Delegaciones Contacto
Artículo

Tipos de inversores: ¿Cómo elegir el mejor para las necesidades de tu empresa?

Los tipos de inversores dependen del contexto empresarial y de la crisis económica, dos de los principales motivos que han empujado a muchos a emprender y crear nuevas empresas o startup.

En los últimos años, sin ir más lejos, el número en fase de crecimiento ha crecido hasta en un 23%, lo que supone una gran noticia de cara a la creación de empleo.

No obstante, uno de los principales obstáculos siempre ha sido el de la financiación. Por ello, muchos proyectos necesitan inversión para poder llevar a cabo la idea de negocio que se ha estudiado y preparado previamente.

Tipos de inversores en función de su aversión al riesgo

En función del riesgo que los inversores estén dispuestos a asumir, se pueden clasificar en diferentes tipos, desde los más conservadores a los más agresivos.

Inversores con perfil conservador

Son aquellos inversores que quieren arriesgar el mínimo posible del capital. Generalmente, este tipo de inversor se centra en productos que pueden dar una renta fija, o en acciones de multinacionales líderes en su sector en mercados que no sean demasiado volátiles.

Además, el tipo de operación suele ser de altas cantidades de dinero con un crecimiento sostenido a largo plazo.

Inversores con perfil moderado

Este tipo de inversor asume algo más de riesgo que el conservador, pero siempre intenta conseguir un valor de rentabilidad sostenido al riesgo que está asumiendo. Por regla general, se suele dividir el capital invertido en operaciones de rentabilidad fija y otras de rentabilidad variable en un 50 por ciento.

Inversores con perfil agresivo

En esta parte se puede encontrar a los inversores que cuentan con un mayor grado de experiencia en el sector y que invierten hasta en un 80 por ciento de su capital en renta variable, especialmente en startups que están empezando y cuyo nivel de rentabilidad es muy elevado al mismo tiempo que el riesgo.

La especulación suele ser la principal arma de este grupo que buscan rentabilizar la inversión por encima del 30 por ciento, incluso con el riesgo de perder todo el dinero.

Tipos de inversores en función del sujeto de la inversión

tipos de inversoresEl destinatario de la inversión también dependerá el tipo de profesional, que puede dividirse principalmente entre inversor institucional o particular.

Inversores institucionales

Se trata de empresas privadas o grupos de crédito manejados por profesionales que suelen reunir una alta cantidad de capital. El objetivo es diversificar sus recursos para formar una cartera de negocio moderada, consiguiendo una rentabilidad media a un riesgo moderado.

Inversores particulares

En cambio, este tipo de inversor podría ser conocido como un autónomo, es decir, una persona de tipo física o jurídica que va creando su propia cartera de negocio a partir de realizar pequeñas inversiones de capital. En este caso, analizar el tipo de trabajo realizado resulta más complejo ya que en realidad cada uno se establece sus propios patrones de rentabilidad, riesgo y plazos.

 

Tipos de inversores en función del objetivo de la inversión

Los objetivos e intereses detrás de una inversión pueden ser muy diversos. Por esta razón, existen diferentes tipos de inversor que pueden dar mayor importancia a la estrategia y otros, en cambio, que se centren más en la financiación.

Inversor estratégico

Se trata de un profesional que está cercano al mercado en el que lleva a cabo la inversión y que cuenta con amplios conocimientos sobre el sector. Generalmente, trabaja en una empresa que se encuentra en alguna parte del mercado como puede ser la competencia, proveedores, clientes o en algún tipo de compañía cuyo objetivo es entrar a competir en dicho mercado.

Las inversiones suelen caracterizarse por un amplio período de tiempo con la principal meta de agregar algún tipo de valor al negocio en el que trabajan.

Inversor financiero

En este caso, el sector no tiene tanta importancia como sí lo puede tener en el anterior apartado. El principal objetivo de este tipo de inversor es generar un retorno positivo. Por ello, puede frecuentar muchos mercados diferentes donde se establezca que existe un crecimiento fuerte y sostenido con la posibilidad de elaborar una estrategia que permita abandonar el mercado con ganancias a medio plazo.

Tipos de inversores en función de la forma de operar

Pese a que el objetivo de un inversor siempre es el de conseguir una rentabilidad al capital inicial, existen diferentes estrategias que se pueden seguir para cumplir dicha meta.

Family & friends

Son quizás el perfil menos profesional, pero que guarda una estrecha relación de parentesco con el fundador de la empresa en la mayoría de ocasiones. En estos casos, se suele prestar una cantidad pequeña de dinero a corto plazo para ayudar a la compañía a lanzarse en los primeros momentos de la fase de crecimiento.

Business angels

Los business angels son uno de los perfiles más conocidos en el mundo de la inversión. Son personas con una amplia visión de negocio y que invierten su propio capital en empresas de corto recorrido. En la mayoría de ocasiones son startups que acaban de llegar al mercado.

El profesional, además de realizar una inversión moderada, también suele involucrarse de otra forma en el día a día de la empresa con contactos y otro tipo de recursos.

Family office

Este inversor está totalmente especializado en proyectos familiares que cuentan con un patrimonio que quieren incrementar a largo plazo. En la mayoría de los casos, la cuantía suele ser elevada, ya que se incluyen, además de capital líquido, activos en forma de negocios o patrimonio inmobiliario.

Capital riesgo

En este caso, se entra en el accionariado de una empresa que tiene un alto potencial de crecimiento con el objetivo de vender las participaciones para obtener una plusvalía de la inversión realizada.

En este caso, se puede distinguir el «private equity» que invierte en todo tipo de empresas privadas con altas cantidades de dinero con un riesgo elevado. En cambio, las «venture capital» están especializadas en compañías de tipo tecnológico y startup con inversiones menores con una adquisición de entre el 20 y el 30 por ciento de la compañía.

Por ello, es importante elegir alguno de los tipos de inversor que más adecuado sea a las necesidades que se persiguen. En un mercado tan amplio como el de la inversión existen muchas posibilidades abiertas.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica