Delegaciones Contacto
Artículo

¿Qué es la retribución flexible?: Ventajas y desventajas para tu empresa

Aún hay muchas personas que no saben qué es la retribución flexible, y eso que se ha convertido en una solución cada vez más utilizada por parte de las empresas. En una situación como la actual, en la que aumentar el sueldo económico de los empleados parece una utopía, los departamentos de recursos humanos deben buscar otras fórmulas para atraer y retener el talento. A continuación, se explica este concepto, sus ventajas e inconvenientes además de las diferencias con otro tipo de retribuciones que proponen las organizaciones más allá del sueldo pactado en el contrato.

¿Qué es la retribución flexible?

Básicamente, el sistema de retribución flexible permite ofrecer a los empleados un servicio o derecho a menor coste del precio de mercado. Se diferencia del salario en especie en que cada trabajador puede decidir qué servicios de los ofertados le interesan más y qué parte de su salario quiere destinar a cada uno de ellos.

Esto es realmente beneficioso para ambas partes. Por un lado, la empresa no debe invertir más dinero en aumentar los salarios, mientras que los trabajadores logran recibir unos servicios a más bajo coste, teniendo en cuenta, además, que pueden tener una exención fiscal del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de hasta el 30 % del salario bruto anual.

Algunos de los ejemplos más habituales de retribución flexible que las empresas ofrecen son:

  1. Seguro de salud privado por empleados, así como para sus familiares más cercanos.
  2. Cuotas de gimnasio, una política que va encaminada también a fomentar la vida saludable entre los trabajadores de las empresas.
  3. Ticket de restaurante y comedores subvencionados, lo que además simplifica la gestión de las dietas.
  4. Los cheques guardería o escuela infantil, que además evitan el absentismo entre los empleados con hijos, ya que encuentran un apoyo cuando lo necesitan.
  5. Ticket de transporte, que además motiva y conciencia para el uso del transporte público.

Formación y cursos o planes de pensiones son otros de los servicios de retribución flexible que ofrecen las empresas.

Ventajas de la retribución flexible

Son muchas las empresas que apuestan por este modelo para aumentar las opciones de que sus empleados se queden y los mejores quieran trabajar allí. Entre las ventajas más visibles se pueden citar:

1. Aumenta la retribución neta de los empleados sin aumentar los costes salariales

Es decir, los trabajadores ganan más dinero por su trabajo, pero la empresa no debe invertir más en salarios. Esa subida se debe a que los servicios que se ofertan son más baratos que si lo hiciera cada persona por sí misma. Además, los empleados, como ya se ha explicado, podrían optar a una exención fiscal en el IRPF anual.

2. Aumenta motivación de los trabajadores y su productividad

Como se sienten valorados por la empresa, que el ente se preocupa por ellos y por su bienestar.

3. Supone un ahorro para los empleados

Pagan menos por servicios que de otra forma deberían abonar directamente de su bolsillo sin poder negociarlos o recibir mejoras fiscales.

4. Ayuda a la conciliación familiar

Los trabajadores pueden llevar a sus hijos a la guardería con mejores condiciones económicas.

5. Plan de retribución flexible y voluntario

No todos los empleados tienen por qué destinar parte de su sueldo a esos servicios, es completamente voluntario.

Desventajas de la retribución flexible

A pesar de sus grandes beneficios, la retribución flexible también tiene sus detractores puesto que:

Debe haber un plan de comunicación adecuado y efectivo

Todos los trabajadores han de conocer cuáles son las opciones de servicios que les ofrece la empresa, cuál será el ahorro que obtendrán de cada uno de ellos y cómo repercutirá todo ello en su nómina. Son muchas las compañías, sobre todo las más grandes, en las que aquellos que no están en puestos de dirección o de responsabilidad no suelen aprovechar las ventajas de la retribución flexible, sobre todo por desconocimiento.

Debe hacerse un plan en la política de compensación y beneficios de la compañía

Los programas de retribución flexible han de enmarcarse dentro de la filosofía de la empresa y teniendo en cuenta las demandas de los empleados. De nada sirve ofrecer servicios a los trabajadores si no se van a aprovechar.

Deben de evitarse las comparaciones de los que la disfrutan y los que no

Es decir, el que un trabajador opte o no a los beneficios que ofrece la empresa no debe suponer un agravio comparativo con sus compañeros, ya que esto daría lugar a un empeoramiento del clima laboral y, por tanto, a una bajada de la productividad. Incluso, se podría crear el efecto contrario al que se está persiguiendo, que el trabajador abandone la empresa.

En conclusión, la retribución flexible tiene ventajas y desventajas, tanto para la empresa como para los trabajadores. No obstante, es una buena opción para obtener un mejor salario en esta época de presión que permite mejorar el clima laboral en las organizaciones.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica