Delegaciones Contacto
Artículo

7 estrategias de marketing verde para fomentar la sostenibilidad en tu empresa

Las estrategias de marketing verde se han convertido en una pieza angular en muchas empresas de la actualidad. La concienciación medioambiental cada día está más presente en la sociedad y en los consumidores. Esto ha llevado a muchas empresas a asumir un compromiso ético y responsable con el medioambiente.

Ahora buscan productos que no generen tanta contaminación y potencian las acciones ecológicas. Uno de los datos más preocupantes a nivel global es el que ofrece la WWF, dice que, si se mantiene el ritmo exponencial de consumo y gasto, en el año 2050 van a ser necesarios dos planetas Tierra para satisfacer todas las demandas.

El marketing verde para ser más sostenibles

Supone poner el acento, tanto a nivel de comunicación como a nivel logístico o empresarial, en realizar acciones más sostenibles, menos contaminantes y tratar, en general, de promoverlas en el seno de la empresa siempre que sea posible.

El objetivo es reducir las emisiones y poner esto de relieve como un factor positivo y un valor propio con el que se identifique a la empresa.

7 estrategias de marketing verde (y un consejo)

Este nuevo modelo de comunicación y de trabajo se puede implementar de múltiples maneras. No todas las empresas tienen que hacer los mismos cambios o ajustes, ya que no todas tienen los mismos productos o servicios a la venta. En cualquier caso, las siguientes serían las principales vías de trabajo.

1. Comunica tus acciones

Cuando una marca decide iniciar un proceso de renovación y apostar por el marketing verde, lo primero de todo lo que ha de hacer es explicárselo a sus clientes. Esto tiene varios motivos. Por un lado, es una forma de poner en valor la acción que se empieza a realizar. Pero, desde otra óptica, es también una manera de explicar los posibles cambios que pueda haber (dentro de los productos, del packaging, la identidad visual de la marca o cualquier otro elemento).

Como ante cualquier otra estrategia de comunicación, en el marketing verde lo prioritario siempre es comunicar adecuadamente lo que se está haciendo y por qué.

2. Promueve un consumo responsable

No todos los usuarios o consumidores tienen asumido e interiorizado el mismo compromiso con el planeta. Si una marca inicia un proceso de renovación y de respeto por el medioambiente, va a ser necesario que estimule, también, ese interés o ese valor en sus clientes. Es decir, hay que emitir comunicaciones que animen a la concienciación y que ayuden a que las personas también participen en este proceso. Que se informen, que valoren y que opten por productos ecológicos y sostenibles.

3. Consigue y muestra certificaciones y etiquetas

Otra vía fundamental de trabajo va de la mano de los certificados. Organismos internacionales y competentes tienen que avalar las medidas que toma la empresa para mantenerse sostenible y ecológica. Hay que observar atentamente los reglamentos y empezar a aplicarlos en el proceso de trabajo para conseguir esas etiquetas para los productos o servicios. Por mucho lavado de imagen que haga una marca, sin este tipo de elementos, su estrategia de marketing verde no servirá de nada.

4. Participa en eventos y causas a favor del medioambiente

Una forma de visibilizar el compromiso es a través de acciones concretas que no solo impliquen a la propia firma. Existen muchas causas distintas en las que una marca se puede asociar (deforestación, limpieza de océanos, etc.). Lo más adecuado es elegir aquella que mayor relación tenga con el sector en el que se esté moviendo. Los eventos o actos más masivos siempre son buenos espacios en los que hacer hincapié en el compromiso asumido.

5. Difunde tus valores dentro de la empresa

Esta acción se puede denominar como de marketing interno. Una marca, antes de adoptar una actitud verde y sostenible, tiene que hacer a sus empleados partícipes de este movimiento. Y, de la misma manera, ha de hacer que el entorno de trabajo sea menos contaminante.

Esto implica incentivar acciones sostenibles desde dentro de la propia empresa. Puede lograrlo, por ejemplo, implementando un buen sistema de reciclaje o con políticas de ahorro de energía.

6. Alíate con otras empresas de marketing verde

Aunque el marketing verde es algo que no deja de experimentar un aumento, también tiene un punto de novedad y extrañeza. En este sentido, buscar alianzas con otras empresas con intenciones verdes es una forma de acostumbrar al público a este tipo de dinámicas, y a que las identifique como buenas y necesarias dentro del mundo empresarial.

7. Utiliza packaging sostenible

Finalmente, se vuelve necesario remodelar o repensar los productos y servicios que ofrezca la empresa para darles un giro acorde con los nuevos valores. En el caso del packaging, lo conveniente es buscar uno que sea menos contaminante y más sostenible.

CONSEJO: Evita el greenwashing

Ante la disyuntiva, una opción muy socorrida para muchos ha sido el greenwashing. Es decir, un lavado de cara hacia un sistema de producción y trabajo más verde que en realidad no era más sostenible ni ecológico que el anterior.

El greenwashing es una mala práctica que lo único que hace es generar una crisis de reputación en la marca que lo practica. Generalmente, son pequeños trucos de comunicación (más presencia de colores como verde o azul, otro tipo de mensajes…) que no tienen acciones detrás que los respalden. Por lo tanto, se quedan en nada y hacen menguar la confianza de los consumidores. Y es que este, como cualquier otro engaño, termina siempre por desvelarse.

Entonces, ¿por qué estrategia de marketing verde debes apostar?

Las estrategias de marketing verde son una ayuda excelente para un cambio profundo en las empresas, no hay que decantarse solo por una estrategía, si no que se pueden y deben combinar. Ayudan, además, a que los valores sean mucho más sólidos, modernos y que los consumidores puedan identificarse con la marca. Los cambios necesarios son muchos y transversales a todo el modelo de trabajo, acción y comunicación de la empresa.

En cualquier caso, siempre que se hagan de una forma honesta y sin caer en malas prácticas como el greenwash, se puede conseguir una mejora muy significativa en la imagen de marca. Además, se atraerá a un público cada vez más amplio de consumidores interesados en productos mucho más sostenibles.

Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica