Delegaciones Contacto
Artículo

¿Cómo serán los profesionales del futuro en 2030?

Los profesionales del futuro en 2030 estarán capacitados para empleos que aún no se han inventado. Esta afirmación ha pasado de ser un relato de ficción a convertirse en una realidad no muy lejana. El Foro Económico Mundial advierte en la última edición de su informe que el 35% de las habilidades demandadas para empleos de cualquier sector se habrán transformado.

La reinvención permanente de los puestos de trabajo, debida al incesante desarrollo de la tecnología, requerirá habilidades que aún no podemos concebir. La familiarización con las técnicas de análisis de Big Data o la capacidad de resolver problemas complejos se convertirán en algunas de las características ideales para el trabajador que viene. Por esta razón la formación en disciplinas relacionadas con este tipo de habilidades puede significar la apertura de muchos caminos profesionales que aún están por llegar.

Carreras CTIM

Conocidas en inglés bajo el acrónimo STEM (science, technology, engineering y mathematics), son aquellas carreras universitarias que están enfocadas al conjunto formado por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM en castellano). Al englobar cuatro disciplinas bajo un mismo acrónimo, se integra un conocimiento que aparece dividido en áreas compartimentadas.

Los trabajos más rutinarios, los que hasta ahora se habían conocido como trabajos de cuello blanco, desaparecerán paulatinamente

El enfoque que se aplica incluye a las cuatro disciplinas que forman así un método educativo que intensifica el uso del material tecnológico en el aula y promueve el trabajo en equipo. Este método tiene su reflejo en el desarrollo de carreras universitarias relacionadas con la materia, que cada vez más son demandadas por el mercado laboral.

Nuevos empleos

La digitalización económica requiere de profesionales especializados en las nuevas tecnologías. La demanda aumenta progresivamente y la oferta escasea ,por lo que la formación en estas áreas parece idónea para el trabajador del futuro. La empresa de trabajo temporal Randstad desvela en un informe como, por ejemplo, el aumento en la demanda de ingenieros industriales ha recategorizado al sector como profesionales de paro cero.

Formarse para trabajar como analista de datos será la mejor opción para encontrar un buen puesto de trabajo en 2022. También se requerirán especialistas en inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas, managers generales y operativos, especialistas en Big Data, transformación digital, nuevas tecnologías y desarrollo organizacional. Muchos de ellos son empleos que todavía están naciendo, pero que experimentan una intensa y veloz transformación.

El impacto que va a tener la modificación del rol de los trabajos especializados en las nuevas tecnologías quedará materializado en la demanda de trabajadores altamente cualificados. En consecuencia, el puesto de trabajo será de alta calidad. Los trabajos más rutinarios, los que hasta ahora se habían conocido como trabajos de cuello blanco, desaparecerán paulatinamente.

Habilidades del futuro

Habilidades en auge

Para poder ostentar un cargo de responsabilidad relacionado con esta nueva tipología laboral las empresas demandarán aptitudes que hasta ahora no tenían demasiada relevancia. Las habilidades relacionadas con la tecnología estarán en auge y su prestigio permitirá acceder a puestos de trabajo de más calidad. El otro gran requerimiento será tener habilidades humanas claras, como la empatía o la capacidad para trabajar en equipo.

En la última edición del informe del Foro Económico Mundial se exponen las diez habilidades más demandas para 2022:

  1. Pensamiento analítico e innovación.
  2. Aprendizaje activo y estrategias de aprendizaje.
  3. Creatividad.
  4. Diseño tecnológico y programación.
  5. Pensamiento crítico y análisis.
  6. Resolución de problemas complejos.
  7. Liderazgo e influencia social.
  8. Inteligencia emocional.
  9. Razonamiento.
  10. Análisis de sistema y evaluación.

Todas las habilidades enumeradas tratan de realizar una síntesis entre conocimientos tecnológicos y conocimientos humanos. El objetivo es potenciar las habilidades tecnológicas con una fuerte influencia de la reflexión y la autocrítica para asentar las bases de una ética relacionada con este desarrollo. Es precisamente esta transformación el gran reto que afrontan las sociedades avanzadas; llegar a consenso en relación con la ética que sustente esta irremediable transformación.

Habilidades en declive

 profesionales del futuro 2030 2

Por otra parte, la destreza manual, las habilidades memorísticas, el manejo de recursos materiales y financieros, la instalación y el mantenimiento tecnológicos, la lectura, el manejo de personal, el control de calidad y la conciencia acerca de la seguridad, la coordinación y la gestión del tiempo, las habilidades visuales y el uso tecnológico serán habilidades que descenderán. Aunque algunas de ellas estén relacionadas con las nuevas tecnologías, la automatización de los procesos relegará a un segundo plano ciertas tareas que hoy se realizan manualmente.

Cabe mencionar que América Latina ya está insertándose en esta transformación digital. En el futuro las empresas demandarán lo que se conoce como knowledge workers, esta tipología profesional se aleja de la más habitual consideración del trabajo en Latinoamérica, referido sobre todo al modelo de las commodities; producción de objetos básicos y mercancías.

América Latina da sus primeros pasos

La interconexión de los mercados y el advenimiento de la cuarta revolución industrial sitúan a América Latina como foco para la transformación del modelo productivo. Acostumbrada a exportar productos y mercancías básicas, las infraestructuras latinoamericanas ya se encuentran lo suficientemente desarrolladas como para hacer frente a este desafío. Así mismo, la apuesta por un desarrollo educativo centrado en las habilidades digitales se presenta como fuente de oportunidades para los profesionales del futuro.

Adaptación

La formación en este tipo de habilidades es un área de conocimiento que está comenzando a dar sus primeros pasos. En unos años seremos espectadores del avance continuado de los trabajadores del conocimiento y del declive de los trabajos más manuales que terminarán por convertirse en procesos automatizados que se realizan con una mayor eficiencia.

El otro gran requerimiento será tener habilidades humanas claras, como la empatía o la capacidad para trabajar en equipo

Ser flexibles para adaptarnos al entorno será clave para triunfar en el mercado laboral. La disponibilidad para conocer nuevos saberes y la capacidad de entroncar estos conocimientos con la experiencia que ya tenemos es una magnífica herramienta para mostrarnos mejor ante los demás. Así mismo, la toma de decisiones y la capacidad de autocrítica se erigen como valores humanos fundamentales para el trabajador del futuro.

Se ha tratado de ofrecer un breve resumen sobre la importancia de las carreras CTIM a través de la exposición de los que serán, seguramente, los trabajos más demandados en el futuro. Conocer la realidad de este futuro solo es cuestión de tiempo.

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Te puede interesar
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica