradicionales –personas que crean un negocio con objetivo de lucro– convive la figura del emprendimiento social, también llamado innovación social. Al igual que en el primer caso, el término engloba la puesta en marcha de una empresa, salvo que en esta ocasión la meta principal no es la ganancia económica personal o colectiva sino la generación de un beneficio para el conjunto de la sociedad.

Conviene  establecer una frontera divisoria entre el emprendimiento social y una organización sin ánimo de lucro. Las organizaciones de este tipo no buscan beneficio alguno, algo que las distingue de los emprendedores sociales: estos últimos sí necesitan obtener ganancias para poder subsistir, pero el desarrollo de su actividad genera mejoras sociales en el entorno donde se ejecuta.

Dicho de otra manera, los emprendedores sociales irían un paso más allá del dinero. Son profesionales cuyos proyectos dan prioridad a valores éticos, sociales y/o medioambientales por encima de la ganancia económica personal.

Su meta principal no es la ganancia económica personal o colectiva sino la generación de un beneficio para el conjunto de la sociedad

Este tipo de actividades se están encontrando con que, en los últimos años, un buen número de jóvenes empresarios han apostado por ellas. Tanto es así que ayuntamientos repartidos por toda la geografía española han puesto sobre la mesa herramientas para dar a conocer más a fondo estas formas de negocio. Uno de los ejemplos más actuales se ubica en Salamanca, donde la Universidad de Salamanca ha colaborado con el Consistorio para organizar la segunda edición de la Semana de Emprendimiento Social y Cultural.

El objetivo de estas jornadas se centró en acercar la realidad emprendedora a los estudiantes y recién titulados, así como en dar mayor proyección a las diferentes líneas de trabajo que desde los ámbitos social y cultural se llevan a cabo en la Universidad de Salamanca.

En otras regiones de España también se está apostando por dar visibilidad al emprendimiento social. Por ejemplo, en Aragón, donde el impacto de estas innovadoras formas de negocio ha generado el nacimiento del  I Premio Aragonés de Emprendimiento Social, impulsado por el departamento de Economía, Industria y Empleo del Ejecutivo autonómico, a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF).

jornada-conquistar-clientes-a-traves-storytelling-ibiza-2017

El emprendimiento social, en marcha

Para profundizar en los modelos propuestos por el emprendimiento social, analizaremos cuatro ejemplos de jóvenes emprendedores que apostaron por aportar valor a la sociedad a la vez que generaban empleo –tanto a terceros como a nivel personal–.

1. Escuelab: el despertar científico a temprana edad

Cristina Balbás es la persona que está detrás de esta empresa galardonada con el Premio Emprende 2017 de Unicef. Escuelab nació en 2013 con el objetivo de despertar vocaciones científicas en los más pequeños y ayudarles a desarrollar las habilidades necesarias para llevarlas a cabo en el futuro en su edad adulta.

Tal y como explican desde la propia web del proyecto, al equipo multidisciplinar que fundó Escuelab les preocupaba “la falta generalizada de cultura y vocaciones científicas en España”, y por eso decidieron apostar por un modelo de negocio que colaborara a la democratización del “acceso a una educación científica práctica e interactiva” fomentando las vocaciones investigadoras entre los escolares españoles.

2. Nobleza obliga: solidaridad para financiar causas

Esta iniciativa de innovación social, que tiene su sede en Argentina, modifica el tradicional servicio de crowdfunding: transfiere la cantidad recaudada a la causa correspondiente aunque no se alcance el objetivo total. Es decir, si para la creación de una escuela en un país del tercer mundo se necesitan 5.000 euros y Nobleza Obliga solo consigue recaudar 4.000, ese montante se hace llegar a la causa aunque falten 1.000 euros para llegar a la cifra solicitada.

En la página web de Nobleza Obliga se pueden encontrar diferentes causas en activo e, incluso, crear una causa propia. Para ello solo hace falta seguir los pasos explicados en la plataforma, entre los que se incluye la presentación del proyecto, un vídeo, una fecha límite y una cuantía objetivo.

3. La Exclusiva: una idea contra la despoblación

Victoria Tortosa y Hugo Núñez pensaron que, en una provincia con municipios tan despoblados como lo es Soria, su idea podía ayudar a mucha gente. Y así fue como en 2013 fundaron La Exclusiva, “un emprendimiento social que busca reducir la despoblación en la provincia de Soria cubriendo las necesidades básicas de sus habitantes sin ningún coste añadido a través de un sistema de logística social”.

La Exclusiva está pensada “para las personas que residen en pequeños pueblos de la provincia de Soria, que tienen dificultades a la hora de conseguir ciertos productos” –como, por ejemplo, puede ser la población de tercera edad–. El sistema es muy sencillo y, según se explica en la web de Tortosa y Núñez, los clientes solo deben realizar su pedido –alimentos, medicamentos, etc.–:

  • Depositando su lista de la compra en los buzones colocados en las diferentes localidades asociadas.
  • A través de vía telefónica en el 605 444 320.
  • A través del email de contacto info@laexclusiva.org

Después, “La Exclusiva recogerá dicho pedido, realizará su compra a un proveedor en Soria y finalmente lo repartirá a domicilio sin coste añadido”, informan.

4. L’Olivera: vino y aceite con fin social

Hasta 17 variedades de vino y cinco de aceite salen de las fábricas de L’Olivera, una cooperativa situada en Vallbona de les Monges (Lleida) que nació en 1974. Desde hace 44 años, esta empresa promueve el empleo de personas con discapacidad psíquica y en riesgo de exclusión. “Estamos convencidos de que el trabajo es una experiencia vital y emocional”, afirman desde L’Olivera.

Además, desde el año 2000, en L’Olivera cuentan con un servicio de terapia ocupacional orientado a potenciar las habilidades personales y laborales. También tienen una hogar-residencia “en régimen permanente abierto todo el año con capacidad para 17 personas”, un edificio de 2004 donde trabajan 7 personas.

Redacción
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica